Exo
 Ayudas
    Afición (62)
    Ambientación (293)
    Reglas (194)
    Equipo (236)
    Sucesos (210)
      Tramas
    Aventuras (141)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


sábado, 28 de noviembre de 2020


 

GOKKOLA, el puño salvaje de los olieros

Introducción

El gokkola (oli. "Puño salvaje") es un violento arte marcial oliero practicado originalmente por los Vlavafi-adtanti ghelerf (oli. "Gente de la marisma roja"), el nombre que se daban a sí mismos los habitantes de un diminuto feudo, actualmente desaparecido, de entre los muchos que existían y aún existen en el planeta Jotilsa (Fed.). El gokkola, al menos en opinión de los olieros que lo practican, se puede definir como defensa personal a la vez que arte. El gokkola se ha convertido en un símbolo de orgullo para muchos olieros, especialmente para los actuales descendientes de los Vlavafi-adtanti ghelerf.

Historia

Nacido hace dos mil años de manos de los Vlavafi-adtanti ghelerf, los habitantes de este territorio se encontraron por aquel entonces bajo el yugo del poderoso reino de Gunzar, su belicoso vecino del sur, con el que acababa de perder una guerra desigual. El general del ejército de ocupación gunzariano prohibió, bajo pena de muerte, que los orgullosos habitantes del reino portaran cualquier tipo de arma, lo que obligó a los nativos a desarrollar una serie de nuevas técnicas para defenderse, técnicas que empleaban únicamente el cuerpo como arma en situaciones de combate a corta distancia, técnicas que incluían patadas, cabezazos, puñetazos, coletazos y golpes de rodilla y codo.

Durante las siguientes décadas, el gokkola pasó a ser considerado como una parte esencial del aprendizaje de todos los jóvenes Vlavafi-adtanti ghelerf. Las peleas, siempre entre tres equipos de tres luchadores cada uno, se efectuaban en un espacio señalado por tres largas cuerdas extendidas sobre el suelo, formando un triángulo que delimitaba el área de combate. Las reglas eran simples: pelear hasta que solamente uno de los tres bandos contendientes quedase en pie. Durante los días de festejo se organizaban torneos en los que los campeones de cada aldea competían entre sí. En ellos se cruzaban fuertes apuestas.

En el año 1997 C., el soberano de Gunzar realizó una celebración con motivo de su coronación como amo y señor de los cinco reinos que le pagaban tributo. Esta celebración incluyó numerosos combates de gladiadores, por lo que hizo que se llevaran a la capital de Gunzar a cientos de prisioneros y esclavos para enfrentarse entre sí y a los llamados Treinta y siete Supremos, los legendarios miembros de su guardia personal, considerados los mejores guerreros de todo el reino. Durante la tarde del día 8 de Cuetku de aquel año, Brecco Agribarf, un simple campesino perteneciente a los Vlavafi-adtanti ghelerf que había sido reducido a la esclavitud tras haberse endeudado, luchó y derrotó sucesivamente a catorce de los Supremos del rey de Gunzar, y lo hizo desarmado y sin ningún periodo de descanso entre los combates. Era la primera vez que el gokkola se utilizaba en una lucha fuera del territorio de los Vlavafi-adtanti ghelerf. Por esta proeza, Brecco Agribarf obtuvo su libertad así como grandes honores y riquezas a cambio de que enseñara su vertiginoso estilo de lucha a los soldados del ejército gunzariano. Desde entonces, el día 3 de Salku es conocido como "Día del Gokkola" por todos los practicantes de este milenario arte marcial, y Brecco Agribarf honrado con el título honorífico de "Padre del Gokkola".

Los siguientes soberanos de Gunzar amaron tanto el nuevo estilo de lucha que dedicaron enormes esfuerzos a generalizarlo entre sus súbditos, contribuyendo enormemente a su difusión y fundando numerosas escuelas de gokkola por todo su reino. Cada año se realizaba un gran torneo en la capital, donde los mejores luchadores de todas las escuelas se enfrentaban entre sí. En pocos siglos la práctica del gokkola se había popularizado en gran parte de Jotilsa.

