Exo
 Ayudas
    Afición (60)
    Ambientación (287)
    Reglas (187)
    Equipo (230)
    Sucesos (205)
      Tramas
    Aventuras (136)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


sábado, 30 de mayo de 2020


 

Informativo especial sobre la tragedia de Nagasaa

Suena una pegadiza entradilla musical. De repente se ve a un humano fuerte y moreno de pómulos prominentes, mandíbula cuadrada y pelo rojizo cortado a cepillo. Permanece de pie frente a una holoproyección del logotipo del programa con una pose firme, casi marcial. A pesar de su ademán, viste con un impecable traje de ejecutivo de tono azulón que trata de transmitir cierto aire de estudiada informalidad. En su solapa izquierda es claramente visible un broche con el logotipo de Oeonoticias, la principal agencia de noticias de la Alianza Oeoniana. Se trata del único e inconfundible Chase Gordon, antiguo defensa de los Marshall Oeon y actual presentador estrella de los informativos de dicha cadena de noticias.

Cesa la músiquilla. Gordon mira fijamente a los televidentes con rostro serio y expresión severa mientras su nombre aparece sobreimpreso en la parte inferior de la imagen en letras plateadas.

- Buen ciclo, compatriotas.

Por desgracia, de nuevo iniciamos un informativo especial con una noticia relativa al conflictivo sector Cahir. Hace apenas tres días que nuestro corresponsal destacado junto a la flota que mantiene el embargo comercial sobre Nagasaa fue informado oficialmente de que algo extraño sucedía en la superficie del planeta. Inmediatamente, se solicitó permiso al comandante de la fuerza pacificadora para acompañar a las tropas enviadas a investigar, permiso que le fue concedido hace apenas unas horas... Las imágenes en directo del planeta que vamos a mostrarles luego son una rigurosa exclusiva galáctica.

Pero antes de contarles lo que ha sucedido en Nagasaa, permítannos poner en antecedentes a aquellos que no estén al tanto de la situación:

Detrás del presentador la proyección del logotipo del programa es sustituida por una del sector Cahir.

Sector Cahir

Como seguramente saben, Nagasaa es un planeta del sistema Caparile III, dentro del conflictivo sector Cahir. El Comité Superior de Estadística tiene censada allí una población que supera los 15.500 millones de habitantes, la inmensa mayoría de ellos de etnia kauri, ya que Nagasaa es el mundo nativo de esta especie arácnida que también está presente en varios mundos de la R.F.P.

Nagasaa era también la base de la flotilla de defensa planetaria más poderosa de todo el sector, un punto estratégico desde donde custodiar la importante arteria comercial que pasa por el sector y que comunica la Alianza con los planetas del núcleo galáctico. En Nagasaa también tenía su sede un centro de coordinación interplanetaria del Subcomité policial de lucha contra la piratería y el contrabando, en este caso el proveniente de Tyran, con una dotación de más de veinte patrulleras aduaneras clase Irequa.

Del punto rojizo que marca la posición de Nagasaa en el mapa surge un nuevo marco de imagen que en unos instantes ocupa todo el espacio visual. En él se ven imágenes de archivo de varios dignatarios kauri charlando con Archibald González, en actitud relajada tras haber asistido a un acto oficial. Tras unos segundos la imagen se congela y el mapa del sector Cahir vuelve a ocuparlo todo de nuevo.

El 10 de Pezaku del año pasado, elementos antirrevolucionarios infiltrados entre la población de Nagasaa consiguieron, con apoyo extranjero, dar un golpe de mano y hacerse por la fuerza con el control del planeta. En Reatku, el Comité Supremo envió, a instancias del Comité Planetario local, una fuerza pacificadora con la misión de sofocar el conflicto. Una tarea para nada sencilla ya que la flotilla de defensa planetaria de Nagasaa estaba bajo el control de los traidores.

