Pangea
 Ayudas
    Afición (11)
    Ambientación (126)
    Reglas (106)
    Equipo (95)
    Sucesos (124)
    Aventuras (74)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


jueves, 1 de octubre de 2020


 

El otro lado del Umbral

Introducción

Resumen previo

El invierno ha llegado a las Estepas del Norte, algunos dicen que llega incluso antes que al resto de Pangea, lo que es indiscutible es que llega con mucha más fuerza. Dicen que el Wukran despierta y está más activo en esa época, los aisdwan no dudan que cuando llegue el Fin de Todo será en pleno invierno.

En la ladera oeste de la parte septentrional de las Montañas Grises, tal vez no demasiado lejos del maldito Bosque del Espíritu Oscuro una tribu de casi una mano más una manos de familias aisdwan han encontrado refugio durante varios inviernos en las grietas que el frío ha abierto en el interior de las montañas. Las cuevas son su "grakin", la montaña les protege no solo dándoles cobijo de los fríos vientos y las nieves sino con su calor interior y con diversos animales y hongos que la habitan.

Se han organizado como siempre, el consejo de ancianos rige sus designios aconsejados por el conocedor de los espíritus, Trejor. La época del comercio ha pasado y deben sobrevivir con lo que han atesorado y lo que buenamente puedan conseguir en los fríos tiempos de escasez.

Muchos dirían que esta tribu apenas se diferencia de las numerosas poblaciones aisdwan que pueblan las Estepas del Norte, pero algo les hace especiales. Más que algo, alguien, Aya, la actual aprendiz del chamán; una niña que proclama ser capaz de ver y hablar con los espíritus, y que con el tiempo han aprendido a respetar e incluso temer, como a todo lo que se antoja desconocido y peligroso. Los aisdwan puede que sean los habitantes de Pangea más familiarizados con los espíritus, pero eso no quiere decir que estén deseosos por relacionarse con ellos.

El día que todo empieza no dista de ser otro de los activos días de invierno. Cada cual se dedica a sus tareas, ya sea en solitario o formando parte de un grupo. Los más valientes esperan que el clima se lo permita y salen a cazar a cualquier bestia que salga a su encuentro (probablemente con la esperanza agudizada por el hambre de cazarlos a ellos), los más ancianos simplemente descansan y conservan sus ya escasas fuerzas. La comida y el calor son bienes escasos y cada uno los guarda para sí y los suyos ya que las pepitas de ámbar y las pieles no calman el hambre.

Minua vuelve tras haber caminado durante mucho tiempo por los recovecos de la montaña en busca de cualquier cosa comestible sin demasiado éxito. Decide descansar esperando a su querido Hibu en la oquedad que han convertido en su morada, forrada de cálidas pieles y resguardada de la molesta humedad. Decide comer un poco de los víveres que aún conservan, lo justo para calmar ese rugido que late en su interior. Un trozo de galleta y unas bayas ya resecas, prefiere dejar la carne salada para más adelante y suspira porque su prometido traiga una jugosa presa para poder tener un almuerzo en condiciones. Después agotada se echa a dormir, aunque nunca sospecha que jamás se levantará.

Más tarde un vecino la encontrará muerta y avisará a su familia. Aya no tardará mucho en sentir su presencia y todos sus familiares y amigos tendrán tanto interés como la desdichada Minua en saber cómo y porqué ya no se cuenta entre los vivos.

Antecedentes

Los aisdwan son un pueblo estrechamente relacionados con el mundo de los espíritus, están acostumbrados a ver los efectos del Wukran en la faz de Pangea y en sus seres. Entre ellos no es difícil encontrar tanto bendecidos como malditos y de eso va esta aventura.

Los espíritus habitualmente se intentan mezclar entre ellos, ya sea seducidos por lo que es diferente o por un motivo ulterior y ajeno a la mentalidad de los mortales. El mero hecho de poder ocupar una posición de poder entre ellos ya es tremendamente seductora, sobretodo para los que ocupan las más bajas posiciones entre la jerarquía de los seres oscuros. Por ello no debería extrañar que los kiva sean tan aficionados a intentar poseer otros seres, aunque solo sea por la gratificación de sembrar el caos y corromperlos.

Corromper a un chamán no es tan difícil como parece, su posición es cuando menos sacrificada y arriesgada. Cada una de las pruebas y ritos que un chamán debe superar en su labor le pone en contacto con criaturas poderosas siempre al acecho de cualquier muestra de debilidad. Es posible que un chamán se corrompa y se transforme en un brujo, pero lo habitual es que muera intentando alguno de los ritos de paso o que marcado para siempre.

En una sociedad tan relacionada con lo antinatural la muerte no solo no es ajena, sino que es un trámite más... Algo natural. Pero tampoco es insalvable, pero nadie garantiza que lo que venga después sea mejor, es más que probable que se convierta en una condena donde veas el tiempo pasar sin poder hacer nada para cambiar los hechos que van ocurriendo. Pero, y si alguien tuviera la posibilidad de volver, ¿no la aprovecharía?

Introducir a los personajes

La partida está pensada para ser jugada como un rol en vivo, pero nada impide que sea jugada en otro formato, por ejemplo en rol por mesa. El número de jugadores tiene un máximo y un mínimo y es recomendable cuanto mayor, porque según se vayan quitando jugadores algunas tramas sufrirán y se reduce el efecto de incertidumbre que introducen los jugadores con su interpretación.

Sería ideal que los jugadores conocieran el juego, pero si no simplemente requerirá un poco más de esfuerzo por su parte y la del DJ a la hora de explicarlo todo e introducirlos en la situación.

¿Qué necesitan saber?

