CEP
 Ayudas
    Afición (0)
    Ambientación (1)
    Reglas (20)
    Equipo (88)
    Sucesos (1)
    Aventuras (42)
    Preg./Resp.
 Productos
 



Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


miércoles, 5 de agosto de 2020


 

Nave malambralin

Nave malambralin

Desde lo alto de la colina podían verse hogueras ardiendo en la negrura, brillando en la noche como pequeñas estrellas en la planicie. Iluminaban, con el reflejo de sus llamas, cientos de tiendas de campaña y otros refugios improvisados de extraño aspecto. Alienígenas pertenecientes a media docena de especies distintas se reunía en torno a ellas, tratando de entrar en calor, algo casi imposible de lograr en la gélida noche de este árido planeta. En el centro del campamento destacaba el improvisado hospital de campaña: una enorme carpa blanca, sobre la que se veía una espiral roja. A pocos metros estaba la base prefabricada que servía como puesto de mando y residencia del comandante. Pese a lo tardío de la hora aún se veía luz a través de sus ventanas; a Varela le gustaba quedarse despierto hasta tarde. Varela era uno de los lugartenientes de Dameral, la persona que comandaba esta columna de las fuerzas de liberación de Dameral. Hace unas semanas habían atacado una fábrica automatizada de armas y, aunque habían logrado destruirla, habían sufrido más bajas de las esperadas. Los iroiendi no estaban dispuestos a permitir ni un día más que los rebeldes siguieran campando a sus anchas y atacando sus factorías, así que habían reforzado la seguridad en todas ellas. Como consecuencia, Varela había tomado la decisión de ocultarse en este planeta deshabitado hasta que mejorase el estado de los heridos.

El humano desconectó sus lentillas de agudeza visual, giró la cabeza, activó la visión nocturna y continuó ascendiendo por la cara más escarpada de la pequeña meseta. De este modo, evitaría a los centinelas que vigilaban el sendero que llegaba por el otro lado. Tras otros veinte minutos de ascensión logró llegar hasta lo más alto. Escondiéndose tras un matorral reseco, se concedió unos segundos para recobrar el aliento, tras lo que comenzó a deslizarse de roca en roca como una sombra, acercándose poco a poco a una de las naves posadas en la meseta.

Los visitantes habían llegado esa misma tarde a bordo de esa nave. Eran sheller; militares por su aspecto y por su armamento, aunque ninguno de ellos llevaba uniforme. Aunque todavía su rango de teniente en la columna no le permitía asistir a las reuniones de los mandos, el humano se la había arreglado para sonsacar a uno de sus superiores invitándole a unos tragos en la cantina. Así había averiguado que los visitantes habían venido a entrevistarse con Varela. Podía no ser nada importante o podía ser todo, pero una de las palabras que había oído en labios de su superior había despertado su interés: malambralin. Recordaba ese nombre; lo había oído durante su adiestramiento. Recorrió los últimos metros que le separaban de la nave y se acurrucó junto a unos bidones de refrigerante mientras sacaba un saltador de uno de los bolsillos de su cinturón multipropósito. Estaba seguro de que, si lograba colarse a bordo de la nave, encontraría información de interés para sus superiores en Vettera...


NOTA: Los datos técnicos sobre esta nave fueron recopilados hace unos meses por un agente del SSR que se ha unido a los seguidores de Dameral, en el sector Alfeirón. Desde que transmitió esta información se ha perdido el contacto con el espía, así que no ha podido ser corroborada ni contrastada, motivo por el que debería manejarse con cautela.

Los malambralin ("los que hacen lo imposible") son la más famosa de las fuerzas militares de élite del Pueblo Sheller. Estas unidades están consideradas lo mejor de lo mejor y, en gran parte de la galaxia, se dice que su adiestramiento es incluso más exigente que el de los legendarios grupos exo. Aunque fuera del Pueblo Sheller se desconocen muchos detalles sobre su organización y funcionamiento, se cree que los malambralin se despliegan en grupos formados por menos de diez guerreros.

Parte del contingente sheller que combate en Alfeirón está formado por corbetas de la clase Ayala ( 11761Ver). Las Ayala suelen incluir a bordo una unidad malambralin, que se ocupa de llevar a cabo las misiones más peligrosas.

Nave malambralin

Diseño

Espacios: 92
ETI: 92
Valor de la nave: 152 (dando por hecho una habilidad de 15 de los tripulantes)
Motores: 5
Modificador por sistemas: -1
Autonomía: 20.
Proa: (CA+SV)+AL+7RE
Popa: 2MS+3RE
Estribor: 2SI+AL+ML+8RE
Babor: 2SI+AL+ML+8RE
Centro: CA+SV+3CG(3Cu+SV)+CG(Cc)+2SI+5MO

Prestaciones

Carga: 4CG (SV en los destinados a los infantes).
Tripulación: 1 piloto, 1 navegante.
Pasajeros: 8 infantes en Cu de centro.
Maniobrabilidad: 3(5); 2(3); 1(1)
Munición: 10 en cañón ligero de proa. 20 en cañones ligeros de estribor y babor.
Blindaje: 35 en proa, 15 en popa, 40 en estribor y babor.
Soporte vital: 1 en proa, 2 en centro (uno da soporte a los Cu).
Supervivencia de la nave: 3, 3, 3, 3
Impactos múltiples: 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1

Críticos

Proa: CA(1)/SV(1)/AL(2)/RE(6)
Popa: MS(8)/RE(2)
Estribor: SI(3)/AL(1)/ML(1)/RE(5)
Babor: SI(3)/AL(1)/ML(1)/RE(5)
Centro: CA(1)/SV(1)/CG(1)/SV(1)CG(1)/SI(1)/MO(7)

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

Theid mi dhacaigh

Dicho celta