Rol Negro
 Ayudas
    Afición (36)
    Ambientación (124)
    Reglas (63)
    Equipo (68)
    Sucesos (162)
    Aventuras (91)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


viernes, 7 de agosto de 2020


 

1x05 Manifiesto rojo (1)

Clara está esperando un vuelo. Llueve. La gente va y viene, y su vuelo no llega. La lluvia sigue arreciando. El sol y la luna intercambian cíclicamente su lugar en el cielo. El hall de espera empieza a llenarse de agua. Chapotea al andar y sus zapatos se pierden. Siguen llegando los vuelos, y la gente se va. El suyo no llega. Un reflejo en la vidriera, Pedro le hace señas detrás. Pedro sonríe, sangra… Un relámpago y un trueno…

… y Clara se despierta sudando, en medio de una noche sin luna, sin Alonso a su lado, de congreso en algún lugar.

Una mala noche no es una buena manera de empezar un nuevo día, sobre todo si aun no ha amanecido. Y si te encuentras con una muchachita asiática esperando en la puerta de la agencia con cara de angustia, a esas horas, te revuelves en tu incomodidad.

La chica no habla nada de español, ni ingles, ni francés… Solo te tiende un sobre mientras repite un nombre, que deduces debe de ser el suyo.

En la nota otra detective de Cunia, Marta Martínez Chong, le comenta que Nhung, vietnamita, ha conseguido llegar a España, y concretamente a Cunia, en busca de su hermano Thanh. Hace tiempo que no sabe nada de él. Marta no duda que debió de llegar como ilegal en algún contenedor de los que 'fletan' las mafias chinas y que, con toda seguridad llegó al puerto de Cunia. Por su mitad china, Marta le hace saber que no quiere verse involucrada en la búsqueda, y le pide que si puede ayudar a Nhung, y que luego ya le compensará por sus esfuerzos.

Meterse a investigar en el puerto temas poco legales no parece muy buen plan, pero visto lo visto parece que por ahora esa es la única opción. Cuando llega el resto de personal ponen en común como proceder.

No pasan más de dos días investigando por el puerto, que Clara recibe una llamada familiar. De la familia más o menos lejana que está al otro lado de la ley y que parece que aún controla el paso de mercancía ilegal aún después de la muerte de su tío lejano Adrián Campoamor (ver aventura Tormenta en el Ekaitz Ver).

La familia no entiende que hace una Campoamor metiendo sus narices donde no toca, poniendo en falso las operaciones de la familia. Le reclaman una reunión donde poner los puntos sobre las ies y hacerle saber que quizás no sea buena idea el dejarse ver donde no le toca. Clara, atendiendo a regañadientes sus motivos, les explica que información busca concretamente.

Llegan a un acuerdo tácito. Clara deja en manos de sus primos el recabar información sobre el posible paradero de Thanh, y ella y sus chicos dejan de meter las narices. No pasan más de tres días que le informan de que el 'contenido' del contenedor donde iba el 'material' fue arrojado al mar ante la posibilidad de ser interceptados. Clara informa del hecho a Marta Martinez y le comenta que se sentirá pagada si es esta la que le explica a Nhung lo que ha pasado.

Durante toda la investigación Clara ha tenido una sensación rara y mientras, como casi cada día, ojea la carpeta con los datos de la muerte de Pedro ve de nuevo el post-it con la serie de letras y números escritos en él que encontró entre los papeles de Leopoldo se pregunta si podrían ser de un contenedor…

Continuará...

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

«Cuando se haya eliminado el peligro comunista volverá el orden normal de las cosas.»

Hitler