Exo
 Ayudas
    Afición (64)
    Ambientación (297)
    Reglas (197)
    Equipo (239)
    Sucesos (213)
      Tramas
    Aventuras (144)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


viernes, 26 de febrero de 2021


 

Roberto Jiménez ("Cabezahueca")

Francotirador úkaro

Jiménez en combate

"Me encanta disparar y amo el tiro deportivo, pero nunca he gozado matando. Es mi trabajo y tengo que hacerlo, porque si no lo hago muchos de nuestros muchachos volverían a casa en una bolsa negra; por eso es por lo que he matado a todos esos malditos bastardos." - Roberto Jiménez

El úkaro Roberto Jiménez, también conocido por su apodo "Cabezahueca", es uno de los mejores tiradores de la historia de la Armada. Nacido en Bolionhi (sector Derea) en el seno de una humilde familia de colonos, desde pequeño aprendió a disparar para defender sus rebaños de los depredadores locales. Jiménez, actualmente uno de los responsables de la 3ª BriPel, ostenta desde hace casi sesenta años el récord de puntuación en la galería de holotiro de la base Horrún.

El general Jiménez, recientemente incluido en el alto mando de la 3ª BriPel, ha conseguido elevar su nombre a la categoría de leyenda viviente gracias a su eficacia y precisión como francotirador. Las extremas y diferentes condiciones ambientales que tuvo que superar para conseguir cumplir con su trabajo, además de sus continuas demostraciones de heroísmo y compañerismo, propiciaron que hoy en día sea considerado como uno de los mejores tiradores de la historia de la Armada. Sus 339 bajas confirmadas (aunque se comenta que la cifra puede elevarse hasta las 750 bajas no oficiales), no le sitúan entre los francotiradores más efectivos de todos los tiempos. Lejos quedan, por ejemplo, las 1128 bajas confirmadas que se adjudican a Chimo Bengoa, el gran tirador silano que luchó durante la guerra Corporativa. Sin embargo, el hecho de actuar casi siempre en solitario y rodeado de fuerzas hostiles le confiere una especial aura de francotirador de destreza casi sobrenatural.

Admirado por los más prestigiosos tiradores selectos de la galaxia, Jiménez ya destacó en el tiro deportivo mucho antes de iniciar su brillante carrera militar. Antes de alistarse, Roberto Jiménez ya había ganado tres años consecutivos el campeonato sectorial de tiro de precisión a larga distancia. Fruto de su pericia con los rifles de precisión, Jiménez obtuvo numerosos premios como tirador deportivo, una práctica que debió abandonar cuando la flota de Bolionhi realizó una leva forzosa que hizo que tuviera que incorporarse a filas.

A pesar de su edad (ya contaba con 42 años de edad), tras recibir la instrucción básica de conscripto en su planeta, el prometedor Jiménez fue cedido a la Armada federal y destinado a la I Flota para recibir adiestramiento avanzado como "inmo" (infantería espacial móvil). Por supuesto, su prodigiosa habilidad con las armas de fuego hizo que fuera rápidamente seleccionado para recibir adiestramiento con los Grupos Exo.

Allí, Jiménez encontró por fin el lugar idóneo donde demostrar y poner a prueba todo su talento. Su habilidad para lograr disparos imposibles hicieron que se convirtiera en el mejor tirador de la 1ª BriPel, siendo rápidamente asignado a un Grupo Exo especializado en antiterrorismo. Como miembro de este grupo, el teniente Jiménez participó en la captura o eliminación de nueve agentes zelonitas, incluidos dos que habían logrado obtener trabajo como "tibre" (agentes representantes políticos que trabajan entre las bambalinas del senado federal). También fue gracias a su letal destreza que un grupo de senadores que había sido secuestrado por una banda de pacifistas radicales que exigían el fin de la guerra fuera rescatado sin apenas bajas.

Sin embargo, fue en el frente verriano donde realmente Jiménez comenzaría a forjarse una reputación. Durante la última década de guerra, la necesidad de seguir presionando a los verrianos hizo que la R.F.P. enviase todos sus efectivos contra el enemigo, incluyendo algunos Grupos Exo de la 1ª BriPel para sustituir a los caídos en el frente, pertenecientes a la castigada 2ª Bripel (recordemos que aún no existía la 3ª). La unidad a la que pertenecía el teniente Jiménez fue destinada a la frontera verriana para realizar ataques quirúrgicos contra objetivos y recursos clave del enemigo.