Los jugadores deberán tener unos conocimientos mínimos de Pangea, sobretodo específicamente en tres áreas que serán fundamentales para la partida:

  • Los aisdwan, el pueblo de los hielos. Tener una idea más o menos clara de como son físicamente, sus costumbres y sobretodo su relación con el Wukran, además del entorno en el que viven.
  • Los espíritus, va a ser fundamental que les suene el nombre y función de los espíritus, que es algo que los niños aisdwan conocen enseguida gracias a las historias de sus mayores.
  • Las medidas. Desde los números a como se mide la longitud, el tiempo o que tipo de "moneda" se usa, para que tengan posibilidad de imbuirse más en la ambientación y que tengan posibilidad de transacciones comerciales.

En caso de que los jugadores jueguen por primera vez a Pangea se recomienda que se les entregue esta información resumida e impresa para que puedan consultarla durante el juego.

¿Quienes son los protagonistas?

La partida está diseñada para ser jugada con una serie de personajes pregenerados que tienen una historia, relaciones y un peso en las diferentes tramas. Sería prácticamente otra partida si se hace sin ellos.

Los enumero por orden de necesidad en la partida siendo el número mínimo 5 y el máximo 10, deben irse cogiendo siempre en el orden que se enumeran:

  • Aya: Ve muertos, en caso de necesidad puede incluirse el papel de Minua en éste.
  • Trejor: Chamán de la tribu, poseído por un kiva.
  • Hibu: El prometido de la muerta e hijo de Odel. Jefe de los cazadores.
  • Odel: Miembro del Consejo, padre de Hibu.
  • Kaudrum: Comerciante poderoso, padre de Minua.
  • Leuman: Ex-novio y amante de Minua, ladronzuelo que se hace pasar por recolector.
  • Minua: Groka de la una joven recolectora asesinada por Trejor.
  • Camei: Guardia y mejor amiga de Minua. Enamorada de Ete.
  • Ete: Guía y ermitaño/a que ha sufrido un toque wukranico.
  • Yoge: Hermano de Minua, hijo de Kaudrum. Enamorado de Camei.

Como se ve en caso de disponer de pocos jugadores y dado que Minua solo puede hablar con Aya y tal vez con Trejor se podría hacer que fuera un PNJ o que Aya interpretara el doble papel al tener que hablar por ella. Supondrá un gran esfuerzo por parte de quién interprete el papel, pero puede quedar muy bien.

Desarrollo

La base de la partida es reunir a los personajes y dejar que vaya naciendo el conflicto, en realidad múltiples conflictos relativos a las diferentes tramas de los personajes. Cada personaje tiene una trama personal que puede que estar relacionada con la de otros personajes. Cada uno guarda un secreto y posee información sobre el secreto de otro. Se podría decir que la trama principal es la muerte (más bien asesinato) de Minua, pero los jugadores podrían darle más o menos importancia según sus intereses, lo que está claro es que es el catalizador para el caos que ha cambiado el status quo de la aldea.

Inicio

Lo ideal es que el DJ presente la situación que se narra en la introducción y vaya presentando a los personajes teniendo en cuenta no revelar más información de la necesaria. Debería dar un esbozo de lo que la tribu creé de cada uno de ellos: Leuman es un recolector, Trejor el chamán, Ete un/a guía

Después comentar las costumbres de los aisdwan de refugiarse en el invierno y su forma de vida comunal pero respetando la intimidad debería plantear las dudas que tienen sobre la muerte de Minua, sobretodo tras la aparición de su groka. Es importante reseñar la importancia e influencia de Trejor, Odel, Aya y Kaudrum en la tribu, por este orden. Aunque Aya solo sea una joven iniciada la respetan por sus poderes ya que ha ayudado a muchos familiares y ha descubierto muchos secretos en el proceso, así y todo no es raro que le tengan miedo, como ocurre con Trejor.

El lugar

Es importante que el sitio donde se vaya a jugar, que va a hacer el papel de la cueva sea un sitio cerrado pero con diferentes zonas, ya sean habitaciones o simplemente grupos de sillas.

Los personajes deberían tener libertad de reunirse unos de otros con la suficiente libertad para hablar sin ser escuchados.

Un sitio con habitaciones tal vez sea más difícil de gestionar para un solo DJ, pero establecer diferentes zonas con cierta distancia entre ellas en una habitación grande puede ser una solución viable en ese caso. O si todas las habitaciones están conectadas por un pasillo el DJ puede estar disponible desde él y atento a lo que ocurre en cada habitación.

El resumen de personajes

La parte más importante que debe tener el DJ controlada para seguir las tramas es lo que sabe cada personaje. Para ello lo mejor es guiarse por el pequeño esquema siguiente:

Nombre   Dedicación Secreto Sabe
Aya Ve muertos Aprendiz chamán No se llevaba bien con Minua y alguna vez le había deseado la muerte Chamán herido en el pecho durante su paso al segundo círculo y enfermedad de Odel
Camei Mejor amiga muerta Guerrero Odia a Leuman y quiere implicarle en la muerte de Minua Que Aya no se llevaba bien con Minua
Ete Toque wukranico Guía Rasgo wukranico Camei odia a Leuman
Hibu Novio muerta Cazador Su familia está arruinada Que Aya no se llevaba bien con Minua
Kaudrum Padre muerta Artesano Quiere quitarle el puesto a Odel en el Consejo Yoge enamorado de Camei
Leuman ex pareja muerta Ladrón Se gana la vida robando Sospecha Odel enfermo
Minua Muerta Recolectora Estaba liada con Leuman a espaldas de Hibu Leuman roba
Odel Anciano del consejo Erudito Está enfermo pero no quiere que el chamán lo sepa Familia Hibu arruinada
Trejor Kiva Chamán Es un kiva, rasgo wukranico pecho con coraza reptiliana Infidelidad de Minua
Yoge Hermano muerta Recolector (piedra) Enamorado de Camei que no le hace caso Aspiraciones políticas de su padre e infidelidad de Minua

Como se puede ver según se eliminan personajes pueden desaparecer ciertas tramas como el triángulo Yoge-Ete-Camei, por ello se recomienda jugar la partida con 10 personajes.

