Número: 34.     4ª época.     Año XVII     ISSN: 1989-6289

34 > Equipo > Barcos > d20 - Bote salvavidas (Eri). Por: Equipo DeS

 

BOTE SALVAVIDAS

Cualquier partida en Eriloe donde haya aeronautas y viajes con acción por el Vacío sin duda surgirá una pregunta: ¿en esta nave hay algún tipo de bote salvavidas? Esperemos que esa duda surja antes de que los personajes se den cuenta que no pueden ir a ningún lado sin su chaleco de tillium y que el famoso "¡Hombre al agua!" no tiene ninguna utilidad cuando uno se cae por la borda en dirección al Vacío.

En un combate entre naves, sobretodo si una está dañada o es abordada por el enemigo y los personajes no se quieren quedar a ver que pasa o como les tratan los invasores es más que probable que recurran al socorrido bote salvavidas. Los botes salvavidas suelen tener forma ovalada y bastante ancha, aunque su tamaño dependerá de la nave a la que pertenezca y el número de botes que haya, aunque es lógico tener suficientes plazas en los botes para la tripulación, no siempre es así, ya que muchos capitanes y armadores prefieren sacrificar la seguridad de parte de la tripulación (que total va a morir en el enfrentamiento previo o tiene que quedarse a hundirse con la nave) para poder llevar más carga o ganar algunos nudos de velocidad.

Aunque los tamaños varían los habituales suelen ser para 4, 8 y 16 tripulantes los hay más pequeños pero suelen ser de paseo (2 tripulantes) y los mayores (más de 20) ya casi tienen entidad de pequeñas naves y suelen disponer de vela. El peso dependerá del tamaño, se podría calcular unas 100 libras por tripulante o incluso 200 dependiendo del diseño, lo mejor es redondear el resultado al alza (por ejemplo, para 8 tripulantes unas 1.000 libras). Habrá la mitad de remos que de tripulantes, aunque podría haber más y es recomendable para poder repartir el esfuerzo y aumentar la movilidad.

El movimiento del bote es sencillo ya que depende enteramente de los remeros, aunque en algunos casos (hundimientos por accidentes) con que el bote se quede estacionario a la espera de rescate será suficiente, e incluso más recomendable. Cualquier personaje con Fuerza 14 o superior puede mantener un buen ritmo durante hasta tres veces su modificador de Constitución, incluso podría llevar todo el empuje en un bote de 4 tripulantes o menos. Una vez superado ese tiempo deberá hacer tiradas para determinar el agotamiento físico con el modificador de constitución contra dificultad 15 aumentando en 5 por cada 3 horas, si falla deberá descansar totalmente durante tantas horas como la diferencia entre las que lleve y su modificador de Constitución además de perder 2d8 en daño no-letal que representa la fatiga extrema a la que ha sometido el cuerpo. Por ello, lo ideal es que varios personajes vayan turnándose en la labor de propulsar el bote.

Aunque no suele ser el tipo de objeto que comprarán los personas se puede calcular su precio dependiendo de la calidad, estará entre 50 monedas de oro por tripulante en los modelos más sencillos y básicos a las casi 100 en los modelos más ornamentados y de acabado más fino.

El bote puede dar un modificador de cobertura como cualquier elemento de madera y puede proporcionar una armadura de +3 si un ataque pretende atravesar el bote para golpear el objetivo. Podría mejorarse con hechizos (por ejemplo, madera férrea), aunque si no quiere dar muchas explicaciones, el conjurador debería evitar que le vieran realizando sus artes prohibidas.