Exo
 Ayudas
    Afición (61)
    Ambientación (292)
    Reglas (193)
    Equipo (235)
    Sucesos (209)
      Tramas
    Aventuras (140)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


viernes, 23 de octubre de 2020


 

Cleopatra 2525

carátula de la serie

Qué es

Cleopatra 2525 es el sonoro título de una serie de televisión de ciencia-ficción que fue emitida entre el 2000 y el 2001. Junto con otra serie igual de recomendable titulada Jack of All Trades formaba parte de la Back2Back Action Hour.

Sinopsis

Cleopatra 2525 está ambientada cinco siglos en el futuro. La protagonista, Cleopatra, es una bailarina de striptease que en el año 2001 acude a una clínica de estética para (sic) "ponerse tetas"; pero durante la operación surgen complicaciones a resultas de las cuales Cleo es puesta en animación suspendida, despertando quinientos años más tarde en un mundo en el que la humanidad ha sido obligada a refugiarse bajo tierra, ocultándose en kilométricas galerías subterráneas. Allí se une a Hel y 'Sarge', dos mujeres que luchan contra los "baileys", los robots que controlan la superficie y sus esbirros, los temibles "betrayers" (robots con aspecto humano que sirven a los baileys como agentes infiltrados); durante sus aventuras también se enfrentarán a esclavistas, forajidos y degenerados mutantes que pretenden imponer su ley en el mundo subterráneo.

Cleo, Hel y 'Sarge', junto con Mauser, un antiguo betrayer reprogramado que ahora sirve como ingeniero/técnico del grupo, componen el mejor equipo de "Voz", la misteriosa líder de la resistencia que pretende reconquistar la superficie del planeta.

Equipo

Adaptación

Si cogemos Xena y lo mezclamos con Matrix, obtendremos algo parecido a Cleopatra: decorados de flagrante cartón piedra, coreografías de combate que provocan vergüenza ajena, un malo que es una mezcla grotesca de el Joker y Auntie Entity, un vestuario futurista similar al que usaban en la Penthouse de los años '80... ¿de verdad que se puede aprovechar algo de esto para EXO?

Veamos, digamos que estamos en la zona prohibida de Alfeirón, aquí existe un diminuto y paradisíaco planeta sin nombre en donde el iroiendi Vardial ha establecido uno de los exóticos experimentos psicosociales a los que es tan aficionado: esta vez se trata de un mundo en donde robots encargados de cuidar el medio ambiente mantienen a raya a los humanos de forma draconiana.

Desde que comenzó el experimento, hace ya casi dos mil años, los robots dominan la superficie del planeta, mientras que muchos humanos y miembros de otras especies minoritarias (tyranos, olieros, etc.) que fueron traídos hasta aquí tras ser secuestrados de sus mundos natales, se han visto obligados a refugiarse bajo tierra, en unas laberínticas galerías subterráneas a las que se conoce como "el submundo". Estas galerías se extienden durante cientos de kilómetros y actualmente nadie recuerda su origen (en realidad el núcleo de las mismas son una vieja nave skardar que fue derribada en este lugar y con el tiempo ha quedado sepultada bajo tierra).

Partiendo de esta premisa, en el submundo se podría encontrar cualquier cosa que se le pueda ocurrir al DJ más enfermizo, desde las típicas guerras de bandas del cyberpunk ochentero al género post-apocalíptico más clásico, pasando por la "espada y brujería" (usando los poderes psiónicos como sucedáneo de la magia) o, incluso yendo más allá, tramas de tono cthulhoideo, con cultistas sacrificando inocentes a innominados dioses primigenios. De hecho, lo mejor que puede hacerse es meter todo eso a la vez, formando una maraña caótica que vuelva completamente locos a los jugadores; a fin de cuentas se dice que todo es posible en la oscuridad de los túneles más profundos...

