Rol Negro
 Ayudas
    Afición (36)
    Ambientación (125)
    Reglas (64)
    Equipo (70)
    Sucesos (164)
    Aventuras (92)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


miércoles, 28 de octubre de 2020


 

Asesinato en la Convención

El próximo fin de semana estaba prevista la apertura de unas macro jornadas de ocio alternativo (juegos de estrategia, simulación, rol, tablero) en la ciudad de Cunia. Según la publicidad y las expectativas de los organizadores, dichas jornadas iban a suponer un éxito tanto de asistencia, como de repercusión mediática. La ciudad de Cunia acogía por primera vez este acto que ya se había celebrado en otras ciudades españolas y tanto el ayuntamiento como el gobierno federal se habían volcado en que todo estuviera listo para la fecha del evento. Sin embargo, como suele suceder en la ciudad mediterránea, todo se vio ensombrecido cuando un miembro de seguridad del complejo descubrió el cadáver de Fernando Marías, principal responsable del evento, en uno de los stand de la feria.

La feria estaba aún cerrada al público y salvo algunos invitados y expositores, había poca gente en el recinto. La comunidad de los juegos de rol nacional se ha visto conmocionada por la noticia porque alguno de los nombres más conocidos de esta afición se encuentran en el grupo de sospechosos: tres editores, varios autores y algunos aficionados son los protagonistas de este macabro acto. ¿Se desvelará por fin las oscuras tramas existentes tras el negocio de los juegos de rol? ¿Relaciones y secretos que han estado ocultos en los sótanos y los armarios verán la luz en la "limpia" ciudad de Cunia? ¿Será este un nuevo caso que conmocionará a la opinión pública y la alertará sobre esta, por otro lado, inocente afición?

Muchas personas y muchos grupos tienen interés en desvelar rápidamente este caso. Por ello, un grupo especial de investigadores ha aparecido en la convención y se espera que en breve puedan resolver el crimen, aunque es posible que tras los acontecimientos, ni la convención, ni los juegos vuelvan a ser los mismos...

Los protagonistas

Fernando Marías

Conocido miembro de foros y listas de correo por sus polémicas y siempre incendiarias opiniones contra el mercado editorial. Es el fallecido. Era el responsable máximo de la organización de las jornadas y, algo que pocos sabían, era el director de una nueva editorial que iba a hacer su presentación en las jornadas: Ediciones Ibéricas. Su primer juego de rol iba a ser sobre toros (corridas de toros, encierros, rodeos). Un homenaje al mundo taurino del que Fernando era muy aficionado. Su stand, en el centro del evento, contaba con un toro mecánico como atractivo para atraer a la gente a conocer el juego. Además, redondeaba su stand con varias consolas de videojuegos relacionados con el mundo de los toros. Una enorme cabeza de toro de cartón piedra de 6 metros de alto coronaba su enorme stand. La otra cosa llamativa de su stand era un cartel enorme con la portada del manual del jugador de D&D y el anuncio de que Ediciones Ibéricas se haría cargo de la edición en castellano a partir de 2009.

Su cuerpo, que aún no habrán retirado cuando llegan los policías, revela algunas cosas. Pueden descubrirlas los personajes o pueden decírselas como informe preliminar el forense asignado al caso. Tiene un enorme golpe en la sien izquierda y todo parece indicar que fue un golpe del toro mecánico lo que le provocó la muerte ya que uno de los cuernos de éste está manchado de sangre. También muestra unas quemaduras leves en los dedos índice y pulgar de su mano izquierda (Fernando es zurdo). [Se podrán descubrir unos cables semiquemados en el interior del toro mecánico, pero será necesario desarmarlo para ello]. Además, los ojos de Fernando muestran una dilatación anormal y el forense supondrá que había tomado alguna sustancia. [El forense tardará un par de horas en determinar que se trata de Micolidian, un potente medicamento]. Tiene también un golpe en el labio que parece previo a la muerte ya que la herida tuvo tiempo de cerrarse parcialmente. Debió recibir el puñetazo unas pocas horas antes de su muerte.

Xavi Garriga

Es uno de los responsables editoriales de Devir y se encontraba en el interior de la feria vigilando el stand y realizando los últimos retoques a la decoración del mismo. En su empresa es el encargado de decidir los lanzamientos de las líneas de juegos y de novelas y aunque no suele ser habitual en este tipo de eventos, la importancia de este le ha hecho salir de Barcelona, lugar donde reside habitualmente. Tiene profundos conocimientos de electrónica y electricidad que es para él una especie de hobby.

Xavi Garriga no se llevaba bien con Fernando Marías y le había acusado en privado de mentir sobre su anuncio de los derechos de D&D en el 2009. Es cierto que la licencia de Devir caduca en esa fecha, pero no es cierto que Ediciones Ibéricas tuviera los derechos porque era algo que aún se estaba negociando. Dicho anuncio le molestaba y aunque habían colocado en su stand un cartel desmintiéndolo, lo cierto es que había ido un poco más allá y entrando en el stand de Ediciones Ibéricas había saboteado el toro mecánico para que no funcionara. La idea era desprestigiar a la nueva editorial. Fernando había detectado el sabotaje y había arreglado el toro a tiempo, pero no sin quemarse los dedos trasteando en el equipo. No era tan buen mecánico.

