Exo
 Ayudas
    Afición (61)
    Ambientación (292)
    Reglas (193)
    Equipo (235)
    Sucesos (209)
      Tramas
    Aventuras (140)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


sábado, 31 de octubre de 2020


 

NOCHE SIN ESTRELLAS
(Parte I)

Error de computación

Tiempo de Misión: 0

Llegada a Ceres-112
Estación científica Nemo

Cuando los PJs llegan la estación científica Nemo se encuentra completamente desierta (con excepción de los androides de mantenimiento).

La computadora les da la bienvenida con tono frío y les franquea el paso a la instalación preparando todo para la estancia de los humanos.

Al poco de aterrizar varios androides subsidarios se lanzarán en tropel a examinar la nave de los PJs. Siempre manteniendo una total discreción para no molestar a los humanos. Pero esa discreción no hará más que causar la inquietud de los PJs ya que parecen más furtivos que discretos. Si preguntan a la computadora, responde que lo que hacen los androides no tienen la menor importancia. No dará más explicaciones. Cualquier PJ que vea a los pequeños androides correteando por la nave y urgando en los paneles perderá un punto de mente debido a las dudas sobre el fin de los androides. Marcus los verá y desconfiará automáticamente de ellos, comentando sus miedos a algún PJ con el que haya intimado.

Una vez dentro, si consultan el computador podrán acceder a los registros generales de la base:

La primera nave, la Nautilus de la clase victoria, se fue con todo el personal (un técnico, un astrofísico y un exo) al corazón del sistema hace veinte días. Realizaban un microsalto subespacial rutinario para obtener datos de la estrella.

Una semana más tarde llegó la nave de reaprovisionamiento (la Selene, otra victoria) que, al no encontrar al personal, consultó el ordenador y parece ser que siguió a la primera astronave temiendo que estuvieran en peligro. Ya han pasado trece días de esto, y aun no ha recibido noticias de ninguna de las dos misiones.

Si los PJs juguetean con el ordenador (previa tirada de la habilidad de operador de sistemas auxiliares) podrán obtener una copia del "informe de la misión", así como la siguiente información adicional:

5 – El equipo científico estaba dirigido por el Dr en Astrofísica Alexander Hodman, con dos ayudantes Brendon, tecnico, y Lara, Exo científico. Actualmente hay cuatro sondas repartidas por el sistema, dos de ellas en órbita cercana a la estrella. Todas en perfecto estado. Aunque queda patente por los informes y los estudios de trayectorias, que las dos internas no han podido desplegarse de forma normal ya que no sobrevivirían al viaje a través de los campos de asteroides.

10 – Se han hecho numerosos microsaltos subespaciales para alcanzar el corazón del sistema y obtener datos libres de estática. Tres de estos saltos permitieron colocar sendas sondas alrededor de la estrella. Aunque una fue inutilizada, probablemente por el impacto de un meteoro y se ha perdido.

15 – Localizan gráficos del perfil gravitatorio del sistema a lo largo del tiempo. En ellos se puede observar que hay algún tipo de objeto oscuro que orbita alrededor de la estrella. Podrán determinar la órbita con gran exactitud gracias a las mediciones del Dr Hodman. A todas luces es bastante excéntrica, lo que apunta a un origen no natural (externo a la formación del sistema, probablemente un objeto atrapado por la gravedad de la estrella).

Un PJ, superando una tirada de física +0 o astronavegación +5, se dará cuenta que el pozo gravitatorio del objeto oscuro varía con el tiempo (aumentando y disminuyendo en una especie de ciclo). Si la tirada es buena (10 o más), intuirá que tal ciclo está relacionado con la posición relativa a la protoestrella. El ciclo parece alargarse cuanto mas cerca está y acortarse con el incremento de la distancia.

Con un poco más de trabajo los PJs podrán obtener los datos el plan de vuelo para el microsalto que realizaron ambas naves (y que significó su desaparición). Aunque deben esperar 36 horas para que los astros estén en la posición adecuada, y los pozos gravitatorios de la protoestrella y el objeto oscuro no interfieran con el salto.

Un PJ con la habilidad de astronavegación que repase los datos del salto buscando posibles errores (después de todo se han perdido dos naves y es razón más que suficiente para desconfiar) descubrirá que hay un pequeño fallo en el plan de vuelo del Dr Hodman. Este error probablemente ha causado una sobrecarga del reactor al entrar en el espacio real, lo que con toda seguridad quemó la computadora dejando las naves varadas y sin comunicaciones.