De nuevo la imagen es sustituida por escenas de archivo, en este caso una grabación de las evoluciones de varias naves de combate de gran tamaño. La cámara se dirige a la más grande de todas, un zorstör (destructor) clase Invencible. El punto de vista va pasando lentamente a lo largo de toda la longitud de la impresionante nave hasta posarse en un punto del casco en donde, en enormes letras rojas, aparecen escritas las palabras "OEO Tao-Lin". Bajo el nombre de la nave puede leerse una corta frase: "Nosotros, hijos del fuego y la libertad, nos alzamos.".

El Ubërgeneraladmiral Jamal Lombardi fue el elegido para ponerse al frente de la OEO Tao-Lin, la nave insignia de la fuerza pacificadora. Lombardi es un héroe de guerra lejanamente emparentado con el linaje real y un veterano militar con muchos años de servicio a sus espaldas. Para esta tarea cuenta con el pleno respaldo del Comité Supremo de la Alianza, o al menos contaba con él al principio de la misión.

La OEO Tao-Lin desaparece para ser sustituida por imágenes de archivo de Lombardi. En ellas, el Ubërgeneraladmiral aparece durante un acto en honor de los patriotas oeonianos caídos durante la sangrienta invasión de Stander por parte de las fuerzas de ocupación de la VI Flota.

Jamal Lombardi.jpg

Jamal Lombardi, comandante en jefe de la flotilla pacificadora.

Poco después, la flota pacificadora llegaba a los límites de Caparile III, en donde los rebeldes les estaban esperando. Tras un breve choque inicial en las colonias exteriores del sistema durante el cual las fuerzas insurgentes intentaron por todos los medios eludir el enfrentamiento directo, los secesionistas se retiraron a la órbita de Nagasaa. Allí, lograron hacerse fuertes empleando a la población local a modo de escudos vivientes. El Ubërgeneraladmiral Lombardi, que no deseaba poner en peligro las vidas de millones de civiles inocentes, decidió actuar con prudencia y no emprender un asalto planetario que hubiera costado millones de vidas. En su lugar se limitó a imponer un embargo comercial sobre el planeta, con la esperanza de que esta medida bastase para quebrar la resolución de los líderes rebeldes. Sin embargo, esto le supuso duras críticas por parte de un sector de la Armada partidario de un curso de acción "más enérgico", quienes acusaron a Lombardi de ser "excesivamente prudente" y de haber actuado "más como un político que como un militar".

Esta tensa situación de bloqueo se ha venido manteniendo desde entonces, solamente rota por algunas escaramuzas puntuales entre cazas de pequeño tamaño. En Lopeku del año pasado una nave civil nagasaair fue destruida, presuntamente, por efectivos militares de La Marca. El galactodictador Furis de la Rosa acusó públicamente a la fuerza pacificadora oeoniana de ser responsable de la masacre y de haber atacado una nave civil desarmada, hecho que fue tajantemente desmentido por Kevin Juárez, portavoz oficial del Comité Supremo de la Alianza.

Este pasado Pezaku se produjo el único combate a gran escala de este prolongado conflicto: la que ha sido bautizada como la "Batalla de Nagasaa". Los rebeldes, dándose cuenta de que con cada día de embargo la situación empeoraba más para ellos y que comenzaban a sufrir escasez de equipo de combate, trataron de romper el bloqueo mediante una repentina salida simultanea de varios convoyes, compuestos por naves de transporte civiles escoltadas por cazas y patrulleras ligeras.

Comienza a sonar música de acción. La proyección holográfica tras el presentador muestra ahora una escena de combate entre dos bandos de cazas trialón. Unos lucen en su fuselaje la estrella roja y blanca de la Alianza Oeoniana. Los trialón enemigos muestran, paradójicamente, un emblema muy parecido: una única estrella blanca y negra. La escena, que parece haber sido captada por algún tipo de pequeña sonda teledirigida, continúa mostrando escenas de combate mientras Gordon vuelve a hablar.

emblemas

Emblemas de los bandos en conflicto.

