Comandos
 Ayudas
    Afición (50)
    Ambientación (162)
    Reglas (70)
    Equipo (163)
    Sucesos (174)
    Aventuras (107)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


sábado, 24 de agosto de 2019


 

Sturmgewehr StG 44 / MP-43 / MP-44 Schmeisser

El cine, la televisión o los videojuegos en ocasiones crean imágenes distorsionadas de lo acontecido en la Segunda Guerra Mundial, exagerando, minimizando o incluso, inventando hechos en favor de la narrativa. Hoy precisamente vamos a hablar de un arma que se ha convertido en un tanto icónica, aunque en realidad su presencia se puede considerar como anecdótica, el Sturmgewehr 44.

MP43-1

Un soldado aleman durante las pruebas de campo de la versión MP 43/1

El Sturmgewehr 44 (abreviado Stg.44)? es considerado como el primer rifle de asalto efectivo y desplegado, hasta el punto de que el término "rifle de asalto es la traducción del término alemán Sturmgewehr, nombre que se le dio con fines propagandísticos.

La primera guerra mundial aportó numerosas experiencias, tanto a la hora de diseñar nuevos equipamientos, cómo para evaluar el existente o las tácticas. La filosofía tradicional acerca de la infantería era que emplease fusiles de calibres grandes, de largos cañones, para alcanzar objetivos lejanos. La práctica demostró en cambio que muy pocos enfrentamientos ocurrían a más de 300 metros, y que la mayoría eran a 200 metros o menos. Además se constató la importancia del volumen de fuego, con armas como el SMLE, que incorporaba un modo de fuego rápido.

Así, en la primavera de 1918, el Capitán Piderit, miembro de la Gewehrprüfungskommission (Comisión de pruebas de armas cortas) del ejército alemán remitió un informe que abogaba por la adaptación de un cartucho más ligero y un arma acorde. Este informe no llegó a ningún lado, ya que el ejército consideró que no era el momento para adoptar nuevas municiones.

Habría que esperar a 1923 para que el ejército alemán evaluase la necesidad de reemplazar los venerables Gewehr 98. Los requerimientos especificaban que debía ser un arma más pequeña y ligera que el Mauser, tener unas prestaciones similares hasta los 400 metros, y un cargador para 20 o 30 proyectiles. A lo largo de la década de 1920, diversas firmas comenzaron a trabajar en municiones adecuadas, no trabajando en diseños de armas de infantería hasta los años 30.

Los primeros diseños eran de cartuchos de 7 mm y 7.75 mm, pero el Heereswaffenamt, abreviado como HWaA (Departamento de Armamento del Ejército), decidió que debía conservarse el calibre de 7.92 mm como medida de ahorro, para no tener que adquirir nueva maquinaria para la producción de cartuchos y cañones.

Así, la compañía Polte Werke presentó en 1938 su cartucho Polte 8×33mm Kurzpatrone (cartucho corto), con unas dimensiones 7.92 x 33, considerablemente más corto y potente que el cartucho estándar de rifle 7.92 x 57mm (el 8mm Mauser). Al año siguiente el HwaA emitió las especificaciones para el desarrollo de una "Maschinenkarabiner" (abreviado como Mkb), o carabina automática que emplease el cartucho Kurz. Este diseño debía reemplazar a los subfusiles y rifles de cerrojo en servicio, además de asumir en ocasiones el papel de las ametralladoras ligeras para la tropas de asalto.

El contrato se adjudicó a la compañía C. G. Haenel Waffen und Fahrradfabrik, poniendo al mando de su equipo de diseño al famoso ingeniero Hugo Schmeisser. El primer prototipo estuvo terminado en 1942, con la designación de Mkb.42 (H), por Maschinenkarabiner, 1942. Tras unas extensivas pruebas de campo en noviembre del 42, el HWaA solicitó diversas mejoras, incluyendo cambiar el sistema de cerrojo abierto a uno de cerrojo cerrado para mejorar la precisión.

