Número: 171.     4ª época.     Año XVI     ISSN: 1989-6289

171 > Reglas > Enfermedad > Enfermedades de transmisión sexual (RN). Por: Roberta Alias

 

Enfermedades inconfesables

En el artículo de la prostitución (09353 Ver) que publicamos hace un tiempo, hablábamos del coste de contratar a una prostituta y de sus diferentes precios en función de los barrios y de la negociación de los PJ. En dicho artículo no tratábamos uno de los costes de ir con prostitutas, sobre todo las más baratas; el coste de las enfermedades venéreas que hemos denominado inconfesables porque ningún PJ querrá reconocer dónde la ha pillado. "Habrá sido en un baño público" dirán.

El contagio

No es obligatorio realizar una TA para ver cómo han resultado la experiencia con la prostituta, pero si el DJ quiere añadir un toque de humor a la escena, haz que realicen una TA de Vitalidad (hay que sacar menos que el valor del atributo multiplicado por 3). Si la TA es un éxito, la experiencia habrá sido positiva y podrás valorarla en función del nivel de éxito; si la TA es un fracaso, además de decepcionante habrá una posibilidad de contagio en función de la relación, el barrio y el resultado de la tirada.

Tabla de posibilidad de infección de ETS

La tabla hace referencia a los barrios de prostitutas según el artículo mencionado (09353) y al tipo de relación. Aunque en la tabla pone largo por simplificar, también incluye las relaciones de velada en esta categoría. Las letras hacen referencia al nivel de fracaso: FB+ es fracaso bajo o peor, FM+ es fracaso medio o peor y FA es fracaso alto. Observa que hay un caso en el que aun teniendo éxito se infectará de una ETS (EB+ es éxito bajo o peor).

La suma de los dos dados de daño (lo que en el Sistema Sombra Corpus hemos denominado calidad de la acción) nos indicará el tipo de enfermedad recibida. Cuanto mayor sea la suma, peor será la enfermedad.

2 a 10 - Clamidia. Esta es una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes (muchos no saben que la tienen) y que no presenta síntomas hasta semanas después (lo que favorece el contagio): ardor al orinar o dolor durante las relaciones sexuales, sangrado rectal y, en los hombres, también se pueden inflamar los testículos. La clamidia se sana fácilmente con el tratamiento adecuado.

11 a 11 - HPV. También conocido como papiloma humano. Es un virus cuyos síntomas son la aparición de verrugas en las zonas genitales, pero a veces aparecen en zonas no visibles (dentro de la vagina o en la zona anal) y eso convierte a esta enfermedad en más peligrosa pues el HPV puede derivar en un cáncer de la zona afectada. El propio cuerpo suele encargarse de eliminar el virus sin necesidad de tratamiento en unos 24 meses, pero hay un 10% de casos (un 0 en el dado de localización) en el que el virus prevalecerá y acabará desarrollando un cáncer.

14 a 15 - Gonorrea. Otra enfermedad habitual aunque le persigue cierta leyenda negra. Los síntomas son parecidos a la Clamidia, pero más intensos, sobre todo en los varones. Sin embargo, un 10% de los infectados (los que saquen un 0 en el dado de localización) no presentarán síntomas y lo notarán cuando la infección se haya extendido a todo el cuerpo y esté a punto de matarles. La gonorrea tiene cura, pero hay que seguir un tratamiento específico para cada caso, no vale comprarlo por internet.

16 a 17 - Herpes. El herpes es un virus que puede aparecer en muchos lugares, pero cuando se transmite en una relación sexual, serán los órganos sexuales los principales afectados provocando molestias al orinar, molestias, dolor y cierta comezón en la zona donde luego aparecerán las ampollas del herpes (que son las contagiosas). Además, también se pueden presentar síntomas que se confunden con los de la gripe. Se suele curar con antibióticos y con pomadas para tratar las zonas doloridas, pero es fácil que la enfermedad parezca curada, pero el virus persista en el organismo.

18 - Sífilis. Una enfermedad muy habitual en la literatura y en la realidad. Está provocada por una bacteria y provoca en la primera fase llagas, llamadas chancros, en la zona genital o en los labios y en la boca. No todo el mundo nota las llagas y es por eso que se vuelve muy peligrosa porque es en esa fase cuando es más contagiosa. Las llagas acaban desapareciendo y se pasa a una segunda fase en unas semanas con erupciones cutáneas en las manos y los pies y síntomas similares a la gripe. En la tercera fase (meses o años después), se presentan tumores, ceguera y parálisis. La sífilis se puede curar con tratamiento antibiótico, pero dado su ciclo tan largo (a veces de 10 años o más) es raro que se relacionen las causas de una ceguera o un tumor con una relación de riesgo sucedida tiempo atrás. El paciente acaba muriendo si no se le trata de la sífilis.

19 - Ureaplasma o Micoplasma. Estas enfermedades son difíciles de detectar y eso es lo que las convierte en peligrosas. Sus síntomas son parecidos a los de la clamidia y aparecen entre 7 y 30 días después de las relaciones, pero son bacterias y si no se trata con antibióticos, la enfermedad podría extenderse y provocar conjuntivitis, inflamación de la pelvis (en especial a mujeres) o artritis reactiva. La dificultad de esta enfermedad además de su detección es que suele venir acompañada de otras enfermedades como la gonorrea.

20 - Hepatitis o VIH. La hepatitis B y el sida (VIH - Virus de Inmunodeficiencia Humana) son enfermedades que, por ahora, no tienen cura, aunque no tienen por qué ser mortales. La hepatitis infecta al hígado, mientras que el VIH afecta al sistema inmunológico. El contacto con secreciones vaginales, semen, sangre u orina puede transmitir la enfermedad, lo que las convierte en las reinas de las transmisiones sexuales. Los tratamientos son costosos y para toda la vida.

Algunos lectores pensarán, con razón, que todas estas enfermedades se pueden evitar con el uso de preservativos. La TA realizada para evaluar la relación ha sido un fracaso y eso significa que algo ha ido mal: o bien el preservativo no estaba colocado como debiera o bien no se usó todo el tiempo. Es increíble la cantidad de leyendas urbanas sobre las enfermedades de transmisión sexual aprendidas de amigos y parientes que la gente cree que son ciertas. ¿Estás seguro que tu PJ no tiene un amigo que le dijo que las ETS se evitan lavándose los genitales después con jabón? [Nota: no es cierto, por si acaso].