La trama principal: El asesinato de Minua

Realmente se trata de el juego de poder de Trejor. El kiva tuvo que eliminar a la joven recolectora para recuperar un poderoso objeto mágico que podría llamar la atención de sus congéneres que ella había encontrado por casualidad buscando hongos.

No tuvo más que verter un poco de veneno en la galleta que sabía que iba a comer gracias a sus poderes de adivinación.

La joven apenas recuerda lo que pasó, pero si se esfuerza puede ir recobrando la memoria de detalles. Que volvía de trabajar y que tomó un tentempié para echar una siesta mientras esperaba el regreso de Hibu.

En su pequeño reduzco estarán todas sus cosas y solo alguien que saque una buena tirada en Buscar encontrará la galleta tirada por el suelo, una tirada de Cocina señala que hay algo en la galleta que tiene un aspecto más oscuro de lo habitual.

El ascenso al poder de Kaudrum

Kaudrum busca entrar en el Consejo y no se detendrá para conseguirlo. Su mejor posibilidad es conseguir que salga alguien del Consejo. Teniendo en cuenta que el único implicado en la partida del Consejo es Odel solo tiene dos oportunidades: o intentar implicarlo para que lo echen del Consejo o unirse a él para conseguir echar a alguno de sus rivales en el Consejo.

Es bastante fácil que un jugador opte por la primera opción ya que la segunda no es tan obvia, eso puede introducir otro presunto culpable en la trama principal y desvelar la siguiente trama.

Los problemas económicos de la familia Odel

La familia de Odel ha despilfarrado el dinero y aunque ni a él ni a Hibu les importa centrados como están cada uno en su posición y su trabajo puede ser un gran inconveniente.

Odel acuciado por una enfermedad terminal y crónica quiere asegurar la posición y el futuro de su familia. En el caso de Hibu eso significaba el matrimonio con Minua y pasar a formar parte de la poderosa y rica familia de Kaudrum. La muerte de la chica supone un duro revés.

La inminente ruina puede ser usada en su contra como una causa para implicarle en un posible atentado contra el poderoso comerciante. Sin duda no le ayudará a llevar a cabo sus planes.

La infidelidad de Minua

Minua siempre se ha visto atraída por el lado oscuro de Leuman.

Leuman es un ladrón que gusta de la vida fácil y de los placeres mundanos. No es una mala persona, simplemente no lleva bien las restricciones de la sociedad en la que vive. Mientras disimula haciéndose pasar por un recolector mediocre.

Algunos saben de su verdadera naturaleza, como Camei y no dudarán en usarlo en su contra. Es fácil que se vea implicado y sobretodo inculpado en la muerte de Minua y si se sabe la verdad será aún peor, Leuman no amaba a Minua, ya no (ella le había dejado hace muchos inviernos y había regresado a él fruto del capricho), para él era solo un placer sexual y no iba a dejar de disfrutar de él sin más. En el fondo tenía cariño a Minua pero sabía como era de volátil y había aprendido a no implicar sus sentimientos en su relación.

El triángulo amoroso

Camei se siente fuertemente atraída por Ete (sin importar su sexo, que puede marcar una importante diferencia en la partida) y es bastante fácil que Ete le corresponda. Pero el conflicto viene de la mano del silencioso sentimiento que Yoge alberga en su corazón por Camei y el peligroso secreto que marca la vida de Ete.

Por suerte Yoge tiene otras prioridades pero es fácil que sus sentimientos se interpongan en sus ambiciones y que probablemente Ete salga mal parado/a.

Además es posible que el amor de Camei se encuentre con los recelos y prejuicios de su sociedad, lo que daría otra vuelta de tuerca a sus problemas.

La ambición de Yoge

Yoge quiere el puesto de su padre, para conseguirlo tiene dos posibilidades: quitarle de en medio o ayudarle a conseguir sus ambiciones. Si Kaudrum pasa a formar parte del Consejo dejará vacante su trabajo de artesano la mayor parte del tiempo y tendrá que ceder a su hijo ese puesto.

Yoge puede usar la política y las otras tramas para conseguir sus objetivos, el conocimiento puede darle mucho poder sobre los demás y si sabe usarlos podrá realmente controlar prácticamente todo lo que pasa.

Los personajes

Se incluyen los datos principales de los personajes para una rápida referencia y revisión. Pero para entregar a los personajes consulta el siguiente archivo en formato «.zip» (descargar archivo) donde encontrarás los personajes con sus habilidades y objetos.

Aya, aprendiz de chamán (15)

(Puede ver y hablar con los muertos)

Historia

Aya nació bajo los auspicios de la vinkana (la noche más luminosa del año) y por tanto bajo un signo positivo del Gran Espíritu. Fue tocada con el don de poder interactuar con los espíritus de los muertos y ver los seres que vagan por el Umbral. Con su destino marcado desde su nacimiento y con la experiencia que supuso para sus padres el tener que convivir con las cosas que veía la pequeña y ellos no. Sus hermanos y demás familiares no son capaces de llevar muy bien su don y no tienen una relación muy estrecha, pero por suerte desde hace varios inviernos apenas hace vida familiar ya que pasa la mayor parte del tiempo con Trejor, el chamán de la tribu.

Pese a su avanzada edad Trejor es joven de espíritu además de una fuente de conocimiento casi inagotable. El mundo de Trejor es el mismo que el de Aya el de los espíritus y fuerzas de la naturaleza más allá del alcance de los meros mortales, puede ver cosas como ella (aunque él tenga que esforzarse y recurrir a rituales y pociones). Sabe que Trejor se esfuerza mucho para conseguir el poder que tiene y para retenerlo, desde hace un tiempo está de bastante peor humor ya que algo debió salir mal al intentar ascender al segundo círculo y parece que el chamán resulto herido en el pecho, aunque es muy celoso de ese tema. Trejor ejerce más de padre para Aya que su propio padre.