3396 dV. fue el año de su primera misión en el frente verriano. Desde entonces y hasta el final de la guerra, el teniente Jiménez eliminó oficialmente a un total de 314 enemigos, entre los que se contaban unos cincuenta guardianes y, al menos, veintidós nobles. Durante este período fue cuando se ganó el apodo de "Cabezahueca", debido a que se aficionó a emplear una determinada marca de munición expansiva de punta hueca (para mejor acabar con los verrianos, que no suelen usar armaduras). Poco antes del fin de la guerra fue ascendido al rango de capitán por méritos propios, y tras el final del conflicto se le ofreció un puesto de instructor en la base de Horrún, honor que rechazó para poder seguir realizando misiones sobre el terreno.

En el año 3439 dV. se creó la 3ª BriPel. Jiménez fue uno de los exos veteranos de las otras dos Brigadas elegidos para formar el núcleo de la nueva BriPel. Fue ascendido al rango de mayor y puesto al mando de los rabudos, un grupo exo de nueva creación formado por úkaros, olieros y lixnel. Este grupo exo realizó muchas de las más peligrosas misiones de reconocimiento profundo tras las líneas verrianas, las cuales aportaron buena parte de la inteligencia con la que contó la Armada acerca de lo que realmente sucedía en el interior de la Comunidad, y que permitieron acelerar el final de la lucha.

Actualmente, los rabudos son uno de los Grupos Exo más veteranos de toda la R.F.P., ya que varios de sus miembros originales continúan en activo. Han pasado los últimos cinco años en el Sector Libertad, haciéndose pasar por un grupo de viejos mercenarios en busca de trabajo, viajando de planeta en planeta eliminando objetivos y líderes enemigos. A pesar de sus reticencias (temían que el almirantazgo quisiera "jubilarles" en un puesto de "niñeras"), los rabudos también han participado brevemente en las actividades de formación de las "Espinas de la Rosa", los grupos de operaciones especiales de La Marca. El mayor Jiménez fue instructor de tiro de muchos de los mejores tiradores que sirven actualmente en la flota de Furis, y mantiene una rivalidad amistosa con su comandante, Patricia Munner (ver artículo aquí: http://www.edsombra.com/edsombra/exo/index.asp?apa=99&numrev=39&seccion=4&pagina=5).

Hace dos años, durante una misión para eliminar al dictador de un insignificante planeta del Sector Libertad, Jiménez tuvo que cubrir 3500 m. de terreno descubierto durante cinco días y sus noches, arrastrándose pulgada a pulgada hasta alcanzar el punto óptimo para realizar el disparo. El propio Jiménez ha declarado que un centinela enemigo que patrullaba "poco después de la puesta del sol" casi orina sobre él cuando estaba camuflado con una red mimética en mitad de un prado. Tuvo que situarse a poco más de 700 metros para poder disparar contra el dictador, matándolo de un certero disparo en la cabeza. Tras el disparo, tuvo que esperar completamente inmóvil durante varias horas, mientras las enfurecidas patrullas libertarias peinaban la zona en su búsqueda, antes de que pudiera retirarse hasta su punto de extracción. Por esta hazaña, fue distinguido con una mención especial, y su mortífera eficacia sembró el pavor en las filas enemigas; de hecho, los libertarios llegaron a ofrecer una recompensa de 100.000 estándares por la cabeza del letal francotirador que usaba balas de punta para acabar con sus líderes.

Sin embargo, durante el tiempo que "Cabezahueca" estuvo actuando en el Sector Libertad nadie pudo darle caza. Ni siquiera los "equipos de contrafrancotiradores" (cazadores de francotiradores), con quienes Jiménez tuvo más de un enfrentamiento digno de mención. En este sentido, se cuenta que en una ocasión Jiménez logró localizar y eliminar a un contrafrancotirador libertario con un certero disparo que atravesó la mira del enemigo e impactó directamente en su ojo.