Si los PJs no descubren esto permite que sea Malory quien lo haga, y les alerte sobre la necesidad de ir a rescatarles. ¡Son náufragos en el espacio sin poder llamar para pedir ayuda, deben estar desesperados!. Si su computadora esta destrozada no tienen posibilidad de realizar ningún salto subespacial y están atrapados en el centro del sistema.


Informe preliminar

[Resumen para el contraste de datos en la base principal]

Objeto: Investigación de sistema Ceres-A.

Localización: Retícula Aldrean-IV del sector V-1121 (23.4782Sp, 20.0401ASp)

Tipo estelar: O-IIb (Gigante en formación de luminosidad variable no catalogado).

El objeto del estudio es la observación de un sistema estelar en formación. La estrella presenta una variación en su luminosidad a intervalos irregulares de tiempo, si existe alguna pauta cíclica en sus periodos de pérdida de luminosidad no se ha encontrado aún. Aunque las mediciones parecen indicar algún tipo de simetría interna que puede llevarnos a descubrir su pauta de comportamiento.

Los datos obtenidos por barrido indican la existencia de tres zonas dentro del sistema clara y bien diferenciadas. No hay indicios de la presencia de ningún planeta, aunque es posible la constatación de la dos grupos de acreción de planetoides en los cúmulos de asteroides intermedios (estos datos no están completamente contrastados pero los datos espectrografícos dan una alta fiabilidad).

La esfera externa del sistema Ceres-A cubre un disco, medido desde el centro de masas, que comprende entre las 11.5 UA y 12.9 UA. Está formado principalmente por un anillo de asteroides, con trazas de hidrógeno y polvo. Este anillo es el más estable de los tres conocidos. Y se encuentra alejado de la nube de partículas que rodea al sistema.

La esfera intermedia se extiende entre 4.4 UA hasta 11.5 UA. Está constituida por dos anillos de asteroides extremadamente dispersos, así como una nube de partículas (gases y polvo) muy densa. Los sensores apenas pueden penetrar a través de esta película sin sufrir fuertes distorsiones en la señal, y el examen con una astronave es totalmente desaconsejable. Los barridos de de infrarrojo y reflexión de láser han localizado dos puntos que probablemente sean planetoides en una temprana fase de formación, aunque es posible que solo sea una acumulación de rocas y gases sin ninguna importancia. Estamos preparando una futura exploración física de estas dos zonas.

La esfera interna, con un radio de unas 4.4 UA medido desde el centro de masas del sistema es la más exótica. Las lecturas indican una ausencia total de asteroides, así como de partículas de polvo peligrosas. Parece estar cubierta por una fina capa de gas ionizado por efecto del viento solar, aunque puede considerarse sin cometer errores que todo el anillo interno está absolutamente vacío. Esto permitiría realizar un microsalto subespacial con un riesgo mínimo y así salvar la peligrosa esfera intermedia. Se han computado los datos para esta experiencia, las sondas mandadas han enviado informes satisfactorios. Lo que nos permiten rastrear el corazón de la protoestrella mucho más cerca y sin las interferencias procedentes del anillo intermedio.

El estudio de los datos enviados por las sondas muestra que el centro de masas del sistema está tremendamente desplazado, esto implicaría que nuestro sistema aparentemente simple es binario aunque solo un astro, la protoestrella, sería visible. El análisis realizado por la computadora de la estación Nemo ha indicado que el objeto que órbita junto a la protoestrella debe tener como mínimo una octava parte de su masa.

Hemos centrado toda la atención en este objeto oscuro tan exótico, inexplicablemente no emite ninguna luz, y es bastante posible que pueda estar detrás de los pulsos de luz de la protoestrella. ¿Agujero negro, estrella de neutrones u otra cosa?. El equipo técnico ha especulado que cabe la posibilidad que este gran objeto opaco eclipse la luz de la protoestrella según recorre su órbita. Aunque la teoría no explica la razón por la cual el periodo del pulso no tenga un periodo de tiempo consecuente con su órbita.

