Exo
 Ayudas
    Afición (64)
    Ambientación (297)
    Reglas (197)
    Equipo (239)
    Sucesos (213)
      Tramas
    Aventuras (144)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


martes, 2 de marzo de 2021


 

ZOOCINÉTICA: UN DEPORTE URBANO

Introducción

"Nunca dejes de divertirte. Eso es lo único que realmente importa." - Alex Zhou

La zoocinética es definida por sus defensores como un "deporte urbano", y denostada por sus detractores como un "deporte vandálico".

Creada por un grupo de vetteranos en torno al año 3300 C., su origen se haya en la llamada carrera salvaje, un deporte rural típico de los humanos del planeta Ferena. Básicamente, un recorrido a través de una zona agreste durante la cual los corredores tratan de imitar el movimiento de los animales. Al igual que en el deporte popular del que proviene, los rápidos (el apelativo que se dan a sí mismos los practicantes de la zoocinética actual) deben trazar una línea recta imaginaria entre dos lugares, no importa cuán distantes o cercanos estén éstos, y superar todos los obstáculos que se les pongan por delante, de la manera más rápida, fluida y natural posible.

Historia

"Un eslabón no es nada. La vida está formada por una larga cadena. Si crees que has descubierto algo bueno para ti, es tu deber comunicárselo a otros." - Paula Cantor

Alex Zhou es considerado el fundador de la zoocinética. Oriundo del planeta Ferena, sus padres, ambos veteranos de la guerra contra los verrianos, eran una pareja de entusiastas practicantes de las carreras salvajes, un deporte tradicional local. Ya desde que Alex era poco más que un bebé, sus padres le formaron en la práctica de la zoocinética mediante un régimen de entrenamientos tan intenso que incluso podría considerarse cuasimilitar. Así pues, no es de extrañar que el joven Alex se convirtiera en el campeón indiscutido de todas las categorías, infantiles y juveniles, en las que compitió durante su niñez.

En plena 2ª guerra Verriana, y apenas cumplida la edad legal para ingresar, Alex siguió la tradición familiar y se alistó en la Armada, en donde a pesar de sus extraordinarias dotes atléticas no pasaría de convertirse en un tecno bastante mediocre. Fue destinado a bordo del RFP Uzala, un transporte de tropas que, tras desviarse accidentalmente de su ruta a causa de un fallo técnico, se topó con un convoy de suministros verriano y fue atacado por sus cazas de escolta. En el subsiguiente combate, el Uzala resultó brutalmente castigado por el fuego enemigo, y a duras penas logró escapar con numerosos daños. Pese a haber salido sin un solo rasguño de su primera batalla, la dura experiencia vivida le sirvió para darse cuenta de que carecía del temple necesario para ser un buen soldado. Así que, tras completar su primer período de servicio (y para gran disgusto de sus progenitores) no volvió a reengancharse. Emigró a Vettera, en donde se colocó en un modesto trabajo como técnico de mantenimiento de un bloque de oficinas. Poco después comenzaría a practicar de nuevo el deporte en el que tanto despuntaba, asombrando a propios y extraños con sus dotes atléticas. Alex pronto adaptó los movimientos tradicionales de las carreras salvajes de Ferena a sus recorridos por las calles del planeta-ciudad, creando una particular versión urbana a la que bautizó como zoocinética. Sus habilidades impresionaron a los vetteranos, y pronto encontraría un grupo de personas que le pedirán seguirle en sus recorridos; así tomó contacto con Enrique Gottard, Paula Cantor, Pai Trent y otros miembros, hoy en día célebres, de ese primer grupo de "rápidos": el sobrenombre que se dieron a sí mismos los primeros discípulos de Alex, y que actualmente designa a todos los practicantes de la zoocinética.

Desde ese momento, la práctica de la zoocinética no dejó de crecer entre los jóvenes de los suburbios. En apenas unas décadas, miles de jóvenes vetteranos la practicaban, y ya no solamente en los barrios más marginales. Hoy en día, la zoocinética se ha convertido en un deporte urbano, radical y alternativo cuyos practicantes gozan de cierta mala prensa, ya que a menudo son presentados por los medios de comunicación más conservadores como "vándalos" y "gamberros", debido posiblemente a su persistente negativa a ceñirse a los circuitos prefabricados habilitados al efecto en los centros deportivos y a su costumbre de usar el mobiliario urbano "de manera poco apropiada".