Aya está acostumbrada a ver a los espíritus desde los groka que velan a sus familiares intranquilos por su futuro hasta que algún evento (normalmente una unión o un nacimiento) los reclama en las Tierra de las Almas, muchas veces Aya los ayuda en su búsqueda de descanso. También se ha acostumbrado a ciertos Ibu que vagan por las cuevas y a la aparición de morkas o de jubras, como el que acompaña a Odel desde hace unos inviernos. Además están los espíritus que invoca Trejor en sus rituales y en su búsqueda de conocimiento. Aya se ha dado cuenta que los espíritus son capaces de percibir su don y que por ello la tratan de forma especial, dependiendo de cada uno, unos la evitan y otros se interesan en ella.

Hace unos días le pareció ver la sombra de un morka en una de las esquinas de la cueva donde el poblado se ha desplazado para pasar el invierno, allí encontró el cuerpo de Minua con los labios negros y la piel rígida y azulada. Un par de nudillos después su groka apareció buscando la forma de pasar a la Tierra de las Almas.

Personalidad

Aya se ha acostumbrado a ser una extraña dentro de su propia tribu, así que intenta evitar hablar de las cosas que ve u oye a menos que se espere de ella que lo haga. Solo con Trejor es capaz de hablar con total naturalidad de esas cosas, ya que él es el único que la entiende del todo y puede ayudarla. Es una joven tímida que debe sacrificar toda su vida a su futuro como chamán.

Secreto

No te llevabas especialmente bien con Minua, era de esas engreídas que te consideraban un bicho raro y te señalaban con el dedo al pasar. Sobretodo en tu niñez se reían de ti e intentaban hacerte la vida imposible. Alguna que otra vez has deseado su muerte y ahora te sientes culpable ya que debido a tus capacidades tienes miedo que ese deseo se haya hecho realidad por tu culpa.

Trejor, chamán (38)

(Poderes místicos limitados)

Historia

Trejor como Aya nació bajo los auspicios de la vinkana (la noche más luminosa del año) y por tanto bajo un signo positivo del Gran Espíritu. Eso le destinó a ser uno de los iniciados y candidatos a ser el chamán, el mayor baluarte y el principal guardián de la tribu (algo más de una mano de manos de familias) contra los espíritus y entes del Wukran. Desde pequeño demostró una curiosidad insaciable y un remarcado interés y facilidad para aprender todo tipo de datos, así que no le costó mucho destacar como aprendiz de chamán y ser el sucesor del anterior a su muerte debido a una enfermedad respiratoria a la edad de dos manos de manos de inviernos.

Pero Trejor no era tan fuerte como él creía, y por ello Trejor ya no controla su propio cuerpo. Durante el ritual para acceder al segundo círculo Trejor perdió el enfrentamiento contra el kiva y éste pasó a tomar control de su cuerpo aprovechando para ir preparándose para corromper al chamán y convertirlo en un brujo.

Ahora vive oculto entre los aisdwan intentando que la protegida del chamán Aya no lo descubra para lo cual tiene que renovar todas las mañanas un ritual para ocultar su poderosa aura como kiva lo que le ayuda a permanecer en el cuerpo pero limita sus poderes de posesión. Su camuflaje sirve tanto para los mortales como a los seres del otro lado del Umbral.

Hace unos inviernos el kiva descubrió un poderoso fetiche, en la forma de una perla negra. Era un gran avance y una poderosa arma, pero también tenía un brillo místico que podía atraer a muchos espíritus que podían darle problemas. Por eso decidió esconderlo en un lugar donde pudiera pasar desapercibido, gracias a los conocimientos de Trejor supo de unos hongos con la cualidad de ocultar el brillo místico (parte de su ritual actual de ocultación) y la enterró en el lugar con una mayor concentración de ellos. Para su desgracia cuando el poblado se mudó a las cuevas donde pasan el invierno una de las recolectoras más jóvenes (Minua) encontró la perla, aunque por suerte no sabía lo que era y su avaricia le hizo guardarlo en secreto. Para él fue algo obvio ya que al sacar la perla de su escondite fue como encender una antorcha en la oscuridad. Durante unas jornadas observó a la joven, así descubrió que estaba liada con Leuman uno de los peores elementos de la tribu. Cuando encontró el mejor momento envenenó su comida y le robó la perla. No es nada raro que un recolector joven muriera envenenado.

Ahora la perla vuelve a descansar en su escondite a la espera de necesitarla.

Personalidad

Pese a su avanzada edad Trejor era joven de espíritu además de una fuente de conocimiento casi inagotable. El mundo de Trejor es el mismo que el de Aya el de los espíritus y fuerzas de la naturaleza más allá del alcance de los meros mortales, puede ver cosas como ella (aunque él tenga que esforzarse y recurrir a rituales y pociones). Y por tanto tienen una relación muy estrecha y Trejor la consideraba como a su hija y sucesora, así que tienes que intentar que nada cambie.

Tienes que evitar desdeñar a todos los seres inferiores que te rodean pero no es fácil, por suerte están acostumbrados a que el chamán se sienta superior a ellos y te permiten exhibir cierta soberbia. Te cuesta evitar hacer patente tu superioridad pero sabes que tienes que ser paciente para llegar a cumplir tu plan.

Secreto

Eres un kiva, y al poseer a Trejor le has dejado un muy aparente rasgo wukranico, casi todo su pecho está ahora cubierto por una coraza quitinosa de naturaleza reptiliana. Lo que lo hace más resistente a cualquier tipo de ataque físico pero te descubriría a simple vista. Por suerte vives en la tierra del hielo perpetuo así que no es difícil tener una excusa para ir siempre con todo el pecho cubierto de pieles debido al frío que no sientes.

Minua, recolectora (17)

(Groka, solo puede interactuar con Aya)

Historia

Minua, hija de Kaudrum, nació en el seno de una familia humilde que se hizo a si misma. Cuando su madre murió atacada por una bestia cuando aún era una niña su padre se hizo cargo de ella y de su Yoge, su hermano mayor. Pese a los problemas consiguió con su trabajo de artesano de la piedra sacar a la familia adelante y ponerla en un buen lugar entre el resto de la tribu, hasta tal punto que es probable que no tarde en entrar en el Consejo de ancianos que la gobierna.

