Llego hasta aquí



 Rol Negro
 Ayudas
    Afición (41)
    Ambientación (161)
    Reglas (97)
    Equipo (103)
    Sucesos (204)
    Aventuras (129)
    Preg./Resp.
 Por autor
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


sábado, 18 de mayo de 2024


 

Mariposa

Biografía

No se conoce mucho de la vida de Isabella «Izzy» Méndez. De origen paraguayo, nació en abril del 2000 y se sabe que creció en el corazón de Nueva York, en el barrio de Hell's Kitchen. Su tío, Miguel «El Toro» Cortéz, era una figura autoritaria en su vida, y a menudo escuchaba conversaciones sombrías sobre negocios ilegales en la cocina de su hogar. Él era un sicario profesional y, además, trabajaba para los Colombian Boys, una banda criminal que operaba en la zona.

A pesar de las sombras que rodeaban su vida, encontró refugio en su tía, Rosa. Ella era una de las pocas personas que realmente se preocupaba por Isabella y la protegía del oscuro mundo exterior. Le enseñó a la joven la importancia de la familia y los lazos fuertes, proporcionándole cierta estabilidad emocional en medio de la incertidumbre, hasta su muerte en 2014 en un tiroteo entre bandas que la cogió en un fuego cruzado a la salida de un supermercado.

A medida que Isabella crecía, se sintió cada vez más atraída por el atractivo y misterioso mundo criminal que la rodeaba. A los quince años, conoció a Carlito Morales, apodado «El Cuchillo de Milwaukee», un sicario experimentado e independiente que trabajaba como mercenario para los distintos grupos criminales en los diferentes estados de USA. A pesar de la violenta reputación de Carlito, Isabella lo veía como su futuro mentor y algo más. El hombre, reticente en aceptar las atenciones de la menor al tratarse de la sobrina de Miguel, la única persona en cuyo camino no quería cruzarse, aceptó entrenarla para que «supiese defenderse de este chingado mundo». Aunque a los dos años, por motivos laborales, tuvo que marcharse e Isabella no volvió a verle.

Bajo la atenta mirada de Carlito y Miguel, e Isabella se convirtió en una joven astuta y observadora, aprendiendo a leer a las personas y a anticipar situaciones peligrosas. Su vida en el barrio la forjó en una superviviente, gracias a la dureza del mundo en el que creció.

La joven encontró una vía de escape a toda la tensión que acumulaba en el pole dance, que comenzó a practicar en secreto a los diecisiete años. La danza le brindaba una forma de liberarse y mantener su independencia emocional en un mundo que esperaba que se quebrara y se convirtiese en una víctima anónima más.

La adolescencia de Isabella estuvo marcada por esta dualidad: una parte de ella se hundía más profundamente en el mundo del crimen, mientras que otra buscaba la libertad a través de la danza y la expresión artística.

En una operación conjunta en 2019 de la DEA y el FBI terminó con un tiroteo durante una redada en un almacén de los Colombian Boys. Salvo Miguel, todos los integrantes de la banda, menores la mayoría, murieron en el tiroteo. Algunas personas acusaron al sicario de haberlos vendido para entrar al programa de protección de testigos, otros afirmaban que la Santa Muerte bajó aquel día a entregarle su bendición a «El Toro» y protegerle para que pudiese huir. Debido a esto, Isabella o «Izzy», como ya la apodaban en las calles, decidió coger sus ahorros y marcharse lejos.

Cuando llegó al Aeropuerto Internacional John F. Kennedy, hizo todos los trámites que le exigía la ley y compró el primer billete disponible, que resultó ser para una ciudad española llamada Cunia. Partió justo a tiempo, pues el FBI iba tras sus pasos por su relación con Miguel y pretendían encerrarla en una prisión federal, bajo los cargos de conspiración criminal y pertenencia a banda armada, hasta que les confesase la localización de su tío (o usarla de cebo en todo caso). Si ella sabe o no la localización de Miguel, es un misterio.

Cuando Isabella llegó a la ciudad, encontró un refugio temporal lejos de las sombras de Nueva York. La ciudad, con su atmósfera mediterránea, playas doradas y bulliciosa vida nocturna, le proporcionó un nuevo comienzo. Durante esos primeros meses en Cunia, Izzy optó por mantener un perfil bajo, alejándose de su vida pasada en el crimen y centrándose en su pasión por el pole dance.

