Llego hasta aquí



 Rol Negro
 Ayudas
    Afición (41)
    Ambientación (161)
    Reglas (97)
    Equipo (103)
    Sucesos (204)
    Aventuras (129)
    Preg./Resp.
 Por autor
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


sábado, 18 de mayo de 2024


 

Loocos Raiders

Cunia, como cualquier ciudad, también sufre en sus "arterias" el fenómeno de los Vehículos de Movilidad Personal (VMP). Vaya, los dichosos patinetes eléctricos y sus conductores alocados.

Siendo precisos se puede afirmar que hay de todo tipo, como en botica. Desde las personas que los usan de manera segura con el entorno en el que se mueven hasta los Disfuncionales Jinetes del Caos Absoluto, que no respetan nada ni a nadie. Mismamente ni a ellos mismos.

Ya se sabe que en cualquier lugar, en cualquier momento, de día o de noche, en el centro o en las afueras, pasaran raudos a tu lado esquivándote por milésimas, si no menos.

Dentro de esta amalgama de personal movilizado indistinguibles para el ojo, ya hace un tiempo que alguien tuvo la idea de organizar un nutrido grupo de raiders con sus patinetes eléctricos para cierto negocio poco legal.

Desde una "llamémosla" base situada en los alrededores del Parque Grande en el Barrio Latino se gestiona un servicio de mensajería para gente de mal vivir. Aprovechándose de los patinetes eléctricos de un nutrido grupo, estos se mueven por toda la ciudad recogiendo y llevando lo que se les confíe, moviéndose a velocidades de vértigo esquivando todo lo que encuentre, sea vehículos, personas, mobiliario urbano…

Normalmente este servicio lo utilizan grupos de cierta importancia. Mediante una app de mensajería encriptada piden a la "base de operaciones" una recogida estableciendo un lugar de encuentro. Notifican asimismo a donde se tiene que llevar el encargo y quien lo tendría que recoger.

Entonces la base contacta con uno de sus raiders enviándolo a recoger lo que sea que debe de transportar. Le indica un lugar aproximado donde llevarlo. Una vez se encuentra allí ya le comunica el lugar exacto y quien lo recogerá.

El pago que realiza el cliente es mediante criptomonedas y el raider, más tarde cuando se pase por el parque, cobrará en metálico por los servicios prestados hasta ese momento.

Como se ha comentado son un grupo muy heterogéneo de gente joven que a simple vista nadie diría que pertenecen a ningún grupo más allá en encuadrarlos en los ni-nis. Sin embargo ellos mismos sí que se sienten partícipes de esta "familia" a la que conocen como Loocos Raiders y sea en forma de pequeño llavero, tatuaje, pendiente llevan el logo del grupo. Una manera de poder identificarse entre ellos ya que son tantos y de tantos lugares de la ciudad que sería imposible tenerlos a todos ubicados.

 

 

Diario Sombra:

Subscríbete en Feedly

Redes Sociales:



Grupos de jugadores:




Cita

«Los ingleses pronto se van a dar cuenta de que somos el ejército colonial más preparado del mundo.»

Mariscal Graziani