CEP
 Ayudas
    Afición (0)
    Ambientación (1)
    Reglas (20)
    Equipo (88)
    Sucesos (1)
    Aventuras (43)
    Preg./Resp.
 Productos
 



Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


miércoles, 28 de octubre de 2020


 

Trujamán II

Buenos días, Sras. y Sres. En nombre de (Compañía), el capitán (nombre del capitán) y de toda la tripulación, les damos la bienvenida a bordo de la (nombre de la nave), con destino a (destino), cuya duración estimada es de (x horas).

Por motivos de seguridad, y para evitar interferencias con los sistemas de la nave, los dispositivos electrónicos portátiles no podrán utilizarse durante las fases de despegue y amarre. Los dataópticos deberán permanecer desconectados desde el cierre de puertas hasta su apertura en el destino. Por favor, comprueben que su mesa está plegada, el respaldo de su asiento totalmente vertical y su cinturón de seguridad abrochado. Les recordamos que a bordo no está permitido consumir alimentos o drogas compradas en el exterior. Muchas gracias por su atención y feliz tránsito.

Dentro de un sistema estelar, las distancias son bastante grandes. La luz, uno de los fenómenos físicos más veloces, puede tardar varias horas en abandonar el sistema estelar. Imposibilitados de utilizar sistemas hiperlumínicos (o subespaciales) por la proximidad de las masas planetarias y la intensidad de sus campos gravitatorios, los ingenieros de Exo recurrieron a la fabricación de naves espaciales planetarias. Inicialmente, las naves planetarias acercaban a los habitantes de los planetas (o a sus naves orbitales) hasta el extremo del sistema estelar, donde transbordaban a las naves estelares. Con los años, las naves estelares fueron mejorando y ahora, ellas mismas, cubren ese trayecto. Por tanto, las naves planetarias han quedado reducidas al papel de llevar cargas y pasajeros de un planeta a otro dentro del sistema estelar.

Suelen ser naves viejas con enormes motores comandada por una casta especial de pilotos espaciales orgullosos y tradicionales. Según su criterio, navegar en un sistema estelar es la verdadera y auténtica navegación espacial. Depende de la distancia y del sistema estelar, pero un viaje entre planetas del mismo sistema puede ser cosa de un día, unos pocos a lo sumo.

Casi todas estas naves llevan antiguos motores de fusión, con lo que el hidrógeno (o el agua) es su principal fuente de combustible. Los residuos de su proceso (a diferencia de los motores FF), los aprovechan para comercializarlos como combustible para las naves estelares. De hecho, cuando una nave planetaria se cruza con una estelar dentro de un sistema, generalmente tiene lugar alguna especie de intercambio.

Las planetarias son, casi con toda seguridad, las naves más numerosas de toda la galaxia. Existen, literalmente, miles de modelos diferentes. La mayoría tiene capacidad atmosférica, pudiendo aterrizar en cualquier zona lo suficientemente llana y despejada.

Transespacial clase Trujamán II

El transespacial clase Trujamán II, junto con sus cientos de copias y modelos similares, es una nave mixta de carga y pasajeros de tamaño medio. Probablemente se trata de uno de los modelos de naves más extendidos de toda la galaxia. En la mayoría de sistemas solares habitados pueden encontrarse docenas, cientos o incluso miles de estas naves (en los sistemas más populosos). Son baratas de fabricar, de mantenimiento relativamente económico y, aunque decir esto en voz alta en según qué lugares podría suponerte recibir un puñetazo, más fáciles de pilotar que una nave con capacidad sublumínica.

Al carecer de motor subluz, no es necesaria la presencia a bordo de un navegante. La tripulación básica está compuesta por un piloto, un oficial de comunicaciones y un tecno, además del capitán. El resto de la tripulación (tripulación de asistencia) está formado por los asistentes del pasaje. Otros posibles viajeros son los responsables de la cafetería (generalmente en régimen de arrendamiento/concesión administrativa) y el personal al cargo de la sala multiusos.

Planetaria Superior

1. Puente

La tripulación básica permanece aquí la mayor parte del viaje.

2. Sección Primus

El pasaje Primus, o lo que es lo mismo: primera clase. Amplias butacas que se convierten en camas, inhibidores de sonido, emisores de ondas relajantes y otros pequeños lujos que hacen la travesía mucho más llevadera.