Además, siempre existe la posibilidad de que los PJ trabajen para "Pirel". Pirel es el misterioso líder de una organización cuyo objetivo es reconquistar la superficie para los humanos. Trabaja de forma altamente peculiar: cuando decide reclutar a alguien, lo que hace es que sus agentes le droguen, secuestren e implanten en su cabeza un receptor subdérmico (ver pág. 314 del Manual básico). A partir de ese momento la persona escuchará la voz de Pirel allá donde quiera que esté, advirtiéndole de posibles peligros y ordenándole que lleve a cabo tal o cuál tarea para él. Lo más probable es que al principio la persona se niegue o piense que se ha vuelto loca, pero tarde o temprano terminará o bien suicidándose o bien cediendo a los deseos de Pirel. No importa si de alguna manera logran arrancarse el transmisor; a los pocos días les volverán a secuestrar y drogar, y cuando los PJ despierten tendrán de nuevo el receptor colocado en el oído. Quieran o no han sido reclutados para la causa de Pirel, y al parecer éste no es alguien que acepte negativas. Una vez hayan asumido sus nuevas tareas, cumplirán misiones para su nuevo jefe: buscar y probar nuevas armas que puedan derrotar a los baileys, encontrar y eliminar traidores, lograr que las distintas facciones del submundo se alíen para reconquistar todos juntos la superficie, etc. Pero tal vez la cuestión que realmente debería preocuparles es ¿quién es Pirel y cuáles son sus verdaderos propósitos?


Reparto

Baileys

Bailey

Los baileys son inmensos robots creados por Vardial para gobernar este mundo. Poseen una potente IA obsesionada por dos objetivos: uno es la conservación del medio ambiente del planeta, para lo cual no permiten que los nativos desarrollen ningún tipo de tecnología industrial, ni tampoco les permiten emplear otras armas de fuego aparte de primitivos rifles de pólvora. Mantienen estrictos cupos de población y cuotas de caza, así como de consumo de recursos naturales; todo esto se traduce en que, cuando una población concreta, ya sea de animales, plantas o seres humanos, crece demasiado o infringe los límites que ellos consideran "correctos", los baileys actúan para restaurar el equilibrio natural... por el método de reducir la población hasta límites aceptables. La otra gran obsesión de los baileys es destruir a Pirel. Cómo saben ellos de su existencia y porqué le consideran una grave amenaza es un completo misterio...

Los baileys son adorados por la mayoría de los residentes en la superficie, que son despectivamente apodados "tordos" por los disidentes del submundo. Los tordos creen que los baileys son una benigna raza de extraterrestres que solamente hacen lo que tienen que hacer por el bien común y del ecosistema del planeta. De hecho, algunos poblados de tordos incluso ofrecen sacrificios humanos a los baileys, que ellos creen son transportados al "planeta natal" de los extraterrestres para recibir la "iluminación". En realidad, los individuos de estos sacrificios son los "voluntarios" que son adoctrinados como traidores (ver más abajo).

Gracias a su batería eterna iroiendi, los baileys no necesitan mucho más para seguir existiendo al menos durante el próximo millón de años. Sus tareas habituales son peinar el planeta atendiendo que el ecosistema se mantenga correctamente (comprueban la pureza del agua, podan árboles, rescatan animales heridos, etc.). Pese a todo, poseen una base fuertemente protegida, que es en donde crean a los traidores y a donde vuelven regularmente para recargar sus arneses antigravitatorios (sus baterías pueden ser eternas, pero los arneses deben recargarse cada varios días de uso continuo).


Fue 15
Vit 15
Res 15
Agi 3
Coo 3
Vel 3
Habilidades:
Con. Científico (botánica) 18
Con. Científico (ciencias planetarias) 18
Con. Científico (zoología) 18
Artillería (cañón) 9
Armas de apoyo (proyectores) 9
Observación 9
Armas: con Artillería (cañón) disparan un proyectil explosivo que causa daño tipo VI (munición: 4); con armas de apoyo (proyectores) disparan cada asalto una especie de escarcha helada que causa daño V por frío. Las armaduras protegen de este daño por frío con su resistencia al fuego (no con su resistencia a impactos). Ambas armas no pueden usarse durante el mismo asalto.
Armadura: 15/15 todas las localizaciones
PV: 45

Descripción: Los baileys fueron diseñados por el propio Vardial, por lo que a diferencia del resto de robots iroiendi, que fueron construidos por el iroiendi Nor (ver pág. 101 del Manual básico), no comparten una estética reminiscente de las antiguas armaduras ghar. Mucho más voluminosos que el típico robot iroiendi, están fabricados en un material desconocido para las demás especies, un avanzadísimo compuesto cerámico que asemeja algún tipo de piedra o mármol (pero muy ligero), motivo por el cual pueden ser confundidos con colosales estatuas voladoras. Funcionan gracias a una batería avanzada autorrecargable, por lo que pueden operar de manera indefinida durante millones de años, "hibernándose" cuando es necesario hasta que sucede algo que los vuelve a activar. Si son "despertados" tardan unos veinte segundos (seis asaltos) en ponerse en marcha desde su estado latente. Inmunes a los pulsos electromagnéticos (por ejemplo, las granadas de pulso). El arnés antigravitatorio les permite volar como si llevasen un jetpack (permite levantar hasta 1000 Kg. de peso y puede funcionar sin descanso durante días). No construidos originalmente para hacer la guerra, su IA es un tanto limitada en cuestiones tácticas, por lo que siempre disparan al objetivo más cercano (priorizando vehículos y estructuras sobre individuos, si es posible). Cada uno de ellos transporta cuatro pequeños robots-sonda a los que pueden enviar para que peinen un terreno o persigan a una presa si ésta intenta escapar por algún lugar en donde no puedan seguirla.