Minua empezó a aprender el arte de la recolección con diferentes hermanas de su difunta madre, ya que quería seguir su legado. A su padre no le hacía mucha gracia ya que consideraba que era una dedicación peligrosa pero no podía evitar ver el reflejo de su madre en ella y le concedía todo lo que ella le pedía. Incluso la dejó tontear con Leuman, un jovencito con muy mala fama de pendenciero y problemático cuando Minua creía estar enamorada de él. Pero aquello acabó. Cuando su padre le presentó, tiempo después de varios problemas y desengaños, a Hibu un chico de buena familia con un importante futuro como cazador jefe de agrupación, Minua quedó encandilada por su confianza y su poderoso físico. Parecía que la aguardaba un futuro prometedor.

Pero siempre se recae en las malas costumbres. Pese a estar prometida a Hibu y esperando al final del invierno para unirse a él, desde hace una druma Minua visita en secreto a Leuman y tiene relaciones con él sin que nadie lo sepa. Si alguien se enterara daría al traste su cómodo futuro y supondría un escándalo para su familia. Sabe que Leuman es un ladrón y mala persona, pero no puede evitarlo, hay algo en esa oscuridad que le rodea que lo hace muy sensual y atractivo, además tampoco es que pensara seguir con ello toda la vida.

Aunque es difícil que tenga importancia ahora. Mientras seguía con su trabajo Minua aprovechaba que durante el invierno estaban guarecidos en el laberinto de cuevas donde se encontraba el refugio hibernal de la tribu buscando cualquier tipo de bayas, setas y hongos y algunos objetos llamativos que podía encontrar (aunque no estaba tan especializada como su hermana siempre podía encontrar algún trozo de ámbar, alguna piedra brillante e incluso había encontrado una perla negra) para pasar el tiempo, ya que su trabajo durante esa época del año era más bien escaso ya que pocas raíces y tubérculos estaban maduros bajo la gruesa capa de hielo reinante en el exterior. No sabe exactamente que fue lo que la mató porque había comido lo mismo que el resto de la semana unas galletas de cereales, carne ahumada y bayas.

Ahora no es más que un groka y solo la rarita de la tribu, Aya, puede verla y hablar con ella. Vas a echar de menos hablar con Camei, con Hibu y con tu padre Kaudrum.

Personalidad

Minua es una mujer sociable, aunque se podría decir que una chica mal criada acostumbrada a hacer lo que quería y conseguir todo lo que deseaba. Para ella la muerte ha sido un duro golpe porque ha dado al traste con todo el futuro provechoso que tenía ya casi en su mano. Minua puede mostrarse caprichosa y engreída, más acostumbrada a mandar que a obedecer.

Secreto

Cree que nadie sabe de su relación con Leuman y no le gustaría que perjudicara su memoria o a su familia a si que hará todo lo posible porque siga siendo un secreto

Hibu, cazador (19)

(Líder del grupo de caza)

Historia

Hibu, hijo de Odel, nació en el seno de una familia poderosa dentro de la tribu. Aunque sus padres apenas se hablan ya fueron una familia modélica y ahora su padre es uno de los más influyentes representantes del Consejo. Hibu creció arropado como primogénito y nadie le puso trabas cuando se decidió por seguir los pasos de su padre como cazador, no le costó mucho con su arrojo y capacidades el demostrar que era digno sucesor de su progenitor. Consiguió ser nombrado el líder del principal grupo de caza cuando el anterior murió en una cacería.

Su futuro parecía ser perfecto cuando su padre mediante la relación que tenía con Kaudrum le presentó a su hija Minua, una joven hermosa y muy sociable de una familia de artesanos rica y en pleno auge. Era un golpe de suerte ahora que la riqueza de su familia estaba empezando a agotarse debido a los excesos de su madre y sus hermanos.

Sabía que Minua no era un dechado de virtudes, como se habían criado con otros niños de la tribu sabía lo cruel que podía llegar a ser como por ejemplo con Aya la rarita sucesora del chamán. Pero no le importaba con él era complaciente y atenta, una chica dulce y cariñosa, era todo lo que se esperaba de una esposa. Por eso su muerte ha supuesto un duro golpe.

Hibu no está dispuesto a dejar escapar así sus sueños y quiere encontrar un culpable, no creé que la chica se haya descuidado o se haya suicidado, sabe que tenía un futuro feliz por delante y no hubiera renunciado fácilmente a él a menos que hubiera algo más y él está dispuesto a descubrirlo.

Personalidad

Hibu es tozudo y arrogante. Tiende a intentar resolver todos los problemas mediante la intimidación y la violencia y siempre era su padre o Minua los encargados de hacerle entrar el razón.

Ahora está roto de dolor y loco por la ira, sabe que eso no le ayudará pero no puede evitar el resentimiento. Tiene que calmarse para averiguar que ha pasado.

Secreto

Su familia intenta mantener las apariencias. Aunque a su padre (Odel, que ya no es lo que era) no le importa el dinero y prefiere vivir casi como un ermitaño, nadie quiere perder su posición preeminente dentro de la tribu.

Odel, erudito (42)

(miembro del Consejo)

Historia

Tras pasar su juventud como cazador se casó con la hermosa mujer de un artesano y fundó una de las familias más ricas y poderosas de la tribu. Pero el tiempo no perdona. Actualmente para Odel su familia se reduce a Hibu del que se siente muy orgulloso por haber seguido sus pasos mientras desdeña a su mujer y sus demás hijos que solo se han dedicado a dilapidar lo que él consiguió con esfuerzo, sangre y sudor. Actualmente su vida es el Consejo y como tal es una de las cabezas que representan el gobierno de la tribu aunque se ha retirado de casi cualquier otra tarea, casi viviendo aislado como un ermitaño que solo vive para reuniones y para compartir historias y asesorar a los jóvenes.