Se han realizando cálculos en función de la posible órbita del objeto oscuro, con la intención de realizar un microsalto que nos aproxime lo mas posible a el. Esto nos ayudaría a escalecer su naturaleza ya que, por más que lo intentamos, los cálculos orbitales no terminan de cuadrar con el patrón de variaciones de la luminosidad observado en la protoestrella. Aunque existe alguna pauta. Aún es demasiado pronto para desechar las hipótesis iniciales. ¿Estamos ante un complejo sistema de interacciones o es algo nuevo?.

Coordinador del proyecto Ceres-112:
Dr. Alexander Hodman.


Intercambio de opiniones

A estas alturas los PJs ya supondrán que las personas a las que vienen a buscar han "naufragado" en el corazón del sistema. No saben cual es su estado ni los daños que pueden haber sufrido las naves, por lo que urge llegar a ellos cuanto antes.

Nada más se descubran las primeras pistas la Dra. Malory convocará una reunión con todos los miembros del equipo de rescate en el comedor. Allí podrán intercambiar opiniones sobre el modo más correcto de actuar.

Malory considera que lo más adecuado es corregir los errores del plan de salto y aproximarse con él lo más posible a ellos. Según ella no hay tiempo que perder, esas personas probablemente estén desesperadas y si pierden la puerta de salto que se abrirá mañana, el siguiente ciclo no tendrá lugar hasta dentro de una semana.

Si alguien propone hacer un microsalto cualquiera y buscar con los sensores, Malory dirá que la zona es demasiado amplia como para rastrearla con una sola nave. Ella espera que sus naves sigan en órbita al objeto oscuro y así poder usar el astro como punto de partida para encontrarlos. Localizar el objeto tampoco resulta nada fácil, ya que la victoria no cuenta con sensores adecuados para localizar a un objeto que no emite ninguna señal conocida [realmente emite pulsos de rayos X perpendiculares a la eclíptica lo que los hace difíciles de detectar]. Aunque pueden intentar interceptar el objeto extrapolando su órbita, Malory no confía en que tengan éxito a corto plazo y el tiempo se agota.

Si los PJs no parecen de acuerdo, Malory apelará a su humanidad. ¿Qué harían si fuese su hermana quien estuviera en esa situación?, ¿serán capaces de dejarles morir sin darles una oportunidad?.

Marcus, quien empieza a sufrir los primeros episodios de estrés, dice que puede ajustar los sistemas de la nave para proteger el ordenador de una posible sobrecarga. De manera, que aunque el error de salto no se subsane del todo, la nave quede perfectamente operativa para poder regresar. Esto probablemente le llevará todo un día de trabajo, pero en el fondo está feliz de salir de la base y poder examinar la nave para asegurarse de que los androides no hagan nada raro.

36 Horas en la base

Hasta dentro de 36 horas la órbita de la protoestrella y del objeto oscuro no estarán en la posición adecuada para hacer un salto y seguirles. Así que tendrán que esperar…

Los PJs probablemente se mosquearan mucho pensando que tienen que permanecer 36 horas en una base desierta, y con una computadora superinteligente que controla toda la estación. Y un técnico, Marcus, que se pone más y más nervioso a cada momento que pasa. Utiliza a Marcus para crear una atmósfera de tensa espera y propagar rumores sobre la implicación del ordenador en la desaparición de las otras dos naves.

Juega con este terror tanto como puedas, háblales de cuando en cuando los androides de mantenimiento. De su extraño comportamiento en las ocasiones en que creen que nadie los mira. Los PJs tendrán la impresión de ser constantemente vigilados, como si la computadora por medio de los androides controlara cada uno de sus movimientos [cosa que es cierta]. Como ya he dicho, fomenta la paranoia de que la inteligencia artificial de la estación ha tenido algo que ver con la desaparición de las dos naves. Esto será especialmente efectivo al llegar, cuando aún no sepan que ha parado realmente y estén predispuestos a la paranoia.

Para ayudar a crear esta atmósfera, cada cierto tiempo los PJs descubrirán al androide principal rondando cerca de ellos, como si no tuviera otra cosa que hacer.

Igualmente, un pequeño androide subsidiario seguirá a hurtadillas a cada PJ. Esté dentro o fuera de la base, caminando por los pasillos o haciendo sus necesidades, sin dejarle ni a sol ni a sombra. Aunque no se alejarán mas de 100 m de las instalaciones. Si los PJ lo espantan desparecerá un rato para reaparecer nuevamente al poco tiempo.

