Llego hasta aquí



 Pangea
 Ayudas
    Afición (11)
    Ambientación (129)
    Reglas (106)
    Equipo (97)
    Sucesos (127)
    Aventuras (74)
    Preg./Resp.
 Por autor
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


lunes, 4 de marzo de 2024


 

Quinto año de una mano de palmas de una mano de columnas de la estela del caribú

Runas del sabio

Como saben los cuervos de Taga...

Una expedición h'sar perdida

Aunque los sucesos ocurrieron algunas drumas atrás, acabamos de tener conocimiento de la pérdida de toda una partida de exploradores h'sar (una mano y uno más, para ser exactos). Al parecer, animados por algunos ancianos de su comunidad, los jóvenes h'sar habrían intentado descubrir el origen de los fuegos en el Lago de la Serpiente. Estos fuegos, que pueden verse algunas noches en el lago, siguen siendo un enigma sin explicar. Místicos h'sar han dicho que los jóvenes se han perdido al dudar de las enseñanzas de Asthar e ir a comprobar con sus ojos lo que ya deberían saber qué es.


Una enorme ballena aparece en las costas akari

Posiblemente se trate del animal más grande jamás visto tan cerca de la costa. Los akari creen que es un regalo de las aguas disculpándose de la ola que les envió drumas atrás, pero los comerciantes menos creyentes creen que el animal bien pudo desorientarse por efecto de esa ola y acabar en la playa por error. Si esto es así, podrían estar produciéndose graves cambios mar adentro que terminarían afectando a las tierras emergidas.


"La Venganza de Gaferal" escapa de una trampa

Un grupo de guerreros sin grakin preparó una trampa para detener y eliminar de una vez por todas a "la Venganza de Gaferal". La trampa se preparó por el lugar por el que debía pasar una inocente caravana comercial. En la batalla murió una mano de guerreros y casi una mano de acompañantes de Gaferal, pero las principales víctimas fueron la escolta de la caravana que se vio en medio de un conflicto inesperadamente. El objetivo de la trampa, detener al vengador vagabundo, no se consiguió. Los comerciantes de la zona empiezan a mostrarse preocupados. Malo es que haya bandidos por los caminos, pero ser las víctimas inocentes de sus batallas es más de lo que parecen dispuestos a soportar.


Muere El Filo

Bob, conocido en Aguaclara como El Filo, murió en su cabaña mientras dormía. El anciano guerrero, que se había ganado una gran reputación en sus años jóvenes y que fue el maestro de combate de Ursus, llevaba ya varios años con los achaques propios de los ancianos: dolor en las articulaciones, dificultad para comer, encías sangrantes. Su principal posesión, de la que nunca se separaba, era una pequeña daga de hierro que los maestros dwaldur le habían regalado en los mismos hechos que hicieron que Ursus ganara su hacha. Esa daga, siempre muy afilada, le había ganarse su apodo y Bob siempre la lucía con especial orgullo. Ursus se ha hecho cargo de ella mientras se preparan las honras fúnebres y, seguramente, le acompañe en los fuegos que envíen su espíritu con la Taga.


Todas las noticias comentadas por el Sabio del Desierto han sido grabadas en la estela y son para el juego Pangea. Los Guardianes de la Roca recorren los caminos y los grakines de esta tierra primigenia y le notifican los acontecimientos al viejo tallador. Todas ellas son fruto de las partidas realizadas por los jugadores de Pangea o por el equipo creativo de la propia editorial. El viejo chamán las cuenta en las noches en torno al hogar con la intención de dar puntos de apoyo a la continuación o al desarrollo de las partidas. Si quieres comunicarnos alguna noticia sucedida en tu mesa de juego, envíanos un mail.

 

 

Diario Sombra:

Subscríbete en Feedly

Redes Sociales:



Grupos de jugadores:




Cita

«No luches en una batalla si no ganas nada con la victoria.»

Rommel (atribuida)