Exo
 Ayudas
    Afición (62)
    Ambientación (293)
    Reglas (194)
    Equipo (236)
    Sucesos (210)
      Tramas
    Aventuras (141)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


sábado, 28 de noviembre de 2020


 

EXO en el tiempo:

Edad Moderna

Continuamos nuestro recorrido, en la recta final de las posibles épocas pasadas que pueden existir dentro del universo de Exo. Si hasta ahora, hemos enfrentado la situación en una época considerada grosso modo como tecnológica, y a la postre, culturalmente atrasada, dentro del estándar que es tenido como normal en el resto de imperios galácticos, hemos de abrirnos paso a una situación que si bien no rompe totalmente con esa línea, si que la pone en tela de juicio, e incluso, en último término, da pie a una concepción totalmente diferente respecto a las relaciones entre la cultura nativa y los "visitantes del espacio exterior". Este último período (que en realidad comprende dos), es bastante extenso, así que empezaremos por partes, siguiendo, como siempre, una cronología paralela a la europea.

"Terrae Incognitae"

Tres son las situaciones que en general, definen el paso de la Edad Media, a la Edad Moderna: La primera, la aparición de los países como tal. Es decir, la concepción del individuo ya no como un miembro de un feudo, el cual puede estar adscrito a otro u otros, pero cuyo peso legislativo y político tienen poca influencia sobre él, salvo en los caso de intervención militar. Usualmente, el declive del poder feudal, se produce por un aumento del poder regio, el cual somete a una relación de vasallaje a los primeros, convirtiéndose estos en último término en la nobleza, con ciertos privilegios y poderes (como el no pagar impuestos, tierras, etc.) pero no en señores como tal. Si bien es cierto que aún mantendrán disputas, todas derivarán hacia en control del país en el que viven, esto es, en ser reyes ellos mismos, más que un secesionismo beligerante. (Es también probable, que las circunstancias de cambio a la Modernidad se produzcan, en otro marco, por ejemplo suponiendo que la forma política del imperio no sea una monarquía, si no algo completamente diferente, sobre todo por las razones que indicamos a continuación). La segunda causa, posiblemente, causada en gran parte por la tercera, es la coincidencia con la expansión de las fronteras, y la apertura de la época de los Descubrimientos, y la Colonización de territorios dentro del planeta. El ejemplo paradigmático son las potencias europeas, y el Descubrimiento de América. La conquista de dichos territorios, suele ir acompañada de la expulsión de otras naciones previamente asentadas en ellas, lo que refuerza aún más ese sentimiento incipiente de nación. Esta circunstancia se ve agravada, por la existencia de conflictos que subsisten de épocas anteriores, y aún no han sido resueltas de manera definitiva, como son en el caso europeo, La Reconquista, La caída de Constantinopla a manos de los Turcos… lo cual unido a lazos de vasallaje, y actos o costumbres antiguas, pueden llevar a crear un Imperio como nunca antes se pudo soñar, (pensemos en los territorios italianos y holandeses que pertenecían a la Corona Española). Es por lo tanto que ese sinfín de "apropiaciones" de territorios, fomenta a su vez lo indicado en el primer punto, la aparición, o más bien refuerza, el poder regio y el establecimiento de una clase burócrata para poder manejarlo todo con la mayor premura. La tercera cuestión a tener en cuenta, es la aparición de la razón y la investigación científica, en detrimento de creencias religiosas, consideradas como supersticiosas. La aparición de una clara separación Religión-Estado permite, (aunque esta no es la única causa, claro está) de un desarrollo técnico importante, con avances tan revolucionarios como pueden ser la pólvora, la navegación intercontinental, o la construcción/creación de verdaderas obras de arte. La eclosión de las ciencias y las artes son el punto importante, casi el fundamental, para entender los nuevos problemas a los que se enfrentarán los nuevos imperios.

