Exo
 Ayudas
    Afición (62)
    Ambientación (293)
    Reglas (194)
    Equipo (236)
    Sucesos (210)
      Tramas
    Aventuras (141)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


sábado, 28 de noviembre de 2020


 

Lenguajes en Exo

Lenguaje

En el manual de Exo se estipula que los idiomas son un tipo de conocimiento y como tales miden el dominio de un PJ en una lengua concreta. El nivel de la habilidad indica el nivel de conocimientos alcanzable por un personaje. Independientemente del resultado de la TA (salvo un crítico), un personaje no debería saber más de lo que su nivel en la habilidad le permite. De esta forma el conocimiento de la habilidad de Lenguaje se clasifica de la siguiente forma:


Hasta nivel 5: es capaz de leer caracteres en ese lenguaje.

Hasta nivel 10: es capaz de mantener una conversación sencilla con términos del lenguaje coloquial. También sería capaz de escribir textos sencillos.

Hasta nivel 15: domina el idioma como un nativo y puede leer textos con facilidad.

Hasta nivel 20: domina los términos técnicos del idioma, los modismos, los giros idiomáticos, algún que otro dialecto y será capaz de leer y escribir casi cualquier cosa.

Nota: todos los personajes tienen un nivel 15 en su idioma nativo. No es necesario anotarlo en la hoja de personaje, el DJ asumirá que conoces tu propio idioma.

Nota 2: como regla alternativa y para fomentar la diversidad, el DJ podría suponer que todos los personajes tienen un nivel inicial en su idioma nativo igual a la suma de su puntuación de la característica de Inteligencia+10.


El lenguaje es un conocimiento donde el DJ tenderá a asumir que las acciones son automáticas. Es decir, si su nivel de habilidad lo permite, entenderá o no el lenguaje. Hay que tener en cuenta, por otro lado, que la existencia del emtradre ha hecho casi innecesario aprender idiomas. Si un personaje elige esta habilidad es porque querrá poseer un conocimiento superior al que le aporta el traductor o porque, por motivos profesionales, le interesa comunicarse directamente con sus interlocutores (es el caso de los diplomáticos, de los intérpretes, etc.).

Hasta ahí lo que reza el manual, ¿a primera no parece una habilidad demasiado atractiva, verdad? Como veremos después quizás no lo hemos pensado bien... Pero antes haremos un pequeño apunte sobre los emtrades.

Emtrades

Los emtrades, también conocidos como traductores universales, permiten al usuario comunicarse con cualquier otra persona que posea un emtradre. Los emtradre hay que comprarlos específicamente configurados para el idioma y la especie del usuario. Ellos se encargan de traducir lo que éste dice a la neolengua, de enviarlo a los emtradre que estén dentro del radio de acción (adaptado a la especie del usuario) y de traducir las señales recibidas a los idiomas de sus oyentes, asignándoles un tono de voz adecuado a la transmisión (desde algo tan elemental como asignar una voz femenina a las señales emitidas por mujeres y masculina a los hombres hasta las infinitas sutilidades de infundir a la transmisión del tono emotivo correcto: enfado, tristeza, alegría, miedo, frialdad, etc.).

No todas las razas han podido ser incluidas en el emtradre, por lo que éste no es infalible. Además, algunas traducciones pueden no ser del todo precisas, sobre todo a la hora de transmitir mensajes cargados de emociones sutiles o engañosas: ironía, melosidad, etc.

Las señales emitidas por un emtrade en neolengua llevan incrustada una señal que identifica la lengua empleada originalmente. Si otro emtrade que emplee la misma lengua "nativa" recibe la señal no la traduce, dejando que ambos interlocutores se relacionen directamente entre sí.

El peso de los emtrade es de unos 30 gramos y su coste oscila entre los 2 y los 10 e (aunque puede alcanzar valores superiores). En un emtradre hay que tener en cuenta: la cantidad de información que es capaz de procesar (que no sólo es el número de palabras que conoce, sino también las relaciones deícticas entre ellas) y su "capacidad SAG" (que no es otra cosa que la afinidad al timbre de voz que el dispositivo es capaz de sintetizar, asignar y grabar; un detalle importante si no quieres que todos acaben teniendo voces similares). En función de la cantidad de información, el emtradre tedrá un precio entre 2 y 8 estándar, pero este precio habrá que multiplicarlo por su capaacidad SAG para obtener el precio final real (ver tabla a continuación).

