Comandos
 Ayudas
    Afición (51)
    Ambientación (163)
    Reglas (73)
    Equipo (167)
    Sucesos (174)
    Aventuras (108)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


domingo, 8 de diciembre de 2019


 

JUEGOS DE FIGURAS
PARA GRANDES BATALLAS

La idea de CeM es simular pequeñas escaramuzas con 30 ó 50 soldados por cada bando. Esto limita mucho las capacidades de simular batallas históricas o trascendentes de la Segunda Guerra Mundial. Naturalmente, para hacerlo sobre las dimensiones de una mesa hay que hacer algunas concesiones.

La mayoría de los juegos no pretenden hacer una simulación exacta de la batalla sino que, generalmente, lo que hacen es reducir la escala de la representación. Así, por ejemplo, un tanque, aunque se maneje como un tanque solitario con sus arcos de disparo, blindajes y demás, en realidad representa a dos o tres carros de combate. Y una unidad de soldados (con dos o tres figuras sobre la base) puede, perfectamente, representar a 40 ó 50 soldados. Otros sistemas reducen las fichas representadas de forma similar, pero no se desenvuelven sobre el tablero como sus representaciones sino como lo que son, una unidad completa. A los primeros sistemas podría echárseles en cara que si bien es una simulación de la batalla, en realidad se trata de una batalla más pequeña de similares características a la batalla grande. A los segundos podría decírseles que, realmente, no son juegos de simulación con figuras, ya que éstas son perfectamente sustituibles por fichas de cartón.

Independientemente de estos comentarios, la verdad es que los juegos de simulación de la Segunda Guerra Mundial son bastante interesantes, divertidos, te permiten hacerte con una colección de figuras de ejércitos y vehículos de la época y, en cierta medida, son una interesante muestra de cómo se desarrolló la guerra. La mayor pega, sin embargo, es que casi todos están en inglés.

Command Decision

COMMAND DECISION es, posiblemente, uno de los reglamentos más famosos de la Segunda Guerra Mundial, pero, al menos por las partidas que yo veo, no es uno de los más populares. Es bastante completo con reglas que cubren casi cualquier aspecto de una batalla, pero eso lo hace bastante complejo y es por ello, quizá, por lo que no es tan jugado como otros. Los turnos son de 15 minutos y cada pulgada de la mesa representa 50 yardas. Cada vehículo representa 4 ó 6 vehículos y cada base de figuras entre 40 o 60 figuras. El juego te recomienda jugar con figuras de 15 mm que son como la mitad de las de la escala 1:72 recomendada para CeM. El turno es simultaneo (todos los jugadores mueven a la vez mediante movimiento proporcionales) y eso es posiblemente una de sus mayores complicaciones. Por otro lado, las unidades se mueven mediante órdenes que se dan previamente (de turno en turno) lo que refleja las complejidades del mando, pero, nuevamente, complica la ejecución de la partida.

Spear Head

SPEAR HEAD es un poco más sencillo que el anterior, aunque eso no significa que sea fácil. Cada pulgada son 100 yardas (el doble que el Command Decision) y te recomienda jugar con figuras de la escala 1/285 (una escala muy pequeñita donde un tanque apenas tiene 2 cm de largo y los soldados son pequeños pegotes de pocos milímetros de altura). Aunque la escala elegida pierde vistosidad, la verdad es que ganas terreno en la mesa y puedes representar batallas más grandes. Cada base representa un pelotón de carros o de soldados y los turnos son de 15 minutos. la secuencia de juego también es simultanea, pero a diferencia del anterior, los movimientos no son a la vez sino que cada jugador mueve sus unidades alternadamente y hay reglas para simular los fuegos de oportunidad mientras se realiza el movimiento. Las unidades se mueven mediante órdenes que se dan al final del turno para el turno siguiente y el juego hace bastante hincapié en la escala de mando sobre el campo de batalla. Una mesa normal de 1,5 x 1,0 metro nos permitiría jugar una batalla de 5 x 3 kilómetros y yo creo que este es uno de los mayores atractivos del juego porque hay muchas batallas que caben en esas distancias.

Rapid Fire

RAPID FIRE es un juego que no está diseñado para simular batallas con fidelidad histórica, sino para jugar partidas. Su filosofía es, por tanto, diferente a las de los otros comentados en este artículo. Su reglamento es mucho más sencillo, aunque, naturalmente, también es un poco menos detallado. Es un buen juego de iniciación, pero no se le puede pedir una fidelidad absoluta a la Segunda Guerra Mundial. Está pensado para jugar con figuras de 20 mm (un poco más pequeñas que las de 1:72 del CeM), pero también admite que se juegue con figuras de 15 mm. Cada base es una batería, 4 ó 5 tanques o medio centenar de hombres. El turno es alterno, primero un jugador y luego el otro, aunque hay reglas para disparar en el turno del contrario. Lo dicho, es un juego sencillo y rápido de jugar.

Una cosa común a todos estos juegos es que suelen traer fotos de figuras y de batallas jugadas por los autores y en algunos casos (como en el del Rapid Fire) son muy interesantes.

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

«Mi padre me dijo una vez: un hombre tiene dos familias. Una con la que nace, y otra con la muere. Estos trece hombres son mi familia.»

Sgto. John Baker