A pesar de todos estos méritos, que ya le valdrían una mención de honor en la historia de la Armada, la verdadera razón tras la popularidad de Jiménez va ligada de forma irremediable a su reciente récord galáctico de distancia de tiro. Fue hace apenas un par de años, en el planeta Orien, en el interior del Sector Libertad, donde el francotirador úkaro consiguió una baja con un disparo que voló durante 2.952 metros. El arma utilizada para lograr esta increíble hazaña fue un fusil especialmente fabricado por los ingenieros de la corporación TKO, un prototipo de lo que más tarde sería el rifle RP-50 (ver artículo aquí: http://www.edsombra.com/edsombra/exo/index.asp?apa=99&numrev=63&seccion=6&pagina=3). De hecho, el propio Jiménez sugirió algunas modificaciones al diseño del RP-50 que posteriormente fueron incorporadas al modelo definitivo.

El último año de Roberto Jiménez ha sido realmente duro. Hace apenas ocho meses, el mayor hizo público que se hallaba aquejado de la terrible patoesclerosis vírica woogleana (PEVW), contraída durante una misión encubierta en algún planeta subdesarrollado del Sector Libertad. El capitán ingresó en un hospital militar de Sila para ser tratado de su dolencia (a la cual solamente sobreviven cuatro de cada diez afectados). Durante el tiempo que ha durado su lucha contra la PEVW, el capitán Jiménez ha vuelto a demostrar su constancia, valentía y capacidad de sacrificio, tres características de su personalidad que ya le ayudaron a salir adelante en el pasado. Finalmente, el mes pasado Jiménez fue dado de alta y, tras recibir la Lágrima Roja (ver artículo aquí: http://www.edsombra.com/edsombra/exo/index.asp?apa=99&numrev=34&seccion=6&pagina=4), está previsto que pronto regrese al Sector Libertad, esta vez con el rango de General y como nuevo general de la 3ª BriPel. Se espera su llegada a su nuevo destino en cuestión de días.

Descripción

A la edad de 114 años, el general Jiménez sigue conservando una figura atlética. Se trata de un úkaro con el vello corporal ligeramente más oscuro que la media. Al contrario que muchos otros militares, ninguna cicatriz cubre su cuerpo, ya que nunca ningún enemigo ha logrado acercarse tanto como para herirlo. Cuando está en un planeta viste con un uniforme mimético adecuado al entorno. Cuando está a bordo de una nave suele ir vestido con el uniforme negro de los exos, que siempre lleva impecablemente pulcro y planchado; su oficina está igual de perfectamente ordenada y limpia (un robot de limpieza se encarga de recoger continuamente el pelo que se le cae al general cuando está mudando).

Personalidad

Jiménez es básicamente una buena persona. Gran compañero y mejor amigo, en más de una ocasión ha puesto en peligro su vida por uno de los soldados a su cargo. De temperamento naturalmente jovial, con el paso de los años su entusiasmo se ha visto templado con las duras experiencias que ha vivido. Los muertos pesan sobre su conciencia, tanto los enemigos que ha abatido como los amigos a los que ha visto caer sin que él pudiera hacer nada por evitarlo; todos ellos resultan una carga que el úkaro soporta en solitario. A pesar de todos los sacrificios que ha tenido que hacer y de todo el sufrimiento, no se arrepiente de servir en la flota de la R.F.P., la nación que liberó a los úkaros de la esclavitud y que, para Jiménez, abandera la esperanza de libertad y justicia para todas las especies. Jiménez es un patriota, un verdadero creyente en la causa de la República Federal de Planetas. El úkaro cree firmemente en el ideal que hay tras la declaración de Vettera, y por ese motivo desprecia las políticas mezquinas y "localistas" de muchos de los planetas que componen la República. Esto, que es muy loable, le hace también sensible a la idea de un gobierno fuerte y centralizado, uno del tipo que muchas personas denominarían "dictadura". Por supuesto, ni que decir hay que Jiménez es un firme partidario del Presidente Ayala.

Para alguien con un trabajo tan estresante como el suyo, Jiménez es un hombre sorprendentemente tranquilo y equilibrado. Solamente se arrepiente de una cosa en la vida: de no haber podido casarse y formar una familia, tal y como desean sus ancianos padres (que siguen vivos en su planeta natal); de hecho, ahora que por fin va a retirarse de primera línea de acción está pensando en corregir esa situación, para ello ha recurrido a los servicios de Agencia Matrimonial Pináculo, una subsidiaria de Grupo Karma (ver pág. 62 de El Grito). Jiménez ya ha recibido sus diez "contactos karma", pero todavía no se ha atrevido a emplear ninguno de ellos. Este acto, aparentemente inocente, supone sin embargo una infracción del reglamento, ya que durante las entrevistas realizadas para trazar su perfil, desveló algunos datos sobre su labor en la Armada, lo que, aunque él no lo sabe, puede llegar a traerle consecuencias desagradables a largo plazo...

