Número: 171.     4ª época.     Año XVI     ISSN: 1989-6289

171 > Sucesos > Runas > 01: Runas del sabio (Pan). Por: Sabio del Desierto

 

Dos años de la segunda palma de la primera columna de la estela del gato de agua

Runas del sabio

Como saben los cuervos de Taga...

Continúan los ataques de la Sombra

Se siguen descubriendo cadáveres de animales y gardan en las praderas. Parece que la zona de este nuevo depredador, al que nadie ha visto y sobrevivido para contarlo, se limita a los pasos del oeste. Los comerciantes, los propios gardan y ahora los animales están evitando esa zona, pero esto último preocupa a los jefes de asentamientos pues sin caza no podrán subsistir y, además, puede obligar al depredador a cambiar de zona. Muchos empiezan a murmurar contra la decisión de Targath de emigrar a esta zona, pero nadie le ha retado aún.


Sabaal inicia el nuevo año

Con el sacrificio de un gran animal ha recibido Sabaal el nuevo año. El animal que el mismo cazó, a pesar de su corta edad, ha dado para un banquete que ha durado dos días y dos noches. Ya nadie discute ni cuestiona que Sabaal será un grande entre los grandes líderes ogros de Pangea. Su destino aún no está escrito en las estrellas y ningún chamán se ha atrevido a pronosticarlo, pero será grande, muy grande, quizás la luz del cielo que lo guíe aún no ha llegado al firmamento.


Sin noticias del Punto Rojo

Varios ciclos han pasado ya sin que se tenga noticia de ningún grakin abandonado o quemado por el punto rojo. Esto ha dado esperanza a la zona y ha hecho de Tamora un lugar importante para el comercio y las rutas de los viajeros. Algunos chamanes apuntan a la posibilidad de que Luz de Druma haya conseguido erradicar el mal, pero la mencionada niega esa posibilidad. Asegura que el punto rojo volverá, quizás más fuerte que antes, pero que ahora saben cómo combatirlo.


Abierto los caminos dwandir

Los más valientes de los comerciantes han asegurado que ya pueden recorrerse de nuevo los caminos dwandir. Lo que ocurriera dentro del bosque ha terminado y aunque aún pueden verse las osamentas de estas razas en los caminos, la mayoría ha desaparecido arrastrada por los carroñeros o, quizás, recogidas por sus propios congéneres. A pesar de este anuncio, es una ruta que se recorre con temor y hay quién asegura que los espíritus de los dwandir fallecidos vagan por la linde del bosque atrayendo a sus tortuosos senderos a los incautos donde se pierden o son capturados por los siempre celosos guardianes dwandir.


Todas las noticias comentadas por el Sabio del Desierto han sido grabadas en la estela y son para el juego Pangea. Los Guardianes de la Roca recorren los caminos y los grakines de esta tierra primigenia y le notifican los acontecimientos al viejo tallador. Todas ellas son fruto de las partidas realizadas por los jugadores de Pangea o por el equipo creativo de la propia editorial. El viejo chamán las cuenta en las noches en torno al hogar con la intención de dar puntos de apoyo a la continuación o al desarrollo de las partidas. Si quieres comunicarnos alguna noticia sucedida en tu mesa de juego, envíanos un mail.