Robot-sonda bailey

Fue 3
Vit 3
Res 3
Agi 5
Coo 5
Vel 5
Habilidades:
Armas blancas 15
Observación 9
Armas: poseen unas cuchillas rotatorias que habitualmente emplean para desbrozar o podar ramas de los árboles, pero que también pueden usar contra sus presas cuando es necesario reducir el número de ejemplares de una población (ya sea animal o humana). Causan daño tipo I+2. No se puede parar con ellas.
Armadura: 10/10 todas las localizaciones
PV: 9

Descripción: Están fabricados en un material desconocido para las demás especies, un avanzadísimo compuesto cerámico que asemeja algún tipo de piedra o mármol (pero muy ligero). Funcionan gracias a una batería avanzada recargable dentro del propio bailey, por lo que pueden solamente operar de manera independiente durante dos o tres días antes de quedarse sin energía. Vulnerables a los pulsos electromagnéticos (por ejemplo, las granadas de pulso). El arnés antigravitatorio les permite volar como si llevasen un jetpack (permite levantar hasta 75 Kg. de peso y puede funcionar sin descanso durante días).

Traidores

Traidor

Los traidores son los infiltrados que se deslizan en el mundo subterráneo para llevar a cabo los designios de los baileys. La mayoría de ellos son tordos, humanos oriundos de la superficie que se han ofrecido voluntarios para "ser llevados al planeta natal de los extraterrestres en donde recibiremos la iluminación". La realidad es que adonde van es a la base de los baileys, en donde son sometidos a un exhaustivo lavado de cerebro que los reconvierte en efectivos espías, amantes y asesinos.

Los traidores son casi siempre humanos, elegidos entre los jóvenes más hermosos de sus poblados, por lo que suelen tener características físicas o sociales algo más elevadas que la media. A la hora de la creación no pueden escoger ninguna ocupación, sino que deben escoger sus puntos de habilidad uno a uno. Además, todos deben adquirir la siguiente especialidad:

Nueva especialidad: Traidor

Pelea 6
Buscar datos 6
Observación 6
Dialéctica 6
Interrogación 6
Seducción 6
COSTE: 25

La principal misión de los traidores enviados al submundo es descubrir la identidad y ubicación de Pirel y, si tienen la oportunidad, eliminarlo. Como misión secundaria, tienen la misión de descubrir a tantos agentes de Pirel como puedan y matarlos. Los baileys pueden encargarles otras misiones que perjudiquen a los habitantes del submundo por el mero hecho de hacerlo.

Todos los traidores enviados al submundo reciben el siguiente equipo: lentillas de visión nocturna, comunicador avanzado/SPP (conectado a un satélite bailey), lanzagarfios magnético y un arnés de escalada (muy usado en el submundo para viajar a través de los largos conductos verticales llamados Ejes).

Creegan

Creegan

Creegan es un humano con un peligroso brote psicótico. Carece por completo de moral, y le mueve una misteriosa vendetta personal contra Pirel, a quien afirma conocer personalmente. Por lo demás, sus metas y métodos son totalmente aleatorios y destructivos, lo mismo que su extravagante gusto personal por la ropa de arlequín hecha de fibrosílex rojo y por llevar un exceso de maquillaje facial. En realidad no se trata de ningún maquillaje; Creegan tiene acceso a un alijo de antiquísima tecnología ghar que le ha permitido vivir durante muchos, muchos siglos. La locura y la piel de color blanco lechoso son los indeseados efectos secundarios de su uso prolongado por alguien cuyo metabolismo no está fisiológicamente preparado para ello.

Raina

Raina

Una de los pocos tyranos de pura cepa que quedan en el planeta, Raina es la psiónica más poderosa de todo el submundo. Antigua agente de Pirel y ahora una peligrosa renegada que solamente actúa en su propio beneficio, ya desde niña poseía el don de la Empatía y recientemente ha comenzado a desarrollar el de la Cibernesis, una rara rama de la psiónica que tal vez le permita influir en los Baileys... o incluso en el propio Pirel (motivo por el cual éste rehuye cualquier tipo de contacto con ella y la ha colocado en lo más alto de la lista de objetivos de sus agentes, quienes en caso de encontrársela tienen órdenes de disparar a matar). Su truco favorito es enfrentar a sus enemigos entre sí haciéndoles creer que sus compañeros están a punto de traicionarles.

Pirel ("Forjador de futuro")

Pirel no es una persona real. En realidad se trata de un regente skardar (ver artículo), una potentísima IA skardar que controla parte de los antiguos sistemas de la nave estrellada que forma el núcleo del submundo, en especial parte de los sensores internos. Esto le permite saber lo que sucede en buena parte del núcleo del submundo (allá adonde alcanzan sus sensores internos, pero no en las galerías "de nueva excavación").

Pirel era un skardar que fue destruido durante la guerra Ghar y cuyo senescal fue activado y quedó al mando de su propia nave insignia en forma de IA sin cuerpo. Tras una batalla espacial contra el iroiendi Nor, la nave fue derrotada y derribada en este planeta. Contra todo pronóstico, la IA que controlaba la nave sobrevivió, aunque bastante dañada, a la colisión. A lo largo de incontables evos la nave fue quedando enterrada en el planeta, hasta que el iroiendi Vardial regresó a este lugar para llevar a cabo uno de sus estrafalarios experimentos sociales (para entonces la nave skardar había quedado sepultada y Vardia ignoraba que estaba allí).

Poco después de iniciarse el experimento, un humano encontró un acceso al interior de la nave skardar, y la siguiente vez que los baileys quisieron "ajustar a lo adecuado" el número de habitantes de su aldea, algunos en vez de someterse decidieron ocultarse aquí. Poco a poco, se fue extendiendo de poblado en poblado la noticia de la existencia de los corredores subterráneos, a los que comenzó a llamarse "el submundo". Cuando finalmente los humanos comenzaron a refugiarse masivamente bajo tierra, los baileys quisieron seguirlos para exterminar a los renegados, pero fueron rechazados por las defensas automáticas de la vieja nave (que Pirel no controla, funcionan en automático cuando detectan a los robots enemigos). Los baileys decidieron no volver a intentarlo y solicitaron ayuda a Vardial quien, intrigado por el curioso giro de los acontecimientos, se negó a intervenir en el conflicto (lo que según él sería interferir en el desarrollo del experimento) pero les proporcionó los conocimientos y tecnología necesarios para crear a los traidores.

Desde entonces, los baileys han encontrado indicios de la existencia de Pirel, al que han catalogado como la mayor amenaza para la ecología natural del planeta. Por este motivo, han hecho de su destrucción su mayor prioridad. Pirel controla una pequeña parte de los mecanismos internos de la nave, pero ni de lejos todos ellos. Sobre todo querría volver a hacerse con el control de las defensas automáticas de la nave, pero ha perdido la conexión con la parte de su memoria que sabía cómo activarlas e incluso dónde están situadas. Parece que éstas siguen funcionando en modo automático cuando detectan tecnología iroiendi en las cercanías.

El objetivo final de Pirel es recuperar el dominio sobre los sistemas de la nave que aún no controla, destruir a los baileys y ayudar a los humanos a recuperar la superficie del planeta, de modo que pueda ponerlos a trabajar en la reparación total y completa de la nave skardar (con el objetivo último de continuar la guerra contra los iroiendi). Para ello ha reunido en torno a sí un grupo de fieles seguidores que le ayudarán, quieran o no, a cumplir sus objetivos. Ha esperado mucho tiempo hasta que ha tenido la oportunidad de luchar de nuevo contra sus enemigos, así que unos pocos cientos de años no significan mucho a estas alturas.

Hay un hecho que todo el mundo, incluso Pirel, desconoce: en una oscura cámara que ha permanecido cerrada desde que la nave fue derribada, hay una panoplia de senescal intacta. Si Pirel lo descubriera y consiguiese descargar su consciencia en la armadura, ¿quién sabe lo que podría hacer con semejante poder?

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

«Temo haber despertado a un gigante dormido, cuya respuesta será terrorífica.»

Almirante Yamamoto