Número: 166.     4ª época.     Año XV     ISSN: 1989-6289

166 > Sucesos > Runas > 07/08: Runas del sabio (Pan). Por: Sabio del Desierto

 

Un año de la segunda palma de la primera columna de la estela del gato de agua

Runas del sabio

Como saben los cuervos de Taga...

Incendio en las Grandes Praderas

Un enorme incendio ha recorrido las grandes praderas calcinando todo a su paso. Han muerto algunos animales y algunos grakines están afectados, pero sus habitantes pudieron escapar. El fuego avanzaba en un amplio frente imposible de recorrer en un día de un extremo a otro, pero, dada la escasa vegetación por la época del año, con poco ancho que ha permitido a la gente ponerse a salvo sin mucho esfuerzo. La tierra parece tocada por el Wukran con todo negro y gris de las cenizas, pero los árboles más grandes han sobrevividos sin apenas daño. Las próximas lluvias, dicen los chamanes, todo volverá a crecer como antes. No es el primer fuego en las praderas, pero si uno de los más grandes que se recuerda.


Ursus cae enfermo

El grakin de Aguaclara amanece con la noticia de que su líder está enfermo. El chamán ha restringido el acceso a su cabaña, pero los rumores se extienden por el gran asentamiento. Son muchos los que empiezan a creer que ha llegado el momento de ocupar el lugar de Ursus o que ha llegado el momento de aprovecharse de la debilidad forzando los negocios o distrayendo las mercaderías. Se oyen piedras contra piedras, maderas contra maderas y carne contra carne en las noches de Aguaclara y, mientras tanto, Ursus no da señales. Algunos piensan que puede haber muerto. ¿Qué será de Aguaclara si esto es cierto?


Dwaldur derriban a un gigante gris

Hacía muchos ciclos que un gigante gris de descomunal tamaño no aparecía en la tierra de los dwaldur. Dicen los chamanes que los gigantes grises son fruto del emponzoñamiento del Wukran de un gigante de hielo que convierte su piel en piedra y sus pensamientos en sangre. Varias tribus del norte tuvieron que unirse para acabar con tan enloquecida criatura, pero, al final, cayó bajo el peso de las armas de hierro. Dice la leyenda que el hierro llegó a los dwaldur para que pudieran acabar con los gigantes grises. Esta vez ha sido así.


Tamora comercia con Druma

Los habitantes de Tamora han perdido, por fin, el miedo al punto rojo y han permitido que las caravanas de procedentes de Druma se detengan en su grakin. Así mismo ha permitido que los parientes se visiten y ha invitado a Luz de Druma a visitarles cuando desee. El grakin Druma está creciendo en tamaño, según los visitantes, y está planteándose la elección de un líder del grakin, puesto que previamente ha sido rechazado por Luz de Druma: mi destino no es quedarme, ha dicho.


Todas las noticias comentadas por el Sabio del Desierto han sido grabadas en la estela y son para el juego Pangea. Los Guardianes de la Roca recorren los caminos y los grakines de esta tierra primigenia y le notifican los acontecimientos al viejo tallador. Todas ellas son fruto de las partidas realizadas por los jugadores de Pangea o por el equipo creativo de la propia editorial. El viejo chamán las cuenta en las noches en torno al hogar con la intención de dar puntos de apoyo a la continuación o al desarrollo de las partidas. Si quieres comunicarnos alguna noticia sucedida en tu mesa de juego, envíanos un mail.