La Batalla de Nagasaa, que terminó con una clara derrota del bando secesionista, tuvo más consecuencias que las estrictamente militares. A pesar de que, según un portavoz de laReichsarmt, todas las naves rebeldes fueron capturadas u obligadas a regresar al planeta, un pequeño carguero clase Braco arribó el 14 de Cuetku al astropuerto de Ubsaehin (sistema Olfoud). Su capitán, un individuo kauri que se presentó como "Néstor", proporcionó a los medios de comunicación extranjeros pruebas visuales de que las fuerzas del Ubërgeneraladmiral Lombardi habían atacado indiscriminadamente a la población civil, destruyendo sistemáticamente los pequeños enclaves repartidos por todo su sistema solar. Este extremo ha sido rotundamente desmentido por un portavoz oficial de la Reichsarmt, quien ha afirmado que el tal "Néstor" es un agente sedicioso, probablemente un kauri republicano y no un ciudadano de Oeon. También se reafirmó en que ninguna nave nagasaair escapó del bloqueo y que las "pruebas visuales" son solamente un montaje urdido por un servicio de inteligencia extranjero.

Tras la Batalla de Nagasaa se tornó al escenario anterior. Sin embargo, la situación se complicó bastante para el Ubërgeneraladmiral Lombardi cuando el Generaloberst Nelson Ortiz, el oficial al mando de las tropas de desembarco terrestre, criticó públicamente las decisiones tácticas de Lombardi y puso en duda su voluntad de aplastar definitivamente la sublevación. Algunos oficiales de la flota, todos ellos pertenecientes a la infantería de marina, se sumaron a dichas críticas, lo que minó la autoridad del Ubërgeneraladmiral entre sus hombres y abrió una brecha entre los tripulantes y los infantes embarcados. Aunque Lombardi era el comandante en jefe de la misión, el Generaloberst Ortiz era quien debía asumir el mando de las operaciones en cuanto diera comienzo el asalto planetario.

Nelson Ortiz

Imagen tomada con un teleobjetivo y aumentada digitalmente por nuestros reporteros en Nagasaa. Nelson Ortiz no se presta a posar para las cámaras. Disculpen las anomalías.

La situación empeoró hasta el punto de que estallaron pequeños disturbios y peleas entre algunos de los tripulantes y los infantes embarcados a bordo, y aunque ninguno de ellos fue de auténtica consideración, la presión ejercida por los valedores de Ortiz exigiendo que Lombardi fuera apartado del mando hizo que ambos fueran convocados a presencia del Comité Supremo para participar en una sesión informativa. Tras sus respectivas comparecencias, y pesar de que finalmente los dos fueron ratificados en sus respectivos puestos y rangos, quedó claro que tanto Archibald González como su Majestad Vicente Bucklaimer respaldaban firmemente la actuación de Lombardi.

Tras esto las voces críticas fueron acalladas, pero el Ubërgeneraladmiral regresó a Nagasaa con la intención de zanjar la crisis definitivamente. A partir de entonces ordenó mantener el bloqueo planetario de forma implacable, no permitiendo ni siquiera que las naves de la galactONG Sol Verde llevasen medicinas y otros artículos de primera necesidad para la población civil. La creciente escasez de alimentos y de suministros necesarios para mantener en servicio sus naves de combate, hacían presagiar una eventual rendición de las fuerzas sediciosas, probablemente en cuestión de meses.

Cambia el enfoque. Solo se ve un primer plano del rostro perfectamente afeitado de Gordon, que con una mirada dura y sin parpadear continúa dirigiéndose a los televidentes.

De haberse seguido este curso de los acontecimientos, probablemente la historia habría dado la razón a las tácticas prudentes y humanitarias de Lombardi. Sin embargo, hace cinco días comenzaron a detectarse las primeras señales de que algo extraño sucedía en la superficie del planeta.

La imagen vuelve a ser un plano medio. Tras él, la holografía vuelve a ser el logotipo del programa.

Comunicaciones recibidas por las naves rebeldes en órbita e interceptadas por la flota oeoniana daban a entender que una "plaga" se extendía rápidamente entre la población. Primero como incidentes aislados; después cada vez más rápido. A continuación... se desató el caos.