Su cuerpo no es lo que era y cada vez se encuentra peor. Tiene una enfermedad que le hace que se canse con facilidad y no quiere ser una carga ni molestia para nadie. Por eso lo oculta a todo el mundo y se niega a dejarse asesorar ni probar los remedios mágicos del chamán, ya que no confía que corromper su alma para aliviar su alma le permita en el futuro entrar en la Tierra de las Almas.

Odel estaba más que dispuesto a abandonar este mundo cuando llegara su momento ya que había dejado todo lo que le importaba bien atado. El compromiso de su hijo con la hija de Kaudrum y dejar el Consejo en buenas manos era lo único que le importaba. Pero ahora la vida de su hijo ha sufrido un duro revés con la muerte de su amada Minua y no sabe que puede hacer para remediarlo.

Personalidad

Es un hombre sabio, viejo y cansado. Siempre dispuesto a contar una historia y dar su punto de vista o un consejo a los jóvenes no puede andar mucho rato sin sentarse a descansar. Cualquier tarea física supone un grave esfuerzo para su cuerpo y siempre intenta evitarla.

Es un hombre serio que siempre gusta de hablar de cosas importantes aunque a veces las disfrace de mito para los jóvenes, aunque creé en los seres espirituales prefiere centrarse en las cosas mundanas y desconfía de todo lo que tenga que ver con el otro lado.

Secreto

No quiere que nadie sepa de su enfermedad e intenta disimularlo como los achaques propios de la edad que no son raros en un viejo cazador curtido en muchas cacerías de grandes bestias.

Leuman, ladrón (21)

(disimula su trabajo como recolector)

Historia

Leuman nunca pudo contar con su familia para nada, su padre amaba más al licor que a sus hijos y su madre hacia lo que podía para sacarlos adelante. El joven y espabilado Leuman enseguida se dio cuenta que siguiendo los pasos de su madre como recolector no podría ganarse la vida y su padre no parecía muy dispuesto a enseñarle los secretos de la alfarería, así que aprendió el arte de "distribuir la riqueza". No le era difícil meterse en los ambientes que frecuentaba su padre y sisar pequeñas cantidades de pepitas u otros pequeños objetos valiosos que luego podía canjear por comida o pieles para ayudar a su madre a sobrevivir. Ella no preguntaba ya que probablemente sabía de su origen incierto y él no le decía nada.

En el tiempo que pasaba haciendo de recolector conoció a la joven y hermosa de Minua y siguiendo su instinto la sedujo, le robó el corazón. No era difícil, aún era una joven inocente y caprichosa dispuesta a conseguir cualquier cosa que se le negara, con hacerse un poco el duro consiguió que ella bebiera los vientos por él. Pero no duró demasiado, demostró ser muy posesiva y quería domarlo convertirlo en el marido que ella querida, alguien próspero que pudiera medrar dentro de la tribu. Pero Leuman quería seguir siendo un espíritu libre y no estaba dispuesto a dejarse domesticar ni por ella ni por nadie, le puso las cosas claras y se separaron.

Aunque no es una de las mejores épocas para su negocio, este invierno no ha sido aburrido ni mucho menos... Aunque tenía que permanecer encerrado en las cuevas que forman el refugio hibernal de la tribu desde hace un tiempo ha empezado de nuevo a beneficiarse de Minua que aunque ya estaba prometida con un poderoso cazador ha venido con ganas de guerra. Parece que el cazador (Hibu) hijo del anciano y enfermo consejero Odel no le daba lo que ella quería, al menos no nada más que la posición social y las riquezas. Se trata de una relación sexual sin más implicaciones, parece que a ella le gusta el peligro que él representa y Leuman ha encontrado una forma placentera de matar el tiempo. Pero nada dura eternamente...

La muerte de Minua ha sido un golpe inesperado y es más, puede ser un gran problema si se conoce su relación, ya que sabe que alguno de los que no le quieren en la tribu pueden aprovecharse para librarse de él. Leuman no esperaba seguir con ella para siempre, pero le tenía cierto cariño y no quería que la chica acabara así. No le importa mucho que parezca un accidente, no quiere verse muy implicado por lo que pueda pasar.

Personalidad

Leuman es un espíritu libre que no está muy de acuerdo con las convenciones sociales, no quiere dar cuentas a nadie ni tener que responder de nada. Por eso intenta mantener las apariencias. Prefiere evitar los enfrentamientos e intentar buscar una vida tranquila lo más cómoda posible dentro de sus escasas expectativas. No le gusta que le ordenen cosas ni que le obliguen a hacer algo o tener que rendir cuentas.

Secreto

Intenta hacerse pasar por recolector y no dar cuenta de las cosas que roba.

Camei, guerrero (17)

(trabaja como guardiana de la tribu bajo las órdenes del Consejo)

Historia

Nacida en el seno en una familia de guerreros y cazadores Camei no tuvo muchos problemas en seguir la dedicación familiar. Su madre la animó a ser guerrera guardiana de la tribu como ella en vez de escoger profesiones más peligrosas como cazadora, recolectora o exploradora. Siendo la segunda de siete hermanos está acostumbrada a tratar con la gente y no le costaba desenvolverse de la tribu algo muy valorado para su trabajo.

Desde pequeña se muy buena amiga de Minua, era una chica muy atenta acostumbrada a conseguir todo lo que quería. Pero la verdad es que fue de las mejores chicas que conoció en su infancia, solo en alguna ocasión se asustó de la crueldad que podía llegar a exhibir con seres extraños como Aya, pero probablemente era más una forma de defensa por el miedo que le tenían a la niña que veía espíritus. Siempre permanecieron muy unidas y juntas, aunque durante un tiempo se distanciaron debido a su relación con Leuman al que Camei no veía con buenos ojos. También es posible que fuera porque era la época en su periodo de instrucción era más duro y Camei tenía poco tiempo incluso para ver a su propia familia.

