Llego hasta aquí



 Pangea
 Ayudas
    Afición (11)
    Ambientación (129)
    Reglas (106)
    Equipo (97)
    Sucesos (127)
    Aventuras (74)
    Preg./Resp.
 Por autor
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


lunes, 4 de marzo de 2024


 

Quinto año de una mano de palmas de una mano de columnas de la estela del caribú

Runas del sabio

Como saben los cuervos de Taga...

Orolo, hijo de Bandor, sobrevive

Para sorpresa del chamán de la tribu y de muchos de los habitantes, Orolo, hijo de unos de los curtidores de Balora, se está recuperando. Luz de Druma ha estado cuidándolo durante muchos días, casi sin separarse de su lado, y tanta dedicación ha dado sus frutos. No falta, sin embargo, quién piensa que la recuperación del muchacho no es natural y que Luz de Druma ha utilizado artes oscuras para su curación.


"La Venganza de Gaferal" condenado al brontooso

El consejo de iguales ha encontrado a la "Venganza de Gaferal" culpable. Se le achaca haber puesto en peligro, de forma consciente, la supervivencia de los grakines impulsado por la ira. Los chamanes aseguran que se le ha detenido a tiempo, pero que su rabia le hubiera empujado al Wukran y se hubiera convertido en una criatura poseída de insaciable voracidad. Los iguales le han condenado a ser jugador por un brontooso. Se le llevará ante la cueva de uno de ellos (los cazadores ya la están buscando), se le embadurnará con la sangre de sus compañeros (previamente ejecutados) y se le dejará desarmado. Si huye, será abatido; si muere, será perdonado y si vence al brontooso, se le desterrará y si alguna vez se le descubriera a menos de una mano jornadas de los grakines a los que en su día perjudicó, se le matará como a una fiera salvaje y sus entrañas serán mostradas en una pica para ejemplo de las generaciones futuras.


Lágrimas de sangre en el cielo

Desde muchos grakines y asentamientos cercanos al mar del Sur se ha podido observar una lluvia de lágrimas rojas que han surcado el cielo de un lado al otro. Empezó como pequeños desgarrones en la noche, rápidos y apenas visibles, pero según aumentaba la oscuridad, aumentaron en número llegando a haber más de una mano de ellos de forma simultánea. Parecía, han dicho algunos testigos, como si las estrellas se precipitaran contra Pangea. Algún chamán ha querido explicar el fenómeno como las lágrimas de Taga quién lloraría por alguna maldad del Wukran. En cualquier caso, no parece un buen presagio.


Arawa diezmada

Los comerciantes de la zona han asegurado que el grakin de Arawa ha sucumbido a la enfermedad del punto rojo. Los hogares de las viviendas están apagados, las frutas se pudren en los almacenes y nadie ha salido a recibir a las caravanas cuando se acercaban. Se avisa a los viajeros que es mejor que no se acerquen a la zona y se ha pedido a los grakines que envíen a sus guerreros más valientes a quemar los restos.


Todas las noticias comentadas por el Sabio del Desierto han sido grabadas en la estela y son para el juego Pangea. Los Guardianes de la Roca recorren los caminos y los grakines de esta tierra primigenia y le notifican los acontecimientos al viejo tallador. Todas ellas son fruto de las partidas realizadas por los jugadores de Pangea o por el equipo creativo de la propia editorial. El viejo chamán las cuenta en las noches en torno al hogar con la intención de dar puntos de apoyo a la continuación o al desarrollo de las partidas. Si quieres comunicarnos alguna noticia sucedida en tu mesa de juego, envíanos un mail.

 

 

Diario Sombra:

Subscríbete en Feedly

Redes Sociales:



Grupos de jugadores:




Cita

«Si veis que a vuestro vecino se le está quemando la casa, ¿no le prestaríais vuestra manguera para ayudarle a apagar el incendio?»

F. D. Roosevelt