Fundido en negro. Llega la pausa publicitaria del programa.

Cuña publicitaria en la que se anuncia un nuevo producto llamado Neodynatos plasticoide®. Según la compañía fabricante, su producto puede salvar la vida a muchos viajeros espaciales víctimas de los micrometeoritos. SIN ha debido de gastarse mucho dinero para colocar su anuncio en esta franja informativa.

La imagen vuelve pero esta vez no se ve a Chase Gordon, sino a una humana de mediana edad vestida con un mono de trabajo color caqui, que parece estar en el hangar de una nave espacial. Al fondo varias personas se afanan con varios cazas trialón que muestran evidentes impactos de proyectiles en su fuselaje. Bajo ella aparece sobreimpreso su nombre en letras plateadas: se trata de Minerva van Loop, una veterana enviada especial famosa por sus impactantes crónicas durante la guerra Verriana.

- Bienvenidos a bordo del OEO Tao-Lin.

En estos momentos me encuentro a bordo de la nave insignia de la flota oeoniana que, durante todo el último año, se ha encargado de mantener el embargo comercial que pesa sobre Nagasaa. A mi espalda pueden ver cómo los tecnos trabajan frenéticamente para reparar los daños sufridos por los cazas de escolta durante el último enfrentamiento contra las fuerzas rebeldes.

La imagen cambia de nuevo y muestra una grabación realizada por una de las cámaras exteriores del Tao-Lin. No hay audio; solo se escucha un zumbido sordo. Aunque evidentemente no se percibe toda la extensión de la batalla, se ve cómo al menos dos korvettens (corbetas) clase Independencia se elevan desde la órbita planetaria enfilando el rumbo directamente hacia el Tao-Lin. En medio del sepulcral silencio propio del vacío espacial, una decena de cazas cruzan por delante de la cámara y se lanzan contra las dos naves atacantes. La voz de la reportera continúa hablando en off mientras la escena continúa.

Lo que están viendo sucedió hace apenas cuarenta horas. Tras tres días de comunicaciones alarmantes entre la superficie del planeta y las naves rebeldes, se produjo un repentino y violento ataque por parte de éstas. Casi todos los efectivos nagasaair, incluidas las naves de mayor tonelaje que hasta este momento habían rehuido el combate, abandonaron sus posiciones en la órbita superior del planeta e intentaron atravesar el bloqueo. Inmediatamente fueron conminados a regresar a sus posiciones anteriores. Ante su negativa a responder o detenerse en lo que parecía un último intento a la desesperada por romper el cerco, la respuesta del comandante Lombardi fue tajante: ordenó a todas sus naves abrir fuego a discreción.

Hay un ligero corte en la escena de la batalla. A continuación se ve cómo una de las corbetas nagasaair, con numerosos impactos en su superficie, está recibiendo un severo castigo por parte del Tao-Lin. La otra corbeta ha desaparecido de la vista, probablemente en fuga y perseguida por los trialón. Una voz masculina conmina al capitán enemigo a rendirse y salvar la vida de su tripulación, pero la corbeta vuelve a disparar con las escasas armas que aún tiene operativas. Las baterías del Tao-Lin abren fuego, hiriendo de muerte a la otra nave. Se producen varias explosiones por toda la superficie de su casco y comienza a derivar erráticamente. Vuelve a aparecer en pantalla Minerva van Loop con rostro serio.

La corbeta enemiga estalló nueve minutos después, matando a todos los miembros de la tripulación que todavía permanecían a bordo. A título personal debo decirles que, a pesar de mis muchos años como reportera de guerra en el frente verriano, pocas veces había presenciado una obstinación, un fanatismo y un desprecio por la propia vida como los que han demostrado los rebeldes nagasaair. De hecho, fue solamente gracias a su ataque suicida que dos de sus naves consiguieron atravesar, aunque muy dañadas, nuestras líneas y huir realizando un apresurado salto subespacial. Pero, tras tantos meses de evitar el combate frontal, ¿por qué decidieron ahora atacar de manera abierta? ¿por qué precisamente ahora?

