Comandos
 Ayudas
    Afición (44)
    Ambientación (150)
    Reglas (58)
    Equipo (143)
    Sucesos (161)
    Aventuras (92)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


jueves, 23 de noviembre de 2017


 

Atrapar al hombre bomba

La aventura transcurre a finales de 1944. Muchos creen que el fin de Alemania es sólo cuestión de semanas y, aunque tímidamente, algunos oficiales alemanes empiezan a hablar de rendición,

Nota: Esta aventura se me ocurrió viendo Das Boot 2. La película no es muy recomendable (mal tributo para la genial Das Boot), pero me sugirió esta aventura. La misión que van a hacer los personajes no se parece nada a la película (no importa si la han visto), pero siempre es bueno mencionar las fuentes de inspiración.

La misión

Un submarino alemán ha partido del norte de Alemania y fue descubierto por la aviación Aliada por casualidad. Se desconoce su misión, pero el avión informó que viajaba con rumbo Nor-noroeste. Sin embargo, una comunicación interceptada (y decodificada) por los Aliados parece indicar que su primer destino es una pequeña ciudad costera de la costa norte de noruega en la región de Finnmark: Hammersfield.

El Alto Mando no tiene, en este momento, posibilidad de enviar una flota para detener al submarino (ver nota), por ello, han decidido enviar a una unidad de paracaidistas al pueblo de Hammersfield. El grupo, de la 82ª división aerotransportada estadounidense, partirá, por vía aérea, desde sus posiciones de reserva en Inglaterra hasta un aeropuerto escocés. Desde allí, y sin pérdida de tiempo, viajarán en un avión hasta el norte de Noruega donde saltarán a pocos kilómetros del objetivo tierra adentro.

Nota: la explicación oficial sobre la indisponibilidad de la flota (debido a la necesidad de abastecer Normandía) puede no ser cierta. Es posible que los estadounidenses no quisieran alertar a los británicos de la existencia de ese submarino. Tal vez ellos sabían algo que no querían que se conociera.

Se sabe que la ciudad está en manos alemanas (sería ilógico pensar que están ansiosos por rendirse), por tanto, su misión será infiltrarse en la ciudad, esperar la llegada del submarino, detener a la persona que va abordar el submarino y luego capturar o destruir éste...

¿Persona que va a abordar el submarino? ¿Qué persona?

¡Es cierto! Nos falta una explicación...

En el mensaje interceptado al enemigo, se explicaba que el submarino debía recoger a un pasajero en Hammersfield y trasladarlo hasta Japón. La inteligencia militar ató cabos: Noruega = Peenemünde, Peenemünde = bomba atómica y bomba atómica en manos de Japón = malas noticias. La inteligencia militar no sabe quien es el pasajero, ni su misión, pero tienen bastante interés en hacerle algunas preguntas.

Todo claro, ¿cómo salimos de allí?

¡Eso es fácil! La guerra está a punto de acabar. Aguanten la posición hasta que eso ocurra. Luego iremos a buscarles...

¿Y si no ocurre?

Tenemos listo un hidroavión. En cuanto nos avisen, lo mandaremos para allá y amerizará cerca del puerto. Para ello sería necesario que controlaran o eliminaran el antiaéreo de la ciudad.

Hammersfield

Este pequeño pueblo tiene su origen en la edad de piedra y han tenido una "pintoresca" cultura hasta hace poco tiempo. Por ejemplo, no hace muchos años aún no utilizaban la moneda y todo el comercio local se hacía mediante trueques. Algunos de los habitantes más ancianos aún recuerdan esa forma de negociar. La población es de origen sami, kvenes y noruega. Sus principales fuentes de ingresos son la pesca y la explotación forestal (la madera), pero tienen ganado y cazan para mantener sus necesidad básicas.

Tras el inicio de la guerra de Alemania contra Rusia, la región, Finnmark, se convirtió en un punto de paso para las tropas y suministros alemanes en dirección a Finlandia. Ello hizo que la presencia alemana en la zona fuera numerosa, aunque su número se ha ido reduciendo. También hay presencia de partisanos rusos que se esconden en lo profundo de los bosques y en cuevas e informan (informaban) del trafico de suministros alemán por la zona.

Hammersfield es una de las poblaciones más al norte del mundo y alrededor de las casas, además de profundos bosques, nieve y osos polares, hay importantes reservas minerales. Los alemanes la han ocupado y tras el inicio de la ofensiva rusa por el norte (octubre de 1944), han obligado a huir a gran parte de su población (ver nota). La dotación alemana en la ciudad no es muy grande: unos cincuenta soldados (el resto está en el frente). La población no llega al centenar. En su mayoría son mujeres o niños que se han quedado (muchos obligados) para prestar servicio a los alemanes (es decir, los personajes no pasarán desapercibidos).