Práctica

"Durante la práctica [de la zoocinética], concéntrate en tu interior más que en lo exterior. Lo más importante es aprender a seguir tu propio camino, tu propia intuición." - Pai Trent

Llegar en el menor tiempo posible. Llegar por el camino más corto. Moverse a través de la ciudad con la misma naturalidad con la que los animales se mueven a través de su medio natural. De nada sirve superar un obstáculo saltando lo más alto que puedas; el objetivo debe ser pasarlo de la manera más rápida y cómoda posible; así pues, los movimientos del rápido deben caracterizarse por su fluidez. No se trata de efectuar movimientos espectaculares. No se trata de llegar el primero. No se trata de competición. Se trata de eficacia. Se trata de superación personal. Se trata de mejora. Se trata de evolución.

Una de las escasas reglas de la zoocinética es que nunca se debe retroceder: el rápido siempre debe hallar una manera de superar el obstáculo que le cierra el paso. Por otro lado, el lema personal de Alex Zhou era "Sobrevivir para mejorar otro día"; esto significa que el practicante nunca debe ponerse deliberadamente en peligro, que debe intentar superarse cada día y que no debe intentar superar a los demás sino únicamente a sí mismo. Tampoco debemos olvidar que un buen rápido nunca debe perturbar a la gente o al entorno, ni tampoco poner en peligro su propia vida. Si no está seguro de que puede lograr con éxito dar cierto salto no debe intentarlo; en palabras del propio Alex Zhou: "Hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes".

Actualmente, en los foros de la GWW dedicados a la zoocinética existe una gran polémica acerca del uso de piruetas y otras acrobacias que son la seña de identidad de muchos rápidos. Para los más ortodoxos estos movimientos no forman parte de la zoocinética, ya que no solamente restan velocidad sino que añaden riesgo innecesario al recorrido; así que los omiten en todo momento. Aun así, muchos rápidos los usan habitualmente para añadir belleza y armonía a sus evoluciones.

Practicantes

"Moverse como un animal salvaje, ser fluido como el agua, encontrar tu propio equilibrio sin atarse a una filosofía determinada. Ésa es la verdadera intención de la zoocinética." - Enrique Gottard

Los practicantes más entusiastas de la zoocinética afirman que ésta es una forma de vida. Sin embargo, no existe una filosofía específica sobre cómo practicarla en concreto, sino que para cada uno de ellos este concepto significa una cosa diferente. Para la mayoría es solamente un deporte con el que se mantienen en forma, o tal vez una afición que les permite evadirse de sus monótonos quehaceres diarios. Otros, sin embargo, lo sienten como un arte mediante el que se expresan, y para otros es una manera de autosuperación, de sentirse diferentes al resto de la gente, etc.

Para una considerable porción del gran público, la zoocinética es vista como una especie de excentricidad juvenil propia de gamberros. Esta idea es completamente errónea, ya que gentes de todas las edades la practican. De hecho, sus defensores afirman que resulta un ejercicio sumamente beneficioso para mantenerse en forma.

Equipamiento habitual

Calzado

Ha de ser cómodo, con buena amortiguación, que sujete bien el tobillo y con una suela que agarre firmemente sobre superficies de todo tipo. Lo normal es usar algún tipo de zapatillas deportivas, cuyo precio suele oscilar entre los 6 y los 8 estándar. Las zapatillas más usadas durante este año que ahora termina han sido el novísimo modelo Herejía, de la conocida marca de material deportivo Nova (coste: 10 estándar). Hace un par de décadas hubo un tímido intento de introducir el uso de unas botas con propulsores en miniatura (similares a los que impulsan los jetpack) que se encenderían cuando el rápido fuera a saltar, pero la idea no llegó a cuajar.

Indumentaria

Simplemente ropa cómoda, que te permita libertad de movimientos. Es recomendable que esté ligeramente acolchada si aún no se tiene mucha experiencia. No se necesita nada más. Algunos practicantes, paradójicamente, han comenzado a emplear ropas similares para mostrar su pertenencia a un grupo determinado de rápidos; lo que por otra parte no deja de ser una incoherencia en un deporte en el que se les anima a "buscar su propio camino".

Almohadillas de escalada

Estas almohadillas permiten a su usuario escalar prácticamente cualquier superficie. Muchos rápidos las desdeñan ya que opinan que su uso choca frontalmente con la idea de usar únicamente el propio cuerpo. Pese a todo, muchos las emplean para superar obstáculos que, de otro modo, serían imposibles de atravesar. El modelo más común de almohadillas de escalada está descrito en la página 74 de TCM.

Nueva especialización libre: Zoocinético

9 en Correr
8 en Saltar
8 en Escalar

COSTE: 25 puntos

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

- Cerebro, ¿qué vamos a hacer esta noche?
- Lo mismo que hacemos todas las noches, Pinky. ¡Tratar de conquistar el mundo!

Pinky y Cerebro