Pangea
 Ayudas
    Afición (11)
    Ambientación (126)
    Reglas (106)
    Equipo (95)
    Sucesos (124)
    Aventuras (74)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


jueves, 1 de octubre de 2020


 

1x06 - Una ceremonia comprometida

Tras despedirse de Amaruk amistosamente tras haber pasado con el grakin errante unas interesantes veladas, no exentas de sustos, la caravana del Lobo se dirige hacia el oeste donde les han llegado rumores de que los dwandir vuelven a ser amistosos. Y efectivamente, tras varias jornadas de viaje donde Sonrisas pone a prueba sin mucho éxito algunas recetas recién aprendidas, llegan a las lindes e un bosque donde encuentran un puesto de intercambio dwandir. Las mercancías de esta raza de Pangea se intercambian muy bien en todas partes y Lobo decide detenerse para comerciar con los hoscos habitantes del bosque.

Para su sorpresa, le reciben muy bien y los acuerdos alcanzados son beneficiosos para todas las partes. Lobo se deshace de algunas pieles del norte demasiado gruesas para el sur hacia el que se dirigen y, a cambio, recibe utensilios tallados en madera que cualquier cocinero agradecería para sus fuegos. Incluso Aarthalas es bien recibida por los miembros de su raza y hablan con ella en ese raro idioma suyo. Recibe noticias de su clan y, a cambio, cuenta cosas del exterior a sus hermanos. Sin que sus compañeros de la caravana se enteren, entrega un piedra negra a uno de los comerciantes para que la haga llegar a su familia y que así sepan que ella está bien. El trato es tan agradable que cuando quieren darse cuenta al sol sólo le queda unos puños en el cielo y Lobo decide que pueden pasar la noche ahí. En otra ocasión no se quedarían cerca del bosque, pero parece que no hay peligro.

Alguien saca una bebida fermentada que al poco tiempo es acompañada por otras y la velada se anima cuando los comerciantes dwandir sacan un pequeño matraba y empiezan a tocarlo. Se baila, se canta y Adebbi, el hombre de ébano, sorprende a todos con unas excelentes dotes de baile. Todo se complica, sin embargo, cuando Aarthalas le explica que acaba de bailar la ceremonia matrimonial dwandir. Parece que se ha casado con alguien...

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

«Que dios se apiade de mis enemigos, por que yo no lo haré.»

General Patton