Existen, literalmente, miles de compañías comerciales que fabrican emtrades. Al tratarse de un artículo "de primera necesidad y consumo básico", en el espacio humano (RFP, Oeon, Hassel) la fabricación de emtrades se rige por ciertas disposiciones comunes de homologación técnica, con el objeto de maximizar la compatibilidad entre los diferentes modelos. De hecho, una agencia federal, el Instituto Federal de calidad del Emtrade (IFCE), órgano bajo una doble dependencia del Ministerio de Cultura y del de Industria, se encarga de examinar y regularizar los protocolos de traducción entre todos los emtrades, de forma que todos traduzcan de forma similar y se reduzca el riesgo de anfibologías.


La mayoría de los modelos comerciales humanos (o fabricados en espacio humano para otras especies) se ajustan a los siguientes modelos:

  • SAG-100: precio x 0,5
  • SAG-500: precio x 1
  • SAG-1000: precio x 1.5
  • SAG-2500: precio x 2
  • SAG-5000: precio x 3.

Nota: aunque sin problema podrían fabricarse (y de hecho es algo que se hizo en el pasado) emtrades más caros y con mayor SAG, la mercadotecnia ha demostrado que nadie está dispuesto a gastarse una gran cantidad de dinero a cambio de una prestación tan poco útil como la de "añadir varias tonalidades de voz diferentes a las muchas que ya posee mi viejo emtrade". Un chiste popular es que los ingenieros corporativos que diseñan los emtrades no tienen tantos amigos y conocidos y que por eso no ven la necesidad de incrementar el número de voces de los mismos.


Idiomas en Exo

Como dijimos antes, aparentemente, la habilidad de Lenguaje no resulta muy útil en el juego... a fin de cuentas, los emtrades hacen que todo el mundo pueda entenderse, ¿no? ¿entonces por qué necesitaría nadie aprender nuevos idiomas? Bueno, todo eso es cierto pero tal vez no nos hemos detenido a pensar en las repercusiones psicológicas implícitas en el uso de una determinada lengua.

Los emtrades, con todo lo avanzados que pueden llegar ser, se limitan a traducir el mensaje a la neolengua, intentando imprimirle además el tono y el sentimiento con el que son pronunciados. Aunque generalmente lo consiguen, nunca logran "transmitir" de igual modo que cuando dos personas dialogan en un lenguaje común para ambos. Poniendo un símil, comunicarse con emtrades es como ver una película doblada. Por muy bueno que sea el doblaje, no hay nada como ver la película en el idioma original para captar las sutilidades de las inflexiones y la interpretación de los actores.

Por otro lado, hemos de tener en cuenta la posible carga emotiva del simple hecho de conversar directamente con otra persona. Puede que a la mayoría nos cueste imaginárnoslo pero pocas cosas son capaces de emocionar a un expatriado de larga duración como conversar con un paisano en su lengua materna. Si esto es algo que ya sucede en nuestro pequeño mundo imaginad cómo debe de ser cuando dicho evento acontece a media galaxia de distancia de tu planeta natal. Por todo esto, en determinadas circunstancias resulta adecuado emplear la regla de sinergia entre la habilidad de Lenguaje y ciertas acciones sociales.

Reglas

Cuando un personaje se comunique con otra persona empleando su idioma nativo y el DJ juzgue que se dan las circunstancias adecuadas para ello, podría aplicar la regla de sinergia entre acciones (ver pág. 233 del manual básico).

Esta sinergia se producirá generalmente en habilidades sociales, casi siempre relativas a Artes escénicas (interpretar), Artes escénicas (voz), Dialéctica o Protocolo pero también es posible que en ocasiones resulte adecuada con respecto a Callejeo, Interrogación o Mando; todo dependerá de la situación concreta (ej. un delincuente de Rindhare residente en Vettera podría estar más inclinado a proporcionar información a un compatriota al que acaba de conocer en un bar que a cualquier otro extraño).

Es importante remarcar de nuevo la importancia de la situación: entre personas que se relacionan normalmente en un mismo idioma en su entorno habitual (ej. dos habitantes de un mismo mundo en dicho mundo) esta regla no se aplicaría ya que están acostumbrados a ello. Sin embargo, si esas mismas personas se encontrasen en un bar al otro lado de la galaxia sí que podría entrar en juego el factor nostalgia/sinergia. En todo caso, el DJ es quien tiene la última palabra en cuanto a cuándo resulta apropiada o no la sinergia.

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

«Por favor, piensen antes de hablar. Si no van a decir nada inteligente es mejor que se callen.»

Almirante Cunningham