El gokkola en la actualidad

En la actualidad, el gokkola se practica, como deporte, en muchos planetas de la Federación y la R.F.P. La diáspora oliera lo ha convertido en uno de los deportes de contacto más populares (por lo violento) de toda la galaxia, y su número de practicantes no para de crecer. Los mejores luchadores siguen siendo los descendientes de los Vlavafi-adtanti ghelerf, pero actualmente los olieros de otros planetas pueden jactarse de competir en igualdad de condiciones con ellos. En especial, el planeta Upca en el sistema Zaob (Fed.) es cuna de muchos luchadores famosos, como los legendarios Riff Irobon, Zuarf Ayulsa, los hermanos Yaragas (actuales campeones del torneo del "Día del Gokkola") y otros muchos.

Apenas se sabe de ningún no-oliero que practique este arte marcial; el requisito del uso de la cola en muchas de sus técnicas de barrido y proyección parece ser un escollo insalvable para que las demás razas lo practiquen. Se han oído rumores acerca de un úkaro que podría haber abierto hace unos meses una nueva escuela en algún recóndito lugar de Herebon, en donde habría comenzado a enseñar una variante personal del gokkola, pero hasta el momento estos rumores no se han podido confirmar ni desmentir. De ser ciertos, dónde y de quién habría podido aprender el arte marcial este misterioso ukaro es un completo misterio, así como las posibles reacciones que puedan surgir.

Costumbres

El gokkola está lleno de técnicas diversas. A pesar de las apariencias, se trata de un arte marcial de una complejidad alta y una disciplina rigurosa. Durante el combate se usan todas las partes del cuerpo: cabeza, mano, codo, pie, pierna y cola; todo está permitido. Durante el combate, el practicante de gokkola no da un solo momento de respiro a su oponente, manteniéndole continuamente desequilibrado; lo golpea con frenético abandono, aparentemente habiendo perdido el control de sí mismo. Sin embargo, un artista marcial experto sabrá entrever la disciplina y la precisión que se ocultan tras los brutales golpes que el oliero propina.

Tradicionalmente, la indumentaria del gokkola consiste en la antigua ropa de los plebeyos Vlavafi-adtanti ghelerf: una especie de mono de perneras cortas y sin mangas confeccionado en basta tela de saco (el oliero de la página 208 del manual básico es un practicante de gokkola). Los luchadores llevan fajines bordados con complejos diseños geométricos a modo de símbolo de su escuela, aldea o grupo cuyos intereses defienda. Si es derrotado debe entregar a su oponente el fajín que porta a modo de premio. Existen luchadores que han acumulado literalmente cientos de estos fajines, los cuales atesoran con orgullo.

Justo antes de comenzar el combate, los luchadores suelen fumar en largas pipas de barro hechas a mano, y que les son regaladas por sus amigos y seguidores como gesto de apoyo y buena suerte. Los practicantes del gokkola las usan para fumar adur, un tipo de hoja seca picada de olor picante originario de Jotilsa que, según ellos, tonifica los músculos y ayuda a enfocar la mente antes del combate, pero cuyo acre humo hace llorar a casi todas las demás razas.

Tras la lucha, y si está en condiciones de hacerlo, el vencedor debe realizar una elaborada danza tradicional con la que se agradece al público asistente su presencia y su apoyo. Se considera una cortesía que los espectadores que hayan ganado grandes cantidades de dinero en las apuestas del combate hagan pequeños obsequios a los luchadores.

Nueva especialización libre: Gokkola

4 en Historia [olieros]
3 en Correr
2 en Nadar
5 en Saltar
8 en Pelea
4 en Artes escénicas [bailar]
4 en Primeros auxilios
COSTE: 25 puntos

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

«Miente, miente, miente que algo quedará, cuanto más grande sea una mentira más gente la creerá.»

Goebbels