Actualmente mientras su familia la presiona para que busque un hombre con el que asegurar el futuro de su familia ella está más interesada en su futuro dentro de la guardia. Varios de los encargados de los turnos parece que van a retirarse por su edad, incluso alguno podría formar parte del Consejo. Solo se siente extrañamente atraía por Ete un/a guía que se encarga de buscar posible grupos de presas para los cazadores. Es una persona diferente y callada con unos ojos profundos y tristes que llaman la atención de Camei.

[El sexo de Ete depende del jugadora, así que podría ser algo extraño para Camei]

Cuando se enteró de la muerte de Minua se sintió culpable por no poder haberla evitado, ya que considera que su trabajo es salvaguardar la integridad de todos los miembros de la tribu. Últimamente habían vuelto a quedar y hablaban de sus cosas aprovechando que cada una tenía un punto de vista único. No crees que haya sido más que un desafortunado accidente, pero no vas a quedarte con dudas.

Personalidad

Eres una mujer fuerte y dura, tal vez por tu trabajo o tal vez por el entorno en el que vivís los aisdwan. Pero sabes ocultarlo ante los demás y mostrarte cándida y servicial, ya que es lo que se espera de un guerrero de la guardia de la tribu. Te has acostumbrado a recibir órdenes y te cuesta encontrar una dirección en tu día a día sin ella, tal vez necesites una pareja, aunque hasta el momento no has echado en falta nada de lo que tu madre te comentaba como indicativo de esa mitad que te aporta un marido.

Secreto

Odias a Leuman, sabes que llevaba a Minua por el mal camino y te temes que tiene algo que ver en su muerte. Quieres poder echarle la culpa y hacerle cargar con la muerte de Minua. Es probable que se quisiera vengar de ella por casarse con Hibu o buscara chantajearla con algún secreto íntimo.

Ete, guía (20)

(se mantiene bastante aislado/a de la tribu)

Historia

Su familia es oriunda de otra tribu por lo cual no tiene fuertes vínculos con ésta. Para su suerte la mayor parte de tu tribu falleció en una tormenta hace muchos inviernos ya que todos ellos cargaban con su aciago secreto. Solo el mantenerse a distancia de la tribu es lo que permite que Ete no haya sido descubierto/a durante todo este tiempo, que ya van a ser casi 3 manos de inviernos en los que trabaja para los cazadores de la tribu. La peor época es el invierno, pese a sus fallidas intentonas, su mejor oportunidad de supervivencia es permanecer con ellos en su refugio hibernal.

Se dice que en su infancia tuvo un encontronazo con un ente maligno que fue lo que hizo que en su pecho empezaran a salir unos pequeños tentáculos y un frondoso pelo que parece la piel de un animal, no es difícil de ocultar en un clima tan frío pero sería muy obvio si alguien le viera desnudo/a. Sus padres buscaran sin esperanza de una cura durante los primeros años y fueron repudiados de muchos sitios durante su periplo.

Ahora que parece que ha encontrado un asentamiento donde vivir con comunidad no quiere arruinarlo y prefiere la soledad a poner sus esperanzas en una búsqueda que casi seguro será infructuosa. No puede evitar sentirse atraído/a por Camei que es la única persona que le trata con verdadera atención y que no desconfía abiertamente de ella. Le tratan como si fuera un peligro, peor que aún que supuestos delincuentes como Leuman, al que sabe que Camei odia (tal vez porque hizo daño a su mejor amiga en el pasado).

Ahora las cosas se han complicado, la mejor amiga de Camei (Minua) ha aparecido muerta y toda la tribu está revuelta. Seguro que empezarán a investigar y esas cosas normalmente solo traen problemas, si no le inculpan podría descubrir su secreto y Ete no tiene donde esconderse.

Personalidad

Ete es una persona callada que prefiere mantenerse a distancia de los demás. Le gusta Camei y querría ayudarla, pero también prefiere no exponerse. Podría usar a Camei para enterarse que van investigando pero no le parece bien, aunque sería una buena forma de estar cerca de ella y mostrarse interesado por su trabajo.

Secreto

Tu rasgo wukranico es más que aparente y si se descubre te marcaría como un paria ante el resto de la tribu, sabes que te abandonarían en el exterior a merced de los elementos en el mejor caso.

Yoge, recolector (19)

Historia

(busca piedras útiles o preciosas)

Yoge, hijo de Kaudrum y hermano mayor de Minua, nació en el seno de una familia humilde que se hizo a si misma. Cuando su madre murió atacada por una bestia cuando aún era un niño su padre se hizo cargo de él y de su hermana. Pese a los problemas consiguió con su trabajo de artesano de la piedra sacar a la familia adelante y ponerla en un buen lugar entre el resto de la tribu, hasta tal punto que es probable que no tarde en entrar en el Consejo de ancianos que la gobierna.

Yoge empezó desde pequeño a interesarse por el trabajo de su padre y le ayuda consiguiéndole piedras y haciendo otros trabajos menores. Sabe que en breve empezará enseñarle más de su oficio y le tomará como aprendiz aunque por el momento tiene un buen trabajo como buscador de piedras ya que (aunque sus competidores dicen que es suerte) es capaz de encontrar las mejores piezas y sabe donde encontrar los minerales más útiles y preciosos, tal vez porque lleva desde niño entre ellos y conoce las cuevas como la palma de su mano.

No se preocupa mucho de la vida social ni de la tribu, hasta el momento su principal preocupación era su trabajo seguida de lejos por su familia. Había aprendido a convivir con la caprichosa Minua y estaba contando los días hasta su unión y esperaba que fundara su propio hogar y no tener que aguantar sus desmanes y manías.