Para crear un planeta en esta época, hemos de tener en consideración la existencia de un imperio preeminente, un par de ellos que le sigan muy de cerca, y el posible declive del los potenciales imperios que podrían haber surgido si no hubiesen entrado en contacto con otro más poderoso que ellos, o si ese contacto se hubiera producido más tarde. Las relaciones con ese imperio "todopoderoso", son de muy diversa índole: es probable que los otros dos mantengan un contacto con el de manera continua, tanto en el ámbito diplomático y mercantil, como en el militar, intentando siempre un conflicto indirecto, para no provocar una guerra abierta (pensad en las patentes de corso inglesas, y los actos de piratería contra la Corona Española). Del resto, mantendrán una sumisión total (ya sea voluntaria, o debido a que su imperio haya sido destruido, como el azteca), o un estado constante de guerra, con intereses ocultos bajo propósitos más elevados, como la defensa de la fe (Soliman el Magnífico, contra Felipe II). Por otro lado, la lógica evolución de esta sociedad, puede provocar conflictos internos, como son, deseos de autonomía de las regiones, aparición de cismas religiosos dentro de la religión propia del imperio (Católicos y Protestantes, debido en parte a la traducción de la Biblia, y una posición crítica, e interpretativa de las Escrituras), que puede llegar a provocar una escisión irreconciliable, ser el aviso de la fractura definitiva de ese imperio e incluso guerras en esos territorios (La guerra de la Rosa y la Cruz en Alemania), e incluso, dar lugar a la creación de ciertas figuras contrarrevolucionarias con exceso de celo, como la aparición (más bien, el desarrollo) de la Inquisición. La clave para presentar una historia interesante en este mundo, es tratar de combinar viejos conflictos con otros de nuevo cuño. Por ejemplo, las guerras de religión junto con la aparición de los problemas asociados a una nueva clase social: los burgueses, que empiezan a adquirir poder y riquezas. Una idea interesante, ya que tenemos que recordar que estamos creando nuestra propia historia, es mezclar conceptos nuevos y viejos dentro del imperio (por ejemplo, caballeros cruzados con armas de fuego, o el descubrimiento de un imperio allende los mares, que no sólo es culturalmente diferente, sino incluso racialmente). Añadir estos detalles, junto con alusiones ya no tan veladas hacia habitantes de las estrellas, (recordad que en esta época, la astronomía descubre los planetas, y comienza la destrucción de la concepción heliocéntrica del universo), pueden dar mucho sabor a nuestro mundo.

Las oportunidades de juego, en un período como este son, potencialmente interminables, (si no lo eran ya). Juegos de alta política, espionaje (ya sea en un ambiente similar a la "Pimpinela Escarlata", u orientado a la aventura, más al estilo de "Los Tres Mosqueteros"), historias de descubrimiento de nuevas tierras y conquista (o exterminio, según el punto de vista desde el que desees orientarlo), conflictos político-religiosos, historias de piratas… Como decimos, infinitas. Un añadido interesante, es la introducción en una "época interesante": Dado que la Edad Moderna comprende un período no tan extenso en años, pero sí en cambios radicales en la sociedad, es posible que los Pjs, se encuentren inmersos en un proceso de surgimiento nacional frente a territorios que sólo tienen en común con el imperio que les gobierna un antiguo pacto de sangre, o un derecho hereditario a su entender carente de sentido, (pensemos en la independencia de los Países Bajos), usando para ello una excusa en un cisma religioso, o una verdadera identidad nacional que alcanza un poder equiparable al del imperio primigenio. Otra de las opciones, que consideraremos a caballo entre la "Antigua Edad Moderna", y la "Nueva Edad Moderna", es la Revolución Francesa, el surgir de una clase social nueva, la burguesía, que desplaza al poder regio como hizo este en su día con los señoríos feudales, y religiosos. Conspiraciones entre partidarios del Antiguo y Nuevo Régimen, surgimiento de los primeros movimientos obreros, e incluso, sueños de un renovado Imperio (como hizo Napoleón). Sin duda, una gran época para hacérselas pasar canutas a nuestro sufrido grupo.

"¡Dios salve a la reina!"