Cómo jugarlo

Este PJ está pensado para ser usado en la campaña de EXO más clásica, en la que los PJ forman un grupo exo (concretamente de la 3ª BriPel). En ese caso Jiménez puede llegar a convertirse en una figura paternal para los PJ, sobre todo si se trata de nuevos reclutas destinados a los rabudos. Jiménez es nuevo en el puesto, por lo que a lo largo de la campaña los PJ irán descubriendo poco a poco el carácter de su superior, de quien a buen seguro habrán oído hablar (Jiménez es toda una leyenda viviente entre los exos, especialmente entre los buenos tiradores).

Si los PJ no son exos sino "espinas" (miembros de los grupos de operaciones especiales de La Marca), puede que sean antiguos alumnos de Jiménez. En ese caso queda a gusto del DJ cuál es la relación con él. Hay que tener en cuenta que, como hemos dicho, existe cierta rivalidad amistosa entre Jiménez y Munner, la oficial al mando de las espinas y también una gran tiradora; esa rivalidad se extiende también a sus discípulos, a quienes les gusta competir por ver quién es mejor tirador.

La tercera opción es presentarlo como enemigo. Jiménez ha hecho mucho daño a los libertarios, y estos no están dispuestos a olvidarlo. Aún sigue vigente la recompensa por "Cabezahueca", y si de algún modo se descubriese que éste es el nuevo jefe de los exos destacados en la zona, seguramente la cifra por su cabeza se multiplicaría por diez o por quince. Con un enemigo de tal calibre y con un precio tan alto por su cabeza, muchos libertarios fanáticos y mercenarios desesperados estarían dispuestos a arriesgar sus vidas con tal de eliminar a un enemigo tan importante o cobrar una recompensa tan alta.

Ficha

CUE: 8 fue: 6 vit: 7 res: 8
DES: 9 agi: 7 coo: 9 vel: 6
INT: 6 mem: 4 log: 4 inv: 6
[A]PRE: 6 car: 4 vol: 6 apa: 3
INS: 5 per: 5 int: 5 con: 4
PSI: 1 pot: 1 sen: 1 imp: 1

Habilidades

Con. Técnico
- Astrografía 12
- Estructuras 11
- Matemáticas 10
Con. Militar
- Logística 14
- Ordenanzas 13
- Táctica 17
Escalar 12
G0 11
Saltar 10
Sigilo 23
Armas blancas 12
Pelea 14
Pistola 12
Rifle 28
Camuflaje 19
Esconderse 26
Observación 23
Ocultar 18
Orientación 20
Mando 21
Conducir
- Aéreos 15
- Terrestres 11
Demoliciones 13
Primeros auxilios 16
Técnico
- Armamento 17

Habilidad secundaria: meditación circaniana 21

Habilidades PSI

Sentir electromagnetismo (electroquinesis) 4

Capacidades Especiales

Reputación. Debido a su récord de tiro a distancia, Jiménez es muy conocido entre los exos y el resto de la Armada de la R.F.P. (aunque es conocido por su apodo: "Cabezahueca"). Cuando interacciona con uno de ellos y éstos saben quién es su interlocutor, tiene un -1 a todas las TA de hab. sociales.

Defectos

Enemigo poderoso. Los líderes libertarios no han olvidado a "Cabezahueca", el francotirador que tanto daño les ha causado en los últimos cinco años. Si se supiera que éste es uno de los nuevos mandos de la 3ª BriPel, seguramente elevarían sustancialmente la recompensa por su cabeza, lo que atraería la atención de muchos asesinos y cazarrecompensas.

PEVW. A pesar de haber sobrevivido a la PEVW, Jiménez sigue sufriendo las secuelas de tan terrible dolencia. +1 GD a las TA de hab. atléticas (por este motivo fue retirado de primera línea de combate).

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

«¿Rendirme? ¿Te has creído que esta letra que llevo en la cabeza significa Francia?»

Capitán América