Llego hasta aquí



 Serie Hispania
 Ayudas
    Afición (8)
    Ambientación (43)
    Reglas (30)
    Equipo (36)
    Sucesos (71)
    Aventuras (71)
    Preg./Resp.
 Por autor
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


martes, 16 de abril de 2024


 

Una tacita de amor para Albión

Estamos en septiembre de 1812. Cádiz ha sido liberada de su asedio hace menos de un mes, dando así comienzo a la última etapa de la guerra, con la retirada progresiva de las fuerzas napoleónicas de la península hasta la victoria de España y sus aliados en 1813 (aunque esto es algo que los personajes pueden aventurar pero no saber).

El grupo de juego ha de estar en buenos términos con un comerciante local de chocolate, César Buendía. César no solo fabrica y distribuye chocolate, sino que tiene molino propio para molerlo, lo que le ha hecho prosperar más fácilmente que otras industrias de su mismo tamaño.

En un momento dado se anuncia que el cuñado de César, esposo de su hermana Carmen, acaba de fallecer. Según dicen, la muerte le ha llegado por una repentina enfermedad que le ha consumido en pocos días.

Durante el velatorio, los personajes serán contactados por una de las personas que vienen a presentar sus respetos, un caballero británico llamado Ewan Winsteaf. Es un oficial de su armada que ha sido herido en un brazo y se ha estado recuperando invitado en casa de la familia Buendía, un caserón de dos tres plantas en el centro de la ciudad.

Explicará a los personajes que en su tiempo en Cádiz se ha enamorado de una prima de Carmen, llamada Elena, amor que es correspondido. Sabiendo de su reputación, les solicita ayuda para sacar a Elena discretamente de Cádiz en un barco británico que parte mañana de vuelta a las islas con más heridos y otros ciudadanos británicos que quedaron varados en la Península durante la guerra.

La tarea de los personajes sería sacar a Carmen de casa de los Buendía durante la noche, llevarla por las calles de Cádiz hasta el barco y quedarse en la nave hasta el amanecer, que salga el barco. Si se sienten especialmente aventureros se les puede contratar para ir hasta Gran Bretaña con ellos.

Obviamente habrá de ofrecer una buena cantidad de dinero o interesantes negocios en las islas a cambio de traicionar la confianza de los Buendía.

¿Posibles obstáculos y giros a la misión romántica de la mesa de juego?

  • La vigilancia que haya en el caserón de los Buendía y en las propias calles de Cádiz (aún estamos en guerra).
  • Indeseables por las calles de Cádiz esa noche.
  • El capitán del barco, Neil O'Chuck, se resista a embarcar a una pasajera inesperada de la que no sabe nada.
  • Que alguien en el barco reconozca a Carmen, sea amigo de los Buendía y quiera hacer algo al respecto, antes de partir o durante el trayecto.
  • Que Ewan o Elena no sean quienes se cree o realmente no estén enamorados.
  • Que estos mismos sepan algo sobre la muerte del marido de Carmen que no debieran.
  • Qué O'Chuck sea un borracho que conduce el barco de cualquier manera.

 

 

Diario Sombra:

Subscríbete en Feedly

Redes Sociales:



Grupos de jugadores:




Cita

«Es una tontería y un error llorar a los hombres que han muerto cuando deberíamos agradecer a Dios que esos hombres hayan vivido.»

General Patton