Exo
 Ayudas
    Afición (62)
    Ambientación (293)
    Reglas (194)
    Equipo (236)
    Sucesos (210)
      Tramas
    Aventuras (141)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


jueves, 3 de diciembre de 2020


 

Comisariato de Policía Militar (CPM)

Logo unidad

"Nadie escapa" - Lema oficial del CPM

El Comisariato de Policía Militar es un órgano de creación reciente dentro de la Reichsarmt. Durante la desintegración de Oeon, uno de los más graves problemas que acosaron a la Armada de Oeon fueron las deserciones, en ocasiones masivas, y que llegaron a alcanzar cotas preocupantes en muchos de los sectores más alejados del Imperio (especialmente en la Unión Pangaláctica, en donde un desproporcionado número de oficiales de alto rango se unieron de buen grado a los secesionistas).

Antes de la creación del CPM, la Reichsarmt solucionaba los problemas de disciplina interna mediante un sistema de turnos rotatorios entre la tropa. De este modo, todos los soldados oeonianos servían eventualmente como policía militar. Los castigos por las faltas cometidas eran decididos mediante votación de los integrantes de cada unidad, al más puro estilo asambleario. Esta práctica, que aunque evidentemente se prestaba a numerosos abusos, bastaba para ocuparse de las pequeñas faltas disciplinarias del día a día. Sin embargo, resultaba claramente ineficaz para encargarse de los delitos más graves, ya que muchas veces el culpable huía antes de que pudiera ser arrestado.

Durante la erróneamente llamada "caída de Oeon", la acuciante necesidad de atender otros asuntos más urgentes no permitieron tomar las medidas necesarias para paliar esta situación. Sin embargo, a la sombra de las reformas emprendidas a raíz del llamado Expediente Tetio, hace año y medio se creó el Comisariato de Policía Militar (CPM), un órgano que debía servir para unificar los criterios de actuación en toda la flota.

El CPM se puso en marcha en Selaku del año 3460 dV. con dos fases de desarrollo previstas. Para dirigirlo fue elegida la Generaldernant Beatriz Narváez, una curtida oficial además de una autoridad en legislación militar, doctorada en Derecho Imperial por la Real Universidad de Oeon.

Durante sus primeros dos años de existencia, el CPM se limitó a llevar a cabo un concienzudo examen de las disposiciones y las actuaciones previas de la flota (es decir, de toda la jurisprudencia, la práctica judicial y el Derecho consuetudinario acumulado a lo largo de los años), dotando de homogeneidad a los procedimientos y creando un cuerpo normativo común escrito aplicable a los militares de toda la Alianza. Esto, por mucho que pueda sorprender a las personas acostumbradas a la legislación civil, era algo que no existía previamente en el ámbito castrense.

Ha sido únicamente este año cuando se ha iniciado la segunda fase del programa, en la que el CPM ha asumido la ingente tarea de dar caza a los numerosos desertores que todavía campan libres. El CPM se ocupa de capturar y arrastrar de regreso a Oeon a los prófugos de la Armada, persiguiéndolos en cualquier rincón de lo que fuera el antiguo Imperio de Oeon en el que éstos se escondan (su actuación no es considerada legal en las otras naciones y ha habido algún conflicto).

Para mejor cumplir con esta tarea, durante los últimos dos años el CPM ha desarrollado un entrenamiento específico para los oficiales encargados de capturarlos. Los candidatos a formar parte del CPM son seleccionados de entre el grueso de la tropa durante las primeras semanas de su instrucción. Se buscan personas que posean determinados rasgos: tenacidad, inteligencia, dotes de observación, capacidad de improvisación, etc.

Los escogidos son apartados del resto de la tropa y adiestrados en el cuartel general del CPM, un complejo anexo a la Real Academia de Oficiales de Oeon (RAOO) que incluye una prisión de máxima seguridad con capacidad para 800 reclusos. Los detenidos permanecen aquí a la espera de juicio. Tras la pronunciación de la sentencia, solamente los prisioneros más peligrosos o poseedores de información especialmente valiosa o delicada permanecen aquí.

El entrenamiento de los comisarios ha sido diseñado con la ayuda de expertos pertenecientes a Justicia sin Límites (ver página 52 del Manual básico), y está pensado para que cada uno de ellos sea lo más autosuficiente posible. El CPM carece de uniforme propio, pero en aquellas ocasiones en que encuentren necesario el llevar uno tienen derecho a usar el de cualquier unidad junto a la que estén actuando, con el emblema del CPM cosido en la manga. En cualquier caso, la mayoría de las veces actúan de incógnito. Curiosamente, muchos parecen favorecer el uso de un largo guardapolvos para ocultar mejor todo el armamento que suelen llevar encima.


Nueva ocupación: Comisario de la Policía Militar

6 en Doctrinas [oeonista]
5 en Correr
10 en Observación
15 en dos habilidades sensoriales
5 en Callejeo
25 en tres habilidades ofensivas
3 en Conducir
5 en Pilotar nave
2 en Primeros auxilios
DINERO: II
COSTE: 60 puntos.

Al final del entrenamiento básico, los Comisarios ostentan un rango equivalente a dernant. Durante un año sirven como ayudantes de otro comisario, que será quien completará su aprendizaje "de campo". Cuando lo terminan se les considera aptman. Durante ese año de comisario en prácticas tendrán ocasión de adquirir una de las siguientes tres especializaciones libres:

Analista CPM

6 en Logística [CPM]
5 en Táctica [CPM]
5 en Buscar datos
5 en Falsificación
5 en Observación
5 en Derecho
COSTE: 20 puntos

Los miembros de la sección de Análisis son los encargados de peinar la GWW y otras muchas fuentes de información en busca de datos sobre prófugos. También son quienes se encargan de planificar las misiones encomendadas a los agentes y se ocupan de todo lo relacionado con la logística y la administración.

Agente CPM

5 en habilidades ofensivas
3 en Interrogación
5 en Sigilo
2 en Buscar datos
4 en Táctica
5 en habilidades sensoriales
4 en habilidades sociales
COSTE: 20 puntos

Los agentes CPM son los encargados de perseguir a los desertores y prófugos, detenerlos y traerlos de vuelta para ser juzgados por sus crímenes. Actúan solos o en parejas, y lo habitual es que viajen de incógnito durante largas temporadas. Tienen derecho a solicitar la ayuda de la policía, tanto civil como militar, en cualquier planeta de Oeon.

Seguridad CPM

10 en habilidades ofensivas
4 en Observación
5 en Mando
5 en Conducir
5 en Pilotar
COSTE: 25 puntos

Los miembros de la sección de Seguridad CPM son los encargados de custodiar a los prisioneros una vez éstos han sido detenidos y llevados de vuelta a Oeon. También se ocupan de vigilar la prisión de máxima seguridad del CPM en Oeon.

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

«¿Por qué es importante saber de dónde vengo? Lo importante es hasta dónde quiero llegar.»

Presidente Ayala