Rol Negro
 Ayudas
    Afición (35)
    Ambientación (122)
    Reglas (62)
    Equipo (66)
    Sucesos (158)
    Aventuras (88)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


sábado, 4 de abril de 2020


 

Vehículos policiales del DFPC

Vehículos policiales del DFPC

El Departamento Federal de Policía de Cunia (DFPC), más conocido como "Policía Federal", es el cuerpo de seguridad que cuenta con mayor número de efectivos en la ciudad. Al igual que en otros territorios del Estado que cuentan con sus propias fuerzas policiales, el DFPC ha asumido un gran número de competencias que abarcan tareas tan diferentes como la lucha contra el crimen organizado, la seguridad en concentraciones públicas (los antidisturbios), extranjería y control de inmigración o, incluso, las investigaciones propias del ámbito judicial. Sin embargo, aunque aparentemente se trata de un cuerpo muy centrado en el cumplimiento de determinadas tareas y objetivos de especial interés para el Gobierno Federal (léase pues, de índole delicada y/o cariz político), y pese a la cohabitación con las demás Policías que operan en el distrito federal, el DFPC también cuenta con sus propias unidades de proximidad (a pie de calle).

Como es natural, el DFPC dispone de su propia flotilla de vehículos de patrulla. En sus inicios, al igual que los uniformes de los policías federales, los vehículos de patrulla eran negros, con pequeños distintivos en blanco. Por supuesto, del mismo modo que sucede con los uniformes de los agentes (que han sido comparados con los uniformes de la Gestapo), este hecho fue duramente criticado por las asociaciones de defensa de derechos. No es de extrañar que el tradicional gracejo de los vecinos del Barrio Andaluz pronto hiciera popular el apelativo de "cóshe de muettos" para referirse a los vehículos patrulla, debido a su parecido a un coche fúnebre. Sin embargo, otras versiones menos jocosas apuntan que el motivo real para llamarles así era la sospechosa frecuencia con la que, a comienzos de los Ochenta, la Policía Federal "se veía obligada" a aplicar la polémica "ley de fugas" a los delincuentes, especialmente a los de etnia gitana.

Resulta llamativo que, al contrario que sucedió en el caso de los uniformes de los agentes, las protestas relativas a los sombríos vehículos sí que fueran atendidas por la Secretaría de Interior (el órgano del que depende el DFPC). Tal vez tuvo algo que ver el hecho de que, casualmente, un familiar cercano del Secretario de Interior del momento dirigía la empresa a la que se adjudicó el contrato para reformar los vehículos. En cualquier caso, por fin, en marzo del año '92 se renovó la imagen de los coches patrulla (seguramente en un intento de mejorar la imagen de la ciudad de cara al turismo atraído al albor de los JJ.OO. de Barcelona). Desde entonces, los coches patrulla de la Policía Federal han adoptado el patrón blanquinegro que, con pequeñas modificaciones (principalmente el añadido del diseño en damero), ha perdurado hasta hoy.

En la actualidad, más de la mitad de la flota de vehículos patrulla de la Policía Federal son del modelo Renault Scenic, mientras que los demás son monovolúmenes Ford Focus C-Max. Por último, un pequeño porcentaje de los efectivos son todoterreno Toyota Land Cruisse, tres de los cuales están destinados a la Unidad Canina.

Vehículos policiales del DFPC

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

«Sólo se pierden los días que no pasan.»

Ipalw Izkai