Exo
 Ayudas
    Afición (61)
    Ambientación (292)
    Reglas (193)
    Equipo (235)
    Sucesos (209)
      Tramas
    Aventuras (140)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


viernes, 23 de octubre de 2020


 

La gran cruzada

Portada del libro

La gran cruzada es el título de una novela de ciencia-ficción de Poul Anderson que narra los acontecimientos después de que una nave exploradora extraterrestre aterrice en la Inglaterra medieval. Fue publicada por primera vez en forma de libro en 1960 y nominada para un Premio Hugo en 1961. En 1983 el argumento fue adaptado en un wargame por la mismísima TSR, Inc. y pasó al cine como una película del mismo nombre en 1994 (que al parecer no fue precisamente del agrado de Anderson). El autor también escribió una historia corta a modo de secuela, de título Quest.

Resumen

Corre el año 1345 y en la ciudad de Ansby, Inglaterra, Sir Roger, Barón de Tourneville, está reclutando una mesnada para ayudar al rey Eduardo III en la guerra de los Cien Años que se libra en Francia. De repente, una enorme nave espacial aterriza fuera de la ciudad; se trata de una nave de exploración del tiránico imperio Wersgorix a la búsqueda de nuevos mundos que conquistar. Un primer intento de intimidar a los nativos con sus poderosas armas causa justo el efecto contrario y los visitantes se ven sorprendidos por la fiereza de los ingleses, quienes asaltan la nave a sangre y fuego y pasan a cuchillo a casi todos sus ocupantes, a todos menos a un wersgorix llamado Branithar, al que posteriormente emplearán como intérprete y piloto.

Entonces Sir Roger formula un osado plan para usar la nave voladora, a la que se bautiza como El Cruzado. Con ella pretende dirigirse primero a Francia a ganar la guerra y, posteriormente, liberar la Tierra Santa de los sarracenos. Así, ordena a las tropas reunidas así como a toda la población de la baronía (con todas sus pertenencias y ganado incluido) que embarquen a bordo de la nave. Sin embargo Branithar les traiciona: hace despegar la nave y la pone en rumbo automático hacia Tharixan, la colonia wersgorix más cercana. Sin saberlo acaba de sellar el destino de su pueblo...

Cuando llegan a Tharixan, Sir Roger descubre que este mundo está escasamente poblado y que sólo cuenta con tres fortalezas: Ganturath, Stularax y Darova, y que el resto son granjas (Tharixan es una colonia agrícola). A su llegada, los humanos capturan por sorpresa Ganturath, la menor de las fortalezas, pero destruyen el Cruzado en el ataque, quedando atrapados en el planeta.

Huruga, gobernador de la colonia, fija una tregua temporal con los recién llegados ya que, debido a las defensas automáticas de Ganturath, el desconocimiento de la verdadera capacidad bélica de los humanos (ampliamente exagerada por Sir Roger, que hace creer a Huruga que son la vanguardia de un poderoso imperio galáctico) y su renuencia a solicitar ayuda a sus superiores para rechazar la invasión, se encuentran en una situación de tablas.

Violando la tregua, Sir Roger envía un grupo a asaltar Stularax para conseguir más armamento avanzado wersgorix y hace preparativos para resistir el inevitable asalto, pero sus hombres destruyen la fortaleza por error cuando detonan una pequeña bomba nuclear táctica. Durante la batalla se pone de manifiesto que los wersgorix no están para nada acostumbrados a luchar en la superficie de los planetas, tácticas que han olvidado y que no emplean desde hace siglos (generalmente luchan en batallas espaciales a bordo de naves). La batalla termina cuando los hombres enviados contra Stularax regresan y detonan otro artilugio nuclear.

Tras la derrota, las maltrechas fuerzas de Huruga se atrincheran en Darova, la última fortaleza que les queda en el planeta. Entonces, Sir Roger captura y reúne a miles de granjeros wersgorix y los envía a la fortaleza, la cual no tarda en rendirse por hambre. Los wersgorix jamás pensaron que tuvieran que resistir un asedio prolongado y carecían de reservas de alimentos. Simultáneamente, los humanos capturan una nave de suministros con capacidad de viaje interestelar, con la que Sir Roger parte en busca de otras especies enemigas de los wersgorix para sellar una alianza que derroque al tiránico imperio. Sin embargo, poco sospecha que traición anida entre sus propias filas...