En todos estos casos es muy posible que los PJs pierdan puntos de mente, según considere el DM.

Si en este tiempo algún PJ examinan el núcleo del ordenador podrá descubrir como los monitores captan imágenes de todos ellos tomadas por cámaras de seguridad. No se graba nada de esto por lo que el propio computador niega tener constancia de que se esté realizando ningún tipo de vigilancia.

Quien descubra esto deberá superar una tirada de voluntad x3, si la falla perderá dos puntos de mente, si no uno.

Lógicamente esta situación no es más que una paranoia de los PJs. Dado que la base se quedó vacía cuando el Dr Alexander se fue con toda la tripulación, el computador tiene conectado un protocolo de vigilancia activado por el Dr Alexander antes de irse. Es una subrutina que acostumbra a estar siempre en marcha salvo cuando se necesita toda la potencia del computador para analizar datos. Lo único que hace el computador es velar por la seguridad de los que viven en la base, para ello les controla en todo momento, aunque siempre tratando de no molestar y respetando su privacidad en la medida de lo posible. Por lo que los androides intentan ser discretos y el propio sistema ignora lo que está haciendo para evitar que nadie pueda aprovecharse de la vigilancia del ordenador. Solo con los códigos adecuados se puede acceder a la rutina de vigilancia, pero los códigos de esta rutina únicamente los conoce el Dr Alexander. Quien la instaló por su cuenta como precaución. Hará falta alguien con bastos conocimientos de informática o robótica para descubrir esto, ya que Maloty no conoce su existencia. A todas luces el ordenador, simplemente les vigila sin motivo aparente.

Pasaran las 36 horas sin ningún incidente, salvo los generados directamente por los PJs. En este tiempo podrán localizar los informes de la investigación sin mucha dificultad. Son muy curiosos y tal vez podrían serles de ayuda más a delante. De todos modos queda bonito como curiosidad y ambientación de la aventura (así que dales una copia). En ellos se indican todos los datos concretos de la investigación del sistema, los más interesentes tratan del objeto oscuro que forma el sistema binario con la protoestrella.

Por su parte la Dra. Malory revisará personalmente el estado de toda la investigación así como los archivos generales de la base. Estará la mayor parte del tiempo ocupada en dar instrucciones a la computadora y recibiendo de ella información que a ojos de los PJs parece irrelevante: inventario de suministros, relación de gastos, integridad de la estructura, etc... Aunque para ella esta claro que el control que esta llevando no lo es.

Marcus si no es asignado a preparar la nave irá a la esfera de maquinaria y revisará todos los sistemas en busca de algún problema. Está realizando un simple chequeo de rutina, pero teniendo en cuenta el gran tamaño de la maquinaria esto le llevaría mucho tiempo y no podrá revisarlo todo en las pocas horas que tendrá. Se sentirá muy contento si algún PJ le ayuda, aunque el nunca lo pedirá. Es posible que dicha revisión les lleve al núcleo del ordenador y descubran que están siendo vigilados. En este caso la reacción de Marcus será desconectar el ordenador a golpes, si el PJ no lo evita pueden tener muchos problemas en el futuro.


Observaciones del Objeto oscuro

Objeto: Catalogación del Objeto Oscuro loc. Ceres/A.

Localización: Sistema Ceres-A, Retícula Aldrean-IV del sector V-1121 (23.4782Sp, 20.0401ASp)

Tipo estelar: Posible variedad de estrella/planetoide de neutrones supermasiva.

El satélite de observación DSX-Vigilante-2 en órbita próxima a la estrella fue ligeramente desviado de su posición para tener la oportunidad de obtener datos del Objeto Oscuro que acompaña a la estrella.

Tras 123 horas la trayectoria del DSX-Vigilante-2 entra en lo que creemos en órbita al objeto oscuro. Dos minutos más tarde comienzan fuertes interferencias perdemos el contacto con el satélite. Probablemente el campo gravitatorio variable del objeto oscuro sufrió un repentino aumento cuando el satélite entraba en órbita desviándole de su posición y estrellándolo contra su superficie.