Nota: Durante la guerra, sobre todo en el invierno entre 1944 y 1945, unas 25.000 personas de esta región se vieron obligadas a sobrevivir refugiándose y escondiéndose en cuevas. En muchas ocasiones, las cuevas carecían de cualquier tipo de acomodo y, además, los alemanes se dedicaban a descubrirlas y destruirlas. Esta región está muy al norte y los inviernos son muy duros si tienes que pasarlos en una cueva.

La ciudad tiene un puesto comunicaciones (alemán), una batería antiaérea en la entrada del puerto y un pequeño hotel que los alemanes utilizan como cuartel general de las tropas.

Además, en la ciudad hay un cura protestante que es un informador de la resistencia noruega. Su nombre es Olaf Torgerson. Él no sabe que los personajes van a aparecer por la ciudad, pero, si le convencen de su identidad estadounidense (no debería ser difícil), les ayudará con información e, incluso, les permitirá esconderse en su iglesia. De todas formas, siempre pondrá por delante los seguridad de sus feligreses que el patriotismo o el deber. Por otro lado, ten en cuenta que los noruegos no están muy contentos con los Aliados. Desde 1940 están bajo la dura ocupación alemana y, desde el punto de vista noruego, los Aliados no sólo no han hecho mucho por liberarles, sino que, además, les han bombardeado en varias ocasiones.

Iniciando el plan

El plan es muy precipitado y el mando no ha tenido tiempo de prepararlo con gran detalle. Serán ellos los que deban organizarlo sobre la marcha. Permite a tus personajes que se equipen con las cosas que crean necesarias, pero no les dejes llevar armas pesadas (ametralladoras, lanzagranadas o morteros). Es cierto que los paracaidistas podían saltar con esos equipos, pero la marcha hasta el pueblo puede ser muy delicada. Déjales llevar algunas granadas, pero no explosivo o detonadores.

El salto no será muy complicado, pero asústales un poco diciendo que abajo está todo cubierto de árboles. El piloto localizará un claro a unos 3 kilómetros al suroeste de Hammersfield, pero tendrán que saltar desde muy alto para evitar una montaña. Cuando salten, hazles superar una tirada de vitalidadx3. Explícales que es debida al intenso frío cuando salen del avión (no sólo están muy al norte en invierno, sino que a mayor altura, más frío). Si la fallan, aplica el resultado como heridas por principio de congelación.

Una vez en el suelo, se dirigirán a la ciudad. El terreno está completamente nevado y en algunos puntos, la nieve puede superar el metro de altura. Te comentamos una serie de incidentes con los que pueden tropezar de camino:

Osos

Esta zona está llena de osos que, además, están buscando alimentos para iniciar la hibernación. No es que vayan a atacar a los PJ para comérselos, pero sí les pueden atacar si piensan que están comiéndose sus frutos. Un oso no debería ser un rival temible para unos aguerridos soldados con fusiles o subfusiles, pero el ruido que hagan se oirá en todas partes.

Partisanos

Los partisanos, sobre todo si deciden ir con traje de unidades de montaña (blancos) o disfrazados de alemanes, les confundirán con alemanes y les emboscarán. Los partisanos no tienen intención de hacer prisioneros y cualquier comentario: "¡Somos los buenos, somos los americanos!" caerá en oídos sordos ya que los partisanos son rusos y el inglés no es su punto fuerte. Sólo se detendrán si ven una bandera o un uniforme que no sea alemán.

Los partisanos rusos no tienen mucho contacto con la población local. Su misión no es proteger Noruega sino entorpecer las actividades alemanas. No se les debe confundir con la guerrilla francesa, no son Noruegos luchando por su patria, son rusos y luchan contra Alemania. Es decir, no conocen Hammersfield y no les pueden llevar hasta allí. La única ayuda que podrían prestarles es un trineo de perros, pero ¿alguno de los personajes ha nacido en Alaska para saber manejar una cosa de esas?

Patrulla alemana

Los rusos están preparando una ofensiva por la zona y los soldados alemanes la esperan. Sus patrullas son habituales y bastante atentas a cualquier señal de actividad enemiga. Pueden haber oído el avión, haber oído algún disparo (en el frío los ruidos se trasmiten mejor) o haber visto las huellas de los paracaidistas. Sea cual sea el motivo, es posible que les alcance una patrulla alemana de unos 10 soldados armados con fusiles y subfusiles. La mitad intentará detenerlos, mientras la otra mitad se dirigirá a Hammersfield a avisar de la presencia enemiga en la zona. Si no consiguieran detenerlos, el pueblo estará en alerta cuando lleguen.

El pueblo

El pueblo está en la costa y las montañas lo rodean. Es fácil encontrar una posición desde la que contemplarlo casi en su totalidad. Es posible, con unos prismáticos, vigilar los movimientos de la gente en el pueblo.

Mapa de Hammersfield. Pulsa para verlo con detalle.

Observando el pueblo descubrirán.