Adaptación

La transposición de la trama de la novela a Exo es harto sencilla, no hay más que ambientar la historia en un mundo perdido, uno de los planetas colonizados por los humanos durante los Años Oscuros en los que la tecnología haya retrocedido hasta niveles arcaicos. La época en que se ambiente es indiferente, aunque probablemente quedaría mejor si fuera ambientada a finales del primer milenio después de la Declaración de Vettera. Los jugadores interpretarían a los principales líderes de la comunidad: nobles, generales y, tal vez, a líderes religiosos o sabios y eruditos a quienes se encomendará dominar el idioma y la extraña tecnología de los recién llegados.

Al planeta llega una nave exploradora procedente de un pequeño imperio galáctico. Tal vez lo más fácil sea inventarse un pequeño imperio galáctico nuevo, fundado por los wersgorix, una nueva especie menor, avanzada tecnológicamente pero físicamente inferior a los humanos. Este imperio se encontraría en los primeros pasos de su expansión galáctica, habiendo colonizado su sistema solar y construido recientemente sus primeras naves con capacidad de salto sublumínico (capaces de saltar distancias extremadamente cortas). Los humanos del planeta de los PJ son los primeros alienígenas con los que toman contacto y van a lamentarlo...


Un ejemplo: los egor

Los egor son una especie que no ha sido bendecida por la naturaleza: físicamente débiles, cobardes, de escaso carácter e iniciativa y no excesivamente brillantes, por lo general carecen de otras cualidades que los rediman. Se trata de humanoides rechonchos y bajitos, con miembros que parecen ser demasiado delgados para su tronco. Tienen los ojos amarillentos, la piel de color amarillento y carecen de vello corporal excepto en la zona superior de la cabeza. Su sentido del oído es bastante deficiente comparado con la mayoría de las demás especies, por lo que hablan en un tono de voz bastante alto. Los egor son oriundos de un pequeño e ignoto planeta situado en [la localización que desee el DJ].

Los egor todavía se encontraban en una temprana edad de los metales cuando una nave colmena verriana procedente de la diáspora de Martia que pasaba cerca quedó atrapada en una tormenta de iones que la dejó inerme y más allá de las posibilidades de reparación. Los verrianos supervivientes consiguieron llegar al planeta de los egor, esclavizaron a los nativos asustándolos con un alarde de su tecnología avanzada y levantaron una nueva colmena. Sin embargo, algún elemento desconocido de la atmósfera o el ecosistema del planeta inhibía la capacidad de transexualismo de los verrianos y, cuando la vieja Reina murió, los verrianos terminaron por extinguirse o lanzarse al espacio a la desesperada, buscando la supervivencia de su colmena. Por suerte para los egor, nunca más se supo de ellos.

Los egor heredaron lo que dejaron atrás de su tecnología pero no fue hasta muchos siglos después que fueron capaces de comprenderla y, todavía más tarde, de replicarla parcialmente. Actualmente disponen de un puñado de naves con capacidad de viaje sublumínico (muy limitado, solo distancias muy cortas y extremadamente lento, tardando días o incluso semanas en realizar trayectos que a otras especies les llevan horas) pero no conocen el EPR, por lo que dependen de las naves para llevar y traer noticias de sus colonias extraplanetarias. En cuanto a armamento disponen de armas de fuego basadas en propelente químico (que no funcionan en el vacío) ya que aún no han desarrollado armas de aceleración magnética. Sus cazas espaciales solamente van armados con primitivos misiles ligeros.

Resulta sorprendente que una especie tan infame como ésta fuera capaz de superar el dilema de Hopkings, aunque por paradójico que parezca seguramente fuera su innata cobardía la que les impidió destruirse a sí mismos y les impelió a salir de su planeta. En el momento de inicio de la campaña el "imperio Egor" apenas abarca varias colonias en tres o cuatro sistemas solares, muy cercanos entre sí y probablemente desconocidos para las demás especies de la galaxia. El planeta de los PJ es el primer planeta habitado que encuentran (aunque saben de la existencia de otras especies inteligentes de las estrellas gracias a los antiguos registros verrianos). Durante un tiempo han estado observándo el planeta de los PJ y han decidido actuar tal y como hicieron los verrianos con ellos: el plan del comandante de la nave exploradora es bajar al planeta, asustar a los nativos con una exhibición de sus poderosas armas de fuego y esclavizarlos haciéndose pasar por dioses. Los egor se inclinaron ante los verrianos cuando éstos hicieron lo mismo así que... ¿qué es lo que podría salir mal?

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

«Yo soy Heinrich Himmler.»

Himmler