Xavi podrá contar a los investigadores que Ricard Ibáñez trabaja en un hospital y puede tener acceso a medicamentos raros. También podrá comentarles que oyó a Juan Carlos Herreros discutiendo a gritos con Fernando poco antes del asesinato. ¿Hubo alguien que no lo oyera? Y finalmente también podrá comentarles que vio a la novia de Fernando (no sabe que es ex-novia) salir llorando del stand.

Ricard Ibáñez

Es uno de los autores más respetados y conocidos de los juegos de rol. En su haber hay joyas como Aquelarre y es muy querido por casi todos los aficionados.

Este "casi" es debido, principalmente, a Fernando Marías quien le ha acusado publica y reiteradamente de haberle robado la idea de Alatriste (otro juego de rol de este autor). El enfrentamiento en las listas de correo ha sido bastante violento, pero en la feria Ricard Ibáñez se mostró bastante amable con él e incluso le invitó a una botella de agua fresca. La conversación fue agradable, como puede atestiguar la novia de Fernando, pero lo que Ricard sabía es que en la botella iban unos poco miligramos de Micolidian (un fuerte analgésico) que dificultaría su coordinación. Nada mortal, Ricard no pensaba matar a nadie. Sólo quería que pareciera torpe (y estúpido) y así acabar con su imagen pública frente a los asistentes de las jornadas.

Ricard Ibáñez escuchó la discusión a gritos de Juan Carlos Herreros con Fernando y también fue testigo del puñetazo que César Ayala le propinó. Confesará que no le extraño que le golpeara ya que Fernando podía ser muy molesto cuando se lo proponía.

César Ayala

Conocido aficionado de los juegos de rol y similares y muy conocido en listas y foros de correo por sus siempre agudos comentarios. Despierta pasiones ya que hay gente que le adora (y adula públicamente) y otros que le odian como representación de todo lo malo de las comunidades virtuales. Una editorial, Ediciones Sombra, se apropió de su nombre para ponérselo a uno de los personajes de un juego de rol (concretamente al presidente de la R.F.P. en Exo).

La relación de César con Fernando Marías nunca ha sido buena. Han tenido muchas discusiones dialécticas en internet y el difunto siempre terminaba insultándole al no poder mantener el ritmo de mordacidad en el que Ayala es un experto. Al parece, en público, Fernando fue capaz de alterar los nervios de Ayala acusándole de ser un vendido a las editoriales roleras y de haber manipulado su toro mecánico, pero no fue el comentario lo que provocó el puñetazo que le pegó, sino ver como trataba a su novia Silvia. Fernando la apartó de un empujón cuando ella intentaba participar en la conversación y César no pudo contener el puñetazo. ¡En el fondo es un sentimental!

César oyó la conversación a gritos entre Juan Carlos y Fernando y sabe que fue motivada por un tema de la colocación y pago de los stands. Además, oyó a la novia de Fernando llorando en el servicio y estuvo un rato animándola para que se tranquilizara. Ella le contó que habían roto definitivamente.

Manuel J.

Es una de las cabezas visibles y responsable de Nosolorol, una editorial que, principalmente, publica juegos de rol. Además, Manuel, también escribe juegos y es una persona bastante habitual en jornadas y eventos similares.

Se encontraba preparando su stand cuando Fernando se le acercó y le dijo que retirara los dibujos del stand y le mostró un contrato con el dibujante en el que le había vendido (por una pasta) todos los dibujos que había hecho y aún no había publicado. En vista del contrato y tras hablar con su dibujante por teléfono, tuvo que retirar gran parte de la decoración lo que hizo que su stand quedara bastante deslucido (frente a sus competidores).

Manuel sabe que Fernando y Juan Carlos discutieron. No sólo porque lo oyó, sino porque el propio Juan Carlos habló con él del tema después. También fue testigo del puñetazo que César le dio a Fernando. No sabe el motivo, pero le hubiera gustado poder sumar su fuerza a la de César.

Juan Carlos Herreros

Director de Ediciones Sombra y autor de varios juegos de rol. Es habitual en los foros y listas de correo, aunque sus opiniones no son siempre positivas a determinados colectivos y actitudes dentro de los aficionados y de la competencia.

Tuvo una fuerte discusión con Fernando Marías debido a la colocación y al precio de los stands. Le parecía muy injusto que Fernando, organizador de las jornadas, se hubiese reservado el sitio central para su nueva editorial y que lo hubiese llenado de cachivaches electrónicos mientras que en los otros stands no había luz ni sitio para poder montar cosas como esa. Además, tenía la sospecha (que resulta ser cierta) que Ediciones Ibéricas no había pagado lo mismo que los demás. De hecho, no había pagado nada. Cuando se encaró