Tal vez encontremos la respuesta en el planeta. Conectamos con Isidro Vojkovic en directo desde la superficie de Nagasaa!

La imagen tiembla y parpadea unos instantes. Luego todo se vuelve negro durante un par de segundos antes de que regresar repentinamente, aunque con algunas interferencias. En pantalla aparece una figura vestida con un traje NBQ de color fucsia con equipo de respiración autónomo. Aunque no se puede distinguir nada tras la máscara parece ser un varón humano. Tras él, en la distancia, una ciudad de aspecto alienígena, compuesta por extraños edificios arracimados de aspecto parecido al de las colmenas que construyen algunos insectos. Un par de lanzaderas militares algo anticuadas sobrevuelan la ciudad. Al mismo tiempo que su nombre aparece superpuesto en la imagen comienza a hablar con voz amortiguada por la máscara...

- Saludos desde Nagasaa, Minerva.

Hace solamente treinta horas que prácticamente todas las comunicaciones de Nagasaa enmudecieron definitivamente. Una vez evaluados los daños recibidos durante la reciente "2ª batalla de Nagasaa", el comandante en jefe de la misión, el Ubërgeneraladmiral Lombardi, dio finalmente luz verde a que la infantería de marina desembarcase en el planeta, una operación que había sido repetidamente postergada. Lo que encontraron allí apenas puede describirse con palabras. El alcance de la devastación que nos rodea es total. Miles de millones de vidas kauri han sido segadas en cuestión de horas por un agente vírico de origen desconocido, un tipo de arma biológica prohibido por los tratados multilaterales de no proliferación firmados por casi todas las potencias galácticas.

Hasta este momento se desconoce con exactitud el origen del virus, aunque un portavoz de la Reichsarmt ha negado rotundamente que nuestras fuerzas hayan sido las responsables de semejante genocidio. Asimismo también ha admitido que durante el último año, en al menos una docena de ocasiones, naves contrabandistas de pequeño tamaño han conseguido burlar el bloqueo y aterrizar en Nagasaa. El último y más grave de estos incidentes se produjo hace apenas una semana. En él, una nave sin distintivos de clase Bandolero, un tipo de nave frecuentemente empleado por los miembros de las "Espinas", los grupos de operaciones especiales de La Marca, habría logrado aterrizar en Nagasaa tras inutilizar dos trialón que intentaron evitarlo.

Esto, junto a otras pruebas recabadas entre los escasos supervivientes de la tragedia, ha servido para que Kevin Juárez haya acusado formalmente a Furis de la Rosa de estar tras este horrible genocidio.

El corresponsal se queda mirando hacia los espectadores durante unos segundos. Parece que la conexión con los estudios centrales falla. Isidro Vojkovic comienza a entonar una disculpa pero entonces la grabación finalmente entra. En ella, Kevin Juárez, portavoz del Comité Supremo de la Alianza Oeoniana, da una rueda de prensa improvisada a la salida de una sesión plenaria.

- Poseemos pruebas recabadas entre los supervivientes de Nagasaa, incluso testimonios de algunos líderes rebeldes capturados para nada sospechosos de colaboracionismo, que demuestran que el foco inicial de la plaga fue la misma ciudad en cuyo astropuerto aterrizó la nave de los agentes procedentes de La Marca. Además, podemos asegurar que la plaga se inició apenas unas pocas horas después de que estos hombres, enviados por el galactodictador Furis de la Rosa para negociar con los sediciosos una alianza, a cambio de usar Nagasaa como base desde donde atacar los planetas oeonianos. En el menor espacio de tiempo posible pondremos todas estas pruebas a disposición pública, para que puedan ser comprobadas por quienes así lo deseen.

Un periodista le pregunta si saben de qué tipo de virus se trata. Juárez sacude tristemente la cabeza antes de contestar.