Mariposa

En su primer año en España, Isabella encontró trabajo en un club nocturno llamado «Luna del Mar», donde continuó perfeccionando sus habilidades de pole dance. La apodaron «Glitterin' Izzy», por la purpurina con la que unta su cuerpo durante sus bailes, en los que casi no lleva ropa, y se ganó una reputación por lo vivido se sus actuaciones.

Durante este tiempo, Izzi también hizo nuevos amigos en el mundo del pole dance, estableciendo una sincera amistad con otras bailarinas y miembros del club. Algunas de estas personas se convirtieron en vínculos importantes en su vida y le brindaron un sentido de pertenencia en la ciudad.

Su segundo año no fue tan bueno: una reyerta entre bandas juveniles en la calle Lavadero de Santa Inés provocó la muerte de Antonio, su pareja en aquel momento, un camarero del club. No hubo arrestos y la banda de niñatos, los Errantes, quedo impune por un defecto de forma en el proceso. Aquello fue un golpe muy duro y sintió como algo se rompía en su interior y aquella oscuridad que había luchado por mantener fuera, la invadía. Puso en práctica todo lo que aprendió en Hell's Kitchen y, durante varias semanas siguió y analizó los patrones de los miembros de la banda responsable de la muerte de su pareja. Cuando estuvo preparada, en el mercado negro compró siete navajas de mariposa y salió de caza. Uno a uno, fue abatiéndolos, dejando como tarjeta de visita una navaja mariposa clavada en el corazón y una Santa Muerte grabada en la frente. De ahí empezó a ser conocida como la «Asesina de la Mariposa» o, simplemente, «La Mariposa».

Este hecho no pasó desapercibido y algunos grupos menores de Cunia empezaron a buscar a La Mariposa para, o bien meterla en nómina, o bien meterla en un ataúd, por haber interferido en sus asuntos.

La caza duro unos meses hasta que, de manera casual entró en contacto con una de las Vampiras de Catty. Tras escalar su situación, Olvido la tomo bajo su protección, aunque no la metió en su banda. En su lugar, la dejo libre para que se labrase un futuro en Cunia, bien como bailarina, bien como sicaria.

Personalidad

Izzy es una persona bastante alegre, de trato afable y propensa a la risa fácil. No es especialmente religiosa, pero siempre lleva un amuleto de la Santa Muerte con ella que perteneció a Carlito. Le encanta bailar, especialmente pole dance, salir de fiesta con sus amigos y los rollos de una sola noche. Aun no se siente segura para iniciar algo serio con nadie.

Sin embargo, como sicaria su naturaleza cambia radicalmente, pasa a ser fría y calculadora. Le encantan los cuchillos y los machetes, los cuales combina con su pole dance para hacer acrobacias y colgarse de todo tipo de superficies para huir o atacar por sorpresa a sus enemigos.

Ficha

CUE: 8; fue: 8, vit: 7, res: 6.
DES: 9; agi: 8, coo: 9, vel: 7.
INS: 8; per: 8, int: 7, con: 6.
INT: 6; mem: 4, log: 4, inv: 5.
PRE: 7; car: 6, vol: 7, apa: 7.

PV: 18

Ajuste por Fuerza: 3
Alerta: 24
Andar: 8m/as
Carga: 56 Kg
Correr: 22 m/as
Duración de correr: 70 as
Esquivar: 23
Esprintar: 29 m/as
Duración de Esprintar: 7 as
Iniciativa: 7, 8
Resistir Dolor: 3
Salto H: 3
Arr / Abj: 2 / 2
Umbral mortal: 17

Habilidades

Actualidad: 12
Armas arrojadizas: 21
Armas Blancas: 23
Armas contundentes: 15
Artes Escénicas (Pole Dance): 21
Bajos fondos: 17
[A]Buscar Datos: 15
Conducir (moto): 16
Correr: 18
Derecho: 7
Descubrir: 17
Esconder: 16
Escuchar: 16
Idioma:
- Español (nativo)
- Inglés: 21
Intimidar: 15
Juego de Manos: 13
Nadar: 13
Pelea: 16
Pistola: 10
Psicología: 16
Saltar: 19
Seducción: 16/17
Seguridad: 15
Sigilo: 18
Trepar: 19

 

 

Diario Sombra:

Subscríbete en Feedly

Redes Sociales:



Grupos de jugadores:




Cita

«Una nación, un gobierno, un futuro.»

Preámbulo de la Declaración de Vettera