Serie Hispania
 Ayudas
    Afición (7)
    Ambientación (33)
    Reglas (18)
    Equipo (17)
    Sucesos (71)
    Aventuras (54)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


viernes, 23 de octubre de 2020


 

ESCALA DE MANDO EN EL EJÉRCITO

La escala de mando del ejército español durante la Guerra de la Independencia se regía por las Ordenanzas de 1768, matizada con diversas Órdenes Reales que fueron actualizando las Ordenanzas generales según fueron surgiendo nuevas necesidades, como, por ejemplo, facilitar el acceso de los sargentos a la escala de oficiales (para la que, no obstante, seguían siendo necesarias las pruebas de hidalguía). Aunque los rangos aquí presentados son los de infantería, tanto la caballería como la artillería tenían una escala de mando muy similar.

Los rangos militares, de mayor a menor rango, eran:

Capitán General. El más alto rango militar. Tenían a su mando una Capitanía General, que comprendía una amplia zona de territorio. Tenía una guardia de 40 hombres al mando de un capitán y un subteniente.

Teniente General. Siguiente escalafón, aunque no tenían gobierno sobre una provincia militar sí que podían comandar un cuerpo de ejército en campaña. En ese caso gozaban de la misma guardia que un capitán general. Si no disponían de una guardia de 30 hombres al mando de un teniente.

Mariscal de Campo. Grado más bajo de los Oficiales Generales, solía estar al mando de una división. Contaba con una guardia de 15 soldados al mando de un sargento.

Brigadier. Mando intermedio entre los Oficiales y los Oficiales Generales, recibía su nombre por estar al mando de una brigada. Tenía derecho a una guardia compuesta por un cabo y seis soldados.

Coronel. Grado más alto de los Oficiales, estaba al mando de todo un regimiento. Era responsable de su instrucción, disciplina y policía, y tenía la facultad de proponer candidatos para cubrir las vacantes de abanderados, ayudantes, capitanes, sargentos mayores y tenientes coronel, así como aprobar las propuestas de los capitanes de su regimiento para cubrir las vacantes de tenientes y subtenientes.

Teniente Coronel. Subordinado al coronel, ostentaba el cargo de segundo jefe del regimiento, teniendo a su cargo un batallón del mismo.

Sargento Mayor. Tercer jefe del regimiento después del teniente coronel, aunque no tenía mando directo sobre ningún batallón del mismo era el encargado de la gestión y vigilancia de los asuntos económicos, de policía y de instrucción del regimiento.

Capitán. Oficial al mando de una compañía y responsable último ante sus superiores del estado de policía e instrucción de esta. A su propuesta eran nombrados los tenientes, subtenientes, sargentos y cabos. En los dos últimos casos era el coronel el que finalmente aceptaba el ascenso, con el visto bueno del sargento mayor. Los otros casos debían ser aprobados por uno de los Inspectores Generales del Ejército.

Teniente. Segundo al mando de la compañía y como tal desempeñaba sus funciones en ausencia de este.

Subteniente/Alférez. Constituían el primer escalón de la oficialidad y por tanto eran los que más relación directa tenían con la tropa, dando noticia de cuanta falta encontrase al capitán de la misma. Normalmente había uno de estos oficiales por compañía.

Sargento. El más alto rango de tropa, era el encargado de transmitir las órdenes de sus superiores a la tropa. Existían dos por compañía, que ocasionalmente se distinguían como sargento primero y sargento segundo. El rango del sargento primero era ligeramente superior al de segundo, pero sus funciones eran básicamente las mismas. Debían dormir con la compañía, aunque hacían su rancho separado de esta.

Cabo. Al mando de una escuadra de soldados, si la compañía estaba completa había un total de cuatro cabos primeros y otros tantos cabos segundos. Cada una de las tres escuadras de la compañía estaba al mando de un cabo primero y un cabo segundo, quedando libres dos de ellos a plena disposición del capitán para las comisiones que tuviera a bien ordenarles. Como es habitual, cada cabo era responsable de la instrucción, disciplina y policía de los soldados pertenecientes a su escuadra.

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

«Yo voté al presidente Ayala.»

Anónimo