3. Sección Económica

Como su propio nombre indica, más barata que la sección Primus. Y bastante más incómoda. Las butacas están más apretadas entre sí y, aunque reclinables, no resultan tan cómodas como sería deseable. Al igual que en la zona Primus, cada butaca dispone de su propia pantalla de reproducción con acceso a la biblioteca de la nave (pantalla plana, un sistema bastante desfasado). No, me temo que nada de holofilms.

4. Cafetería

Cafetería de a bordo. Dispone de una, relativamente, amplia oferta de bebidas, refrigerios y "platos combinados deshidratados" de calidad aceptable. Dispone de tres autococinas que proporcionan comida de calidad durante las travesías largas. En muchas ocasiones, la cafetería se gestiona a través de una concesión administrativa o arriendo a particulares quienes alquilan el negocio al propietario de la nave.

5. Aseos

Adaptados al gusto y las necesidades fisiológicas humanas. Otras especies deben conformarse con lo que hay.

6. Sala multiusos

Esta sala es reconfigurada en cada viaje. Generalmente se alquila a alguna firma comercial que la usa para llevar a cabo una promoción de sus productos, desde dataópticos a aerocoches. Hace tiempo que las compañías descubrieron que los aburridos pasajeros de una nave en una travesía larga son una presa fácil para los avispados comerciales.

7. Almacén

Contiene material diverso. Aquí es donde se guardan diversos útiles y herramientas, así como los robots de limpieza que limpian la nave al final de cada viaje. En el suelo hay una compuerta (cerrada con código) a través de la cual, con una escalerilla metálica automatizada, es posible descender a la bodega de carga.

8. Esclusa y elevador

La esclusa de aire y el elevador a través del cual acceden a la nave los pasajeros.

9. Bodega de carga

Configurable para transportar infinidad de cargamentos. La zona de popa está reservada para los equipajes del pasaje. En el centro, una gran abertura ventral permite la entrada de grandes contenedores y el acceso de vehículos por una rampa. En el techo, cuatro grúas magnéticas se ocupan de mover las mercancías pesadas a cualquier punto de la bodega. Los robots de limpieza no bajan mucho por aquí...

Planetaria Inferior

Datos para CEP

Trujamán II

Trujumán II

Diseño

Espacios: 590
ETI: 345
Valor: 620 (hab: 15)
Motores: 15
Sistemas: 0
Autonomía: 20 días
Proa: (4CA+2SV), 10SI, MO, 3RE
Popa: 43CG(28Cs+3Cc+12Cd), 15SV, 2RE
Estribor 1: 44CG+15SV, 2MO, SI, 3RE
Estribor 2: 44CG(44Cs), 15SV, MO, SI, 3RE
Babor 1: 44CG, 15SV, 2MO, SI, 3RE
Babor 2: 44CG(44Cs), 15SV, 2MO, SI, 3RE
Centro 1: 45CG, 15SV, 3MO, 5SI
Centro 2: 45CG(45Cs), 15SV, 3MO, 5SI

Prestaciones

Carga: 309 CG, todos presurizados.
Tripulación: 3. Puente en proa de cuatro tripulantes (capitán, piloto, ingeniero, tecno). 334 pasajeros.
Maniobrabilidad: 2 (15), 1 (4)
Blindaje: 7 en proa, 3 en popa, estribor y babor.
Soporte vital: 2 en el puente de proa, 15 en los CG y Cu de las demás localizaciones.
Supervivencia de la nave: 14, 14, 14, 15
Impactos múltiples: 1 2 1 2 1 2 1 2 1 2

Nota: Posee capacidad atmosférica.

Críticos

Proa: CA (1), SV (1), SI (5), MO (2), RE (1)
Popa: CG (7), SV (2), RE (1)
Estribor 1: CG (5), SV (2), MO (1), SI (1), RE (1)
Estribor 2: CG (5), SV (2), MO (1), SI(1), RE (1)
Babor 1: CG (5), SV (2), MO (1), SI(1), RE (1)
Babor 2: CG (5), SV (2), MO (1), SI(1), RE (1)
Centro 1: CG (5), SV (2), MO (2), SI (1)
Centro 2: CG (5), SV (2), MO (2), SI (1)

Valores para EXO: Trujamán II

Tipo: carguero.
Nacionalidad: *
Armas: -
Blindaje: 4.
Cabina: 2.
Carga: 105.
Maniobrabilidad: 2.
Motores: 15.
Estructura: 57.
Coste: 925.000 e.

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

«Yo salvé a Italia.»

Mariscal Kesserling