Tal vez por la revuelta vida sentimental de su hermana él había decidido mantenerse al margen, era de los pocos que sabía que pese a estar prometida con Hibu salía a escondidas a ver a Leuman, pero tampoco es que a él le importara mucho ni pensaba decírselo a nadie. Su padre está más preocupado en ganarse una plaza en el Consejo que en vigilar a su hija, lo cual tampoco le viene mal a Yoge porque quiere decir que cuando empiece a formar parte del Consejo es probable que se decida a dejarle el negocio familiar.

La muerte de Minua ha sido un odre de agua helada para todos, ya que nadie esperaba que la joven se suicidara. Era dada a las rabietas pero parecía que todo le iba bien. Es algo extraño e inesperado.

Personalidad

Yoge es un hombre orientado en su trabajo, más acostumbrado a tratar con piedras que con personas. No tiene apenas amigos y con quién mejor se lleva es con su padre. Tal vez esa incapacidad para tratar a la gente es lo que le haya obligado a volcarse en su labor, o simplemente sea su modo de vida el que hace que no tengo mucho éxito socialmente.

No es callado pero no es muy hábil con las palabras, así que evita dar muchas oportunidades a su facilidad para meter la pata.

Secreto

Yoge está enamora de Camei, la mejor amiga de Minua y guerrera de la guardia de la tribu. Pero ella ni siquiera sabe que él existe más allá de que su hermana tiene un hermano, ni lo ve. Yoge admira su dedicación a su trabajo y la forma que trata a los demás (sus aptitudes sociales) y que se moleste tanto por la seguridad de la tribu.

Kaudrum, artesano (39)

(aspira a formar parte del Consejo)

Historia

Kaudrum ha dedicado toda su vida a su trabajo y a la tribu. Desde que su esposa murió atacada por una bestia tuvo que encargarse de sus hijos, por aquel entonces niños pequeños de muy pocos inviernos. Pese a los problemas consiguió con su trabajo de artesano de la piedra sacar a la familia adelante y ponerla en un buen lugar entre el resto de la tribu, hasta tal punto que es probable que no tarde en entrar en el Consejo de ancianos que la gobierna.

Es algo reticente a dejar todo su negocio en manos de su hijo, aunque Yoge parece muy interesado por el tema y le dedica mucho tiempo y esfuerzo, hasta el punto que se ha convertido en uno de los mejores recolectores de minerales que hay en la tribu. Tras hablar con el consejero Odel había conseguido prometer a su querida hija Minua con el hijo de éste, Hibu un influyente y poderoso cazador como antaño lo fue su padre. Todo parecía ir perfectamente. Pese a su amor imposible de su hijo Yoge por la amiga de Minua que trabaja en la guardia de la tribu, sabe que sería capaz de olvidarla con su exigente trabajo o conseguir el renombre para que ella se fijara en él (si conseguía hablarle).

Todo parecía ir bien y el futuro era prometedor hasta que la extraña Aya vino a visitarle con noticias de la muerte de su hija. No podía creérselo, pero la chica era rara pero no era mentirosa. Cuando finalmente vio su cadáver aparentemente envenenado con la comida que estaba tomando no podía soportar el dolor. Todos sus esfuerzos por sacar adelante a sus hijos se habían visto truncados por un revés del destino.

Ahora mismo Kaudrum no sabe que hacer y está desesperado, pretende olvidar la muerte de la otra mujer de su vida y volver a volcarse en su trabajo.

Personalidad

Kaudrum es un hombre calmado y trabajador. Dispuesto a todo para conseguir sus objetivos, igual que fue de preparar una vida feliz para sus hijos y olvidar a su esposa, sabe que puede llegar a ser parte del Consejo solo con esforzarse mucho.

Tiene la edad, conocimientos, riquezas e influencia necesarias... Solo tiene que dar el paso.

Secreto

La persona del consejo con la que tiene más trato es Odel, sabe que el número de consejeros es limitado y está dispuesto a hacer cualquier cosa. Incluso quitarle el puesto a Odel si es necesario, no es un hombre muy dado a las traiciones y tramas políticas, pero tiene que empezar si quiere llegar a ser consejero.

Conclusión y agradecimientos

Para el DJ será importante el controlar el tiempo. La partida no debería durar más de 2 o 3 horas y se debería establecer el tiempo a priori. Se puede dejar un poco de margen, sobretodo si se ve que están cerca del final. Para hacer esto y ejercer peso sobre los personajes el DJ puede usar a los PNJ del Consejo como herramienta, en cuanto se empiecen a revelar cosas se verán obligados a hacer una investigación y pondrá un límite temporal a las pesquisas.

No hay forma de determinar como acabará todo, ya que depende enteramente de los jugadores, pero algunas posibilidades son previsibles. Es más que probable que en la mayoría de los casos el DJ se convierta en un mero espectador y que se tenga que encargar de determinar la reacción de la tribu y del Consejo ante lo que hacen y dicen los personajes. Cuando tenga dudas puede usar los dados para determinar como actúan los PNJ dando una dificultad que corresponda a lo viable que vea cada resultado.

Quisiera aprovechar para agradecer a los jugadores que hicieron esta partida posible. Ya que fue creada para la KDD Asturiana de Umbría que se hizo en Mazinger Gijón el 4 de Enero del 2010. Ellos son por orden alfabético y por los nicks que usan en Umbría:

    Agape como la groka Minua
    Boromir como espectadora (aunque hubiera sido una excelente Camei)
    Buster como el chamán Trejor
    Camember como la poderosa Aya
    Carabas como el sabio Odel
    Dre como el rico Kaudrum
    Leonid como el traicionado Hibu
    Voby como el sospechoso Leuman

A todos ellos quiero agradecer su colaboración, sobretodo a Camember que se ha esforzado en revisar todos los textos y darme su opinión, además de recopilar los sucesos de la partida.

Si quieres ver la partida en la Comunidad Umbría, una comunidad para partidas de rol on-line, sigue este enlace.

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

«La muerte soluciona todos los problemas. No hay hombre, no hay problema.»

Stalin