Antes de perder la señal con el DSX-Vigilante-2 este constató la existencia de un fuerte campo gravitatorio variable, lo que probablemente indique la presencia de una estrella de neutrones, de la que se puede argüir que cuenta con superficie ondulante, o al menos fluida que permite una redistribución de masa cuya consecuencia visible es la variación del campo. No obstante aún no se ha logrado encontrar un periodo de vibración superficial o redistribución que concuerde con el comportamiento del campo.

El estudio del campo indica una exinción lenta y gradual, siguiendo un patrón lineal, a lo largo de varias horas y un incremento brusco, siguiendo un patrón exponencial, que restituye el campo en unos minutos.

Nota: Si los PJs no están muy convencidos de realizar el microsalto, es mejor que no les des esta información directamente ya que la desaparición del satélite les llevará a pensar "todos los que se acercan desaparecen, es mejor no acercarse" y fin de la aventura...


Investigando en primera persona

Los PJs pondrán tomar numerosas vías de investigación fuera de la base, aunque no serán muy esclarecedoras por ellas mismas, si pueden aportar algunas pistas de utilidad.

Si no quieren precipitarse en sus actos y antes desean explorar un poco el sistema, recuérdales que tienen poco tiempo para hacerlo, solo 36 horas. A no ser que decidan esperar al siguiente ciclo, cosa bastante desaconsejable y que puede provocar muchos problemas con Malory y el alto mando.

Ampliar el estudio del Objeto Oscuro:

Los PJs pueden intentar obtener información del Objeto Oscuro, aunque poco más descubrirán que el equipo científico anterior. Dales toda la información que consideres adecuada, pero en el fondo sólo serán confirmaciones de lo que ya saben.

Únicamente habrá una cosa nueva. Si desvían un satélite y lo emplean para examinar la zona donde se supone que está el objeto oscuro. Recuerda que es muy difícil de localizar y siempre deben barrerse zonas de espacio muy grandes. Aproximadamente un día después de dar la orden, si se supera una tirada de operador de sensores, el satélite captara pequeños chorros de rayos x intermitentes. Cualquier PJ con conocimientos de física (tirada fácil: dificultad -5) recordará que ese tipo de emisiones son típicas de agujeros negros [producidos por las partículas al acelerar dentro de su campo gravitatorio]. Aunque estos son muy peculiares, debido a su baja intensidad y su intermitencia, lo que hace pensar en algún tipo de objeto supermasivo más semejante a una estrella de neutrones que a un agujero negro.

Si la sonda continúa acercándose un par de horas antes de que llegue el momento de hacer el salto (TM: 33 horas). Perderán la señal. [La sonda ha sido atrapada tras el horizonte de sucesos del cuerpo oscuro].

Si los PJs deciden tomar este curso de acción deberás tomar una decisión sobre la naturaleza exacta del objeto oscuro:

Si optas por que sea un agujero negro todo es semejante, salvo que absorbe materia de la cercana protoestrella por lo que puede localizarse siguiendo las "corrientes" de partículas de viento solar que caen en él. Si los PJs se aproximan desde el exterior a su horizonte de sucesos pueden quedar atrapados en el campo y ser absorbidos (y destruidos) sin más. El problema de esta opción es que el PJ medio está poco predispuesto a realizar un microsalto subespacial que les catapulte al interior del agujero negro, por lo que la aventura puede terminar en este preciso instante decidiendo que sus compañeros están más allá de toda ayuda.

La segunda poción consiste en que el objeto oscuro sea una exótica distorsión del espacio-tiempo. De esta manera su naturaleza hace que atrape la luz y las partículas ligeras como si fuera un agujero negro, pero su horizonte de sucesos no es un pozo si no una barrera. Las naves que se precipitan contra el horizonte sufren fuertes sacudidas y terminan catapultadas en cualquier otra dirección (recorriendo en el proceso varios cientos de miles de kilómetros en unos pocos instantes). De esta manera la sonda se pierde y es destruida (o inutilizada), pero una nave tripulada gracias al piloto sobrevive. Personalmente esta es la opción más jugable, pero también físicamente menos creíble. Al menos permite que los PJs consideren como una alternativa posible el rescate. Siempre es más agradable pensar "nos tiramos de cabeza a una distorsión espacio-temporal" que "a un agujero negro" aunque ambos casos sean básicamente lo mismo.

Buscar a las naves perdidas:

Una posible línea de investigación es tratar de buscar las naves con los sensores de la base, o realizando un microsalto cualquiera al corazón del sistema y buscar en primera persona con su nave.