  • (1) La posición de la artillería antiaérea en un extremo del puerto. Tiene una dotación permanente de 5 personas.
  • (2) La posición del hotel que los alemanes utilizan, junto a unas casas cercanas, como cuarteles para los soldados.
  • (3) Podrán ver la iglesia y al párroco entrando y saliendo de ella en varias ocasiones.
  • Podrán ver que hay algunos establecimientos abiertos: una lonja de pescado (4), un comercio (5) y un restaurante (6). En los primeros sólo entran civiles, pero en el tercero entran civiles y alemanes.
  • (7) Cada tres horas (más o menos) salen del pueblo unos 10 soldados y en el mismo periodo, pero de forma alterna, vuelven al pueblo una patrulla de igual tamaño. Los personajes podrán darse cuenta que la patrulla no es la misma. Es decir, que hay permanentemente dos patrullas fuera de la ciudad. En el interior quedan otros 20 ó 30 soldados.
  • Los mandos utilizan el Ayuntamiento como Cuartel General (8). Algunos civiles también entran en el edificio. En el tejado hay una antena enorme. Si algún personaje tiene comunicaciones sabrá que la antena es un modelo alemán.
  • Por último, podrán observar a un personaje siniestro en ese Ayuntamiento. Va vestido con un abrigo negro hasta los pies y lleva un sombrero de ala ancha. No viste como un militar, pero los soldados le saludan y los civiles parecen evitarle. Tus personajes no pueden saberlo, pero pueden intuir que se trata del pasajero para el submarino.

Deja que tus personajes elaboren el plan de ataque (o infiltración). Quedará en sus manos decidir como quieren proceder. Los alemanes se defenderán ya que pensarán en todo momento que se trata de comando rusos y todos han oído suficientes historias del frente del este como para saber que no hacen prisioneros. Si descubren que son americanos, estarán más dispuestos a rendirse.

Nota: la población civil de la ciudad son colaboracionistas en su mayor parte. Se puede confiar en algunos, pero es bastante posible, sin la guía de Olaf, que se topen con uno que no. De todas formas, se trata de un colaboracionismo de supervivencia. Los civiles noruegos no se enfrentarán a los paracaidistas (sólo les delatarán si creen que pueden obtener algún beneficio con ello). Con la ayuda de Olaf, podrán encontrar a cinco mujeres noruegas dispuestas a casi cualquier cosa (sobre todo si implica matar a algún soldado alemán). De todas formas, no te olvides que si los noruegos creen que los paracaidistas desaparecerán, no se arriesgarán a quedarse allí abandonados y que los alemanes los ejecuten.

Consecuencias

La partida puede tener muchas formas de resolverla y puede tener muchos finales. A continuación te apuntamos algunas consecuencias de lo que pasaría si no hacen algunas cosas:

    - Si no controlan o destruyen el antiaéreo, el hidroavión que tiene que sacarles de allí, será derribado.

    - Si no controlan la radio, los alemanes avisarán al primer signo de ataque y unos 100 soldados de los alrededores convergerán sobre la ciudad en unas 24 horas. Además, el submarino no aparecerá y el pasajero desaparecerá.

    - Si destruyen la radio, tendrán dificultades para avisar para que les saquen de allí. Aunque podría utilizar la radio del submarino (si consiguen capturarlo).

    - Si el submarino entra en el puerto y no lo neutralizan, su cañón puede hacer estragos.

    - Si no controlan a los alemanes del pueblo, pueden organizarse y como les superan en número, no podrán resistir mucho.

    - Si no capturan o matan al pasajero y este aborda el submarino, los japoneses recibirán a un inesperado invitado...

El objetivo de la misión es el pasajero. Matarlo es cumplir la misión, pero capturarlo es, sin duda, mucho mejor. El resto de objetivos son secundarios, pero pueden ser importantes (sobre todo si quieren salir de allí).

Una ayuda: en el puerto hay varios bidones de combustible (diesel) para los barcos. Hay varios preparados a la espera de la llegada del submarino. El diesel no es muy buen combustible y, sobre todo, a estas temperaturas. Olaf podrá ayudarles a conseguir aceite y grasa de foca (que arde mucho mejor y que cualquier personaje podrá saber si supera una TA de ingenios).

Un comentario final

La ciudad de Hammersfield fue quemada por las tropas alemanas tras su retirada debida a la ofensiva rusa ya que practicaban la táctica de "tierra quemada". Es posible que los personajes hayan ocasionado muchos destrozos en la población, pero que no se preocupen, porque los alemanes les superarán. En la actualidad, la ciudad de Hammersfield es un centro turístico (además de pesquero) que atrae a mucha gente para contemplar las famosas (y hermosas) auroras boreales. En la ciudad han abierto un museo (el Museo de la Reconstrucción) que recuerda los duros momentos de Finnmark durante y después de la ocupación alemana. Su página web es:

http://museumsnett.no/gjenreisningsmuseet/

La entrada del museo de la Reconstrucción

 

 

Siguenos:




Sombra por dentro

Tweets sobre '#sombrapordentro'

Próximos eventos  

Hispania Wargames 

25/02/2018


Cita

«Visita Italia, alístate en el ejército griego.»

Chiste popular