Exo
 Ayudas
    Afición (64)
    Ambientación (297)
    Reglas (197)
    Equipo (239)
    Sucesos (213)
      Tramas
    Aventuras (144)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


domingo, 28 de febrero de 2021


 

Peligros espaciales: Niebla espacial

En el espacio hay cosas que, simplemente, no deberían existir.

Qué es

En el espacio hay cosas que, simplemente, no deberían existir.

Dicen las leyendas eisil, eones atrás, en la era en que los ghar dominaban en solitario la galaxia, mucho antes de que estallase la guerra entre los bandos iroiendi y skardar, consiguieron convertirse en una forma de vida energética, trascendiendo la débil carne y convirtiéndose en seres virtualmente inmortales, casi iguales a los dioses. Casi.

Pero ese casi no era suficiente para algunos de ellos; unos pocos quisieron romper las últimas cadenas en su camino a la divinidad, llevando a cabo experimentos que habían sido prohibidos por los líderes ghar, experimentos que llevaron a cabo en sus propios cuerpos y que los cambiaron para siempre, enloqueciéndolos y convirtiéndolos en depredadores movidos únicamente por el instinto y el hambre caníbal. En ellos nació un omnipresente y terrible ansia por la energía vital de sus congéneres. Peor aún, el contacto directo con otros ghar infectaba a sus víctimas incluso si éstas lograban sobrevivir al asalto, expandiendo la plaga más y más.

Al principio procuraron pasar desapercibidos, así que para cuando fueron descubiertos el mal ya se extendía sin control. Se desató una terrible guerra en la que millones de ghar fueron consumidos o transformados. Fuera lo que fuera que provocaba el cambio, también hacía más fuertes a sus huéspedes, dotándolos además de la capacidad de absorber y devorar la energía vital de los demás ghar, así como de infectar la secuencia energética de su víctima aunque el proceso de absorción fuera interrumpido antes de completarse; las víctimas se volvían como su agresor en apenas unos pocos minutos.

Durante mucho tiempo, tal vez miles de años o más, los ghar se vieron obligados a huir y esconderse, ya que nada parecía poder detener a los engendros hambrientos que los perseguían y acosaban sin descanso. Finalmente fue un anciano ghar llamado Ishel ("El que ha visto el pasado") quien descubrió que con un elemento extraído del núcleo de las estrellas moribundas podían forjarse armaduras que no solamente resistían el ataque de los infectados, sino cuyo mero toque resultaba letal para ellos. Gracias a este descubrimiento, los escasos ghar supervivientes pudieron volver las tornas en la lucha y derrotar a sus enemigos. Los infectados fueron perseguidos y destruidos sin piedad, hasta el último de ellos. O al menos eso es lo que creen los ghar…

No todos los infectados fueron capturados, y algunos lograron huir y esconderse en las zonas más remotas de la galaxia, en donde han permanecido hasta ahora. Poco a poco, la locura y su hambre insana los fueron consumiendo hasta que nada quedó de los hermosos seres que una vez fueron. Y eso es lo que son ahora, nada, poco más que un inusual fenómeno espacial al que algunos viajeros espaciales llaman "niebla espacial".

Con el paso de los evos, los infectados siguieron mutando y languideciendo en una eterna tortura, sobreviviendo a base de alimentarse de extrañas emanaciones del vacío que les permitieron seguir creciendo hasta llegar a alcanzar tamaños titánicos, que en ocasiones llegan a cubrir sistemas solares enteros. Al mismo tiempo, el crecimiento y dispersión de su "cuerpo" energético no pudo ser soportado por sus ya castigadas psiques y éstas, simplemente, se desvanecieron, quedando simplemente un lejano eco de las mismas, la sombra de una mente guiada únicamente por el hambre, lo que le permite desplazarse en busca de más alimento.

Para las especies que pueblan actualmente la galaxia, la niebla espacial es un acontecimiento extraño e infrecuente, que apenas ha podido ser estudiado debido a las dificultades inherentes que plantea su observación. Los pocos científicos que han podido observar una de cerca las han descrito como zonas del espacio que devoran todas las señales electromagnéticas y de otros tipos que emiten las naves que hay en su interior.

Si bien fueron los sheller los primeros que registraron la presencia de una de estas extrañas anomalías hace ya 3500 años, fue un capitán mercante humano el primero en describirla como una especie de "niebla espacial"; y con ese nombre se quedó. A lo largo de los siguientes milenios se han registrado cientos de encuentros con este huidizo fenómeno; sin embargo, pocas veces ha podido ser observado por científicos, ya que tiene la tendencia a desaparecer y moverse impredeciblemente antes de que pueda organizarse una expedición.

Algunos psiónicos afirman haber sentido una presencia extraña y alienígena en la niebla, e incluso existe un viejo cuento espacial que afirma que, en una ocasión, un telépata tyrano intentó ponerse en contacto con ella, enloqueciendo inmediatamente y quedando convertido en un imbécil babeante para el resto de su vida. Igualmente, los anales verrianos atribuyen la desaparición de la antigua Colmena de Mass-Kyrl (situada en el actual sector Silvva) a un encontronazo con un banco de niebla espacial especialmente denso; el cual, por motivos desconocidos, provocó el estallido de sangrientas luchas internas que destruyeron la Colmena.

Tratamiento

La niebla espacial es un fenómeno que llega a cubrir franjas enormes del espacio, en ocasiones incluso sistemas enteros. Se manifiesta como una zona en la que resulta imposible la emisión y recepción de señales que, simplemente, parecen desvanecerse solas (que en realidad son devoradas por la propia niebla). No solamente resultan del todo imposibles las comunicaciones y se dificulta enormemente la detección mediante sensores, sino que al fallar todos los instrumentos se hace necesario pilotar y disparar en modo manual (+2GD a todas las TA de Pilotar, Operador (sensores) y Operador (armamento)). Los efectos sobre los psiónicos, si es que los hubiera, quedan a la entera discreción del DJ; los no-psiónicos no resultan afectados en absoluto.

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

«Soy un arreglador. Arreglo problemas, o al menos lo intento.»

Anónimo