Si buscan con los medios de la base, por medio de los numerosos sensores instalados en la cúpula central y con los satélites que tienen desperdigados por el sistema. Deberán hacer una tirada de operador de sensores, la dificultad es altísima +15, pero existe la remota posibilidad de captar algo. Esta tirada se puede repetir cada periodo de 24 horas.

Si por el contrario utilizan la nave para hacerlo, no les costará encontrar un plan de vuelo cualquiera para realizar un microsalto al corazón del sistema, ya que el equipo hacía estos saltos de vez en cuando y guardaban los datos en el ordenador de la base. Allí podrán hacer una tirada de operador de sensores para descubrir algo, a dificultad +10, la tirada puede repetirse cada 12 horas.

Si por medio de alguno de los dos métodos logran captar algo, obtendrán una débil señal procedente de la baliza de emergencia de una de las dos naves. Es una señal muy difusa y con mucha estática, de apenas unas milésimas de segundo de duración, cuyo origen no puede determinarse (y aunque fuera mas fuerte necesitarían que se captase en otro punto para poder triangular la posición; que está junto al objeto oscuro).

Si los PJs investigan con detalle la señal podrán descubrir lo siguiente:

Con una tirada de sensores o de física descubrirán que la señal tiene un fuerte corrimiento hacia el rojo. Esta es la causa por la que se ha debilitado la señal. [El corrimiento al rojo de una onda electromagnética está normalmente causado por que el cuerpo emisor se aleja a gran velocidad del receptor, lo que hace que al desplazarse la onda se alargue aumentando su longitud de onda. En este caso es algo parcialmente semejante, la señal se genera en la nave y escapa del campo gravitatorio del cuerpo oscuro, pero este es tan intenso que al escapar del pozo de gravedad literalmente estira la onda produciendo un intenso corrimiento al rojo. Nada que ver con el corrimiento al rojo cosmológico que es ya otra película.]

Si han descubierto el periodo de aumento y disminución de intensidad del campo gravitatorio del objeto oscuro podrán relacionar ambos hechos. Si algún jugador supera una tirada de inventiva x2 se dará cuenta que la emisión de la señal coincide con un mínimo en el campo gravitatorio del objeto oscuro. [El campo gravitatorio que rodea al objeto oscuro es tan intenso que las ondas electromagnéticas, la luz, no pueden escapar una vez superan su horizonte de sucesos. Pero el campo es variable y sube y baja a lo largo del tiempo, en el punto de mínima energía hay una pequeña fracción de segundos donde una señal EM puede escapar y ser detectada en el exterior. Y esta es la que los PJs han detectado].

Es posible que los PJs deduzcan que el objeto oscuro es básicamente un agujero negro, y que las naves están atrapadas en él. ¿Cómo? Pues eso solo puede descubrirse examinándolo en primera persona.

Descubrir tan extraña señal hará perder a los PJs dos puntos de mente mientras su imaginación vuela intentando imaginar cual es el estado de los náufragos.

Para Malory esta señal es la confirmación de que estaba en lo cierto y de que su amigo Alexander necesita ayuda. No habrá manera de persuadirla para que se lance a su rescate. Si plantean que están metiéndose de cabeza en un agujero negro, y por ende a su destrucción, ella dirá que la emisión confirma que la nave sobrevive al tránsito. Y si una señal electromagnética puede salir de allí, ellos también pueden hacerlo. Si los PJs indican que es posible que la nave sufra daños, Malory asegura que no hay de que preocuparse, los cálculos del salto subespacial han sido corregidos, y Marcus puede asegurar los sistemas principales de la nave para que no se quemen en caso de sobrecarga. En el peor de los casos, dirá Malory, hay dos victorias allí de las que se pueden obtener piezas de recambio.

Si has decidido que el objeto oscuro es más semejante a una distorsión espacio-temporal que a un agujero negro, la sonda que el Dr Hodman mandó puede encontrarse a la deriva, totalmente destrozada pero no habría sido absorbida como sucedería con el agujero negro.

(La aventura no ha terminado, el próximo mes volvemos con: Noche sin estrellas: Parte II).

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

«El enemigo nunca duerme, siempre está despierto. Si todos vosotros dormís, él os alcanza.»

Sgto. Instructor Gómez