Desagraciadamente todavía no. Lo único que tenemos claro es que se trata de un agente biológico sumamente sofisticado cuyo origen solo puede ser militar. Nuestras investigaciones preliminares parecen indicar que ha sido diseñado para que afecte exclusivamente a individuos kauri, aunque ante la siempre existente posibilidad de una mutación se ha decretado que todos aquellos que hayan estado expuestos sin la adecuada protección permanezcan en cuarentena como medida preventiva. De todos modos, tengan la seguridad de que el gobierno de la Alianza ya ha comenzado a hacer todo lo posible para encontrar un remedio que pueda salvar la vida de los kauri nagasaair que aún no han perecido.

Este es un tipo de tecnología de destrucción masiva prohibido por todas las convenciones en vigor sobre guerra y armamento. Como he dicho, para mi gobierno resulta evidente la autoría de este atroz crimen: finalmente el galactodictador de la Rosa ha decidido dejar de fingir y mostrar su verdadero rostro a la comunidad galáctica.

La imagen vuelve a cambiar. Ahora Isidro Vojkovic ocupa el asiento del copiloto de un aerodeslizador que se dirige rápidamente hacia la ciudad.

- Antes de nada he de advertirles de que las imágenes que van a contemplar son extremadamente duras. Recomendamos encarecidamente que los niños y las personas sensibles no las visionen.

Nos dirigimos hacia un "nido", un asentamiento típico de Nagasaa. Hemos recibido permiso para sobrevolarlo a baja altura, aunque no para aterrizar. Lo primero que nos llama la atención es la escasa destrucción que ha sufrido la ciudad, en la que hasta hace menos de una semana vivían más de cien mil ciudadanos kauri. No se perciben daños visibles en las estructuras, y aunque la oscura y laberíntica arquitectura kauri complica enormemente las tareas de exploración del interior de los edificios, se cree que la mayoría mantienen su contenido incólume. Esto se ha convertido en un problema añadido, ya que se rumorea que pronto los chatarreros, piratas, contrabandistas y demás carroñeros espaciales acudirán masivamente a Nagasaa buscando saquear las riquezas abandonadas a la muerte de sus propietarios.

El deslizador comienza a sobrevolar los edificios de la ciudad. Por las calles pueden verse miles de cadáveres de kauri de todas las edades, pudriéndose al sol. Una veintena de soldados cubiertos por trajes NBQ trata de apilar los cadáveres mientras otros cavan fosas con ayuda de un centenar de robots. No parece haber supervivientes o, si los hay, se los han llevado lejos de este lugar de horror. Vojkovic continúa hablando.

Como pueden ver, las muertes se cuentan por miles de millones. El virus, extremadamente contagioso, se transmitió a través del aire, arrastrado por el viento hasta los últimos rincones del planeta. En este nido muy pocos kauri pudieron tomar medidas de protección antes de infectarse. La mayoría de los supervivientes se encuentran ahora encerrados en refugios a la espera de ser evacuados. Esta misma situación se da a lo largo y ancho de todo el planeta. Hasta el momento, el virus solamente ha afectado a los individuos kauri, por lo que todo esto lo sabemos por boca de los extranjeros que vivían aquí.

La conexión se corta y vuelve a aparecer en pantalla Minerva van Loop. Por detrás suyo cruza un suboficial al frente de media docena de soldados armados con fusiles Lock88. Son bastante jóvenes y al pasar miran de reojo hacia la cámara.

- Poco antes de comenzar esta conexión, solicitamos una entrevista tanto con el Ubërgeneraladmiral Lombardi como con el Generaloberst Ortiz, pero como es comprensible en estos momentos ambos se encuentran extremadamente ocupados y todavía estamos esperando una respuesta.

La imagen vuelve a cambiar para mostrar el estudio en donde se encuentra Chase Gordon.

- Muy bien, gracias Minerva. Eso es todo por el momento. Si ocurre algo más realizaremos una nueva conexión.

Compatriotas oeonianos, creo que la pregunta que todos nos hacemos es: ¿Qué va a pasar ahora en Cahir? A continuación damos paso a la primera llamada de nuestros telespectadores...

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

Hubiera sido más fácil pelear solos.

Mariscal Kesserling