La segunda parte dentro de esta Edad Moderna, que entra prácticamente de lleno en la Contemporánea (la cual veremos en el próximo artículo), es una de mis favoritas, si se me permite la pérdida de objetividad. Suele encuadrarse este período, entre la Revolución Francesa, y la Primera Guerra Mundial, aunque es un tanto subjetivo, sobre todo a partir de la entrada en el siglo XX. En esta época, las reminiscencias del pasado, son cosas del pasado, de los libros de historia, y ahora, nuevas situaciones bullen a lo largo y ancho del planeta. La ciencia se abre paso de manera imparable, (de hecho, la frase "Revolución Industrial" es más que una frase), con la aparición del ferrocarril o el barco de vapor, las armas de fuego más modernas, como los revólveres y rifles, o sistemas nuevos de comunicación como el telégrafo. A su vez, las naciones, las más modernas, que han conseguido una exitosa evolución (no hay que olvidar que nuestro imperio puede irse al traste antes de alcanzar esta fase, y retornar de nuevo a una "edad oscura"), tienen una nueva clase dirigente y de gobierno, (las apariciones de Parlamentos realmente útiles y sin injerencia real, la creación de Repúblicas, o la concepción de la figura del Rey como una figura política controlable por ese Parlamento), así como una nueva clase social que defiende sus derechos (los obreros, y los primeros movimientos sindicales, en contraposición con el antiguo campesinado), la aparición de nuevas formas políticas teóricas que bien pueden provocar un nuevo cambio social y político, con el apoyo de alguna de estas nuevas clases y su poder de voto (como el comunismo). Del mismo modo, continúa el período colonial, pero de una manera diferente: Ahora se somete a naciones asentadas a una metrópoli, sobre todo para obtener sus recursos (La India y China) e incluso es posible la búsqueda y descubrimiento de los últimos lugares que queden pro descubrir, (como Australia o Las regiones Polares, o el caso paradigmático, el reparto de África entre las potencias europeas en busca de sus múltiples recursos). Es en esta época, donde paradójicamente, también se producen las declaraciones de independencia y los sentimientos de nación de las antiguas colonias, tras varias generaciones criadas en ella, que buscan su libertad, o su emancipación (Las colonias americanas, que se independizan de España, Inglaterra y Francia), o bien la destrucción del último reducto del pasado (como los Nativos Americanos tras las Guerras Indias), junto con las posibles unificaciones de territorios que comparten una historia común , pero que su inercia no les permitía esa unificación hasta ahora (el zollwerein alemán, o la unificación Italiana). Las posibilidades son de nuevo enormes: Salvaje Oeste, Guerras Napoleónicas, Conquista del Continente africano, Descubrimiento de los secretos de China o la India… El exotismo juega un papel más importante en las partidas de descubrimiento, por la mejora de la comunicación y el transporte, y el mayor acercamiento de las culturas gracias a ellos. Podemos por lo tanto, establecer un paralelismo en nuestro mundo, y añadirle algunas de nuestras creaciones, como por ejemplo un salvaje Oeste con artes marciales y tecnología steampunk, fruto de un intento de replicar con la técnica del siglo XIX, artefactos traídos por los habitantes de las estrellas, una historia de conquista… de otro planeta dentro del mismo sistema solar… Estas sociedades, (por lo general) están lo suficientemente avanzadas para entablar una relación totalmente directa con los imperios galácticos, y beneficiarse de los intercambios comerciales, normalmente recursos, a cambio de nueva tecnología. Se produce una superposición de lo nuevo y lo viejo realmente interesante. Y quizás acelere un proceso que siguiendo un cauce normal, tardaría aún varios años.

Los personajes, a estas alturas (tanto de la primera como de la segunda parte), pueden hacer uso, (si son oriundos de esto planetas), de la hoja EXO, si bien se han de restringir habilidades, (exigiendo una muy buena justificación de porqué poseen esos conocimientos) o no permitirlos directamente (el Director deberá ser flexible). Pueden usarse incluso las plantillas de profesión del básico, con ligeros cambios, como pro ejemplo Cabalgar en vez de Conducir, y similares.

Los personajes del "otro bando", no deberían tener restricciones, ya que cabe la posibilidad de que encajen en cualquiera de las posibles opciones que existen en estos planetas, ya sean diplomáticos tratando de llegar a un acuerdo comercial, mercenarios buscando un trabajo fácil, cazarrecompensas tratando de buscar a algún asesino fugado en el planeta, misioneros tratando de destruir las antiguas creencias… solo has de nombrarlo.

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

«Si los Fa.Ra.Li llegaran a desarrollar una política de terror como esa, solo encontrarían odio y venganza en sus vecinos.»

Almirante Cunningham