Schmeisser rediseñó el arma para cumplir con los nuevos requisitos, y envió la versión mejorada al HwaA en 1943. No obstante, el programa se vio interrumpido por la decisión de Hitler de suspender todos los desarrollos y producción de armas ligeras que no existieran previamente, y la Maschinenkarabiner no estaba en la lista de proyectos autorizados. Para mantener vivo el programa, los ingenieros se limitaron a renombrar la MKb como MP, por Machinen-pistole (subfusil), tipo de armas que si estaba en la lista de "aprobados". Con la designación de MP-43 se realizó una producción limitada, y se envió al frente para más pruebas de campo. Eventualmente, Hitler descubrió el engaño y ordenó la detención de los trabajos, aunque permitiría reanudarlos en marzo de 1943 únicamente con propósitos de evaluación. A lo largo de año, se mejoraron varios aspectos menores que llevaron a las versiones MP-43/1 y MP-43/2, y finalmente en septiembre Hitler autorizó que comenzase la producción en serie,

Los primeros MP 43 fueron distribuidos a las Waffen-SS; en octubre algunas unidades fueron entregadas a la 93ª división de infantería de la Wehrmacht, destinada en el frente del este. La producción y distribución entre diversas unidades siguió hasta abril de 1944, cuando el arma recibió nuevas mejoras menores y renombrada MP-44.

Es en este momento cuando surge la historia (no confirmada), sobre el bautizo del MP 44 como Sturmgewehr (literalmente, rifle de asalto). Supuestamente, en julio de 1944, tras una reunión con varios mandos del ejército del frente del este en la que solicitaron más unidades del nuevo rifle, Hitler recibiría una demostración del MP 44 (arma de la que supuestamente no tenía conocimiento alguno) y acabaría tan impresionado por sus prestaciones, que ordenaría renombrarlo como Sturmgewehr por motivos propagandísticos. El problema con esta historia es que la cronología no concuerda, y está demostrado que Hitler conocía de la existencia del MP 44 antes de la celebración de la famosa reunión. Sea como sea, la nueva designación sería Sturmgewehr 44 (StG 44), para destacar la nueva clase de arma que representaba, el rifle de asalto.

Para el nuevo arma se diseñaron diversos accesorios, un lanzagranadas que se acoplaba en la bocacha del cañón, visores telescópicos, aunque los más inusuales fueron la mira Vampir y el Krummlauf.

La mira Vampir (Vampiro), nombre en clave del sistema de puntería por infrarrojos Zielgerät 1229. Este dispositivo consistía en una gran mira, con una lámpara de infrarrojos sobre ella. Esta lámpara estaba alimentada por un transformador y una batería que se tenían que llevar en una mochila, y conectados por cable, proporcionando un tiempo de uso de sólo 15 minutos. No obstante, su portador podía ver en total oscuridad hasta una distancia de 200 metros.

StG 44

Mira Vampir sobre un rifle StG 44, puede verse la mochila con el transformador y la batería

El Krummlauf, por otra parte, consistía en extensión curvada del cañón, que permitiría disparar el arma desde una esquina o el interior de un vehículo sin tener que exponer a su tirador. Se probaron varias configuraciones, pero sólo la de 30º de inclinación, el "Krummlauf Vorsatz J", fue fabricado en cantidades significativas. Además de la prolongación del cañón, el dispositivo disponía de un pequeño periscopio para poder apuntar. La alta fricción provocada por los proyectiles hacían que la vida útil de la extensión curvada fuera únicamente de 300 disparos, y provocaba un segundo efecto secundario, ralentizar la velocidad de la bala.

Al terminar la guerra, se calculan que se fabricaron alrededor de 426.000 rifles MP 43/MP 44/StG 44, a los que habría que sumar unos 8.000 de las versiones anteriores, Unas cifras muy inferiores a los 1.5 millones ordenados y de los 4 millones que se consideraban necesarios. En cualquier caso, llegaron muy tarde y en muy poca cantidad como para influir en el conflicto.

Panzergrenadier con un StG-44

Una de las fotos más famosas de la Batalla de las Ardenas, en la que podemos ver a un SS-Panzergrenadier armado con un Sturmgewehr 44 (StG-44)

Datos para Comandos de Guerra

Datos Stg.44 Sturmgewehr
Inicio: 12/1944
Final: 5/1945
Tipo: sele.
Long.: 94 cm
Peso: 5,22
C: 7,62 kurz
NC: 30
TC: ca
Enc: 5
CF: 3
MF: 14
F: 28
D: 165
MD: 630
Daño: II+4/2

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

«¡Cuando oigo la palabra cultura, cojo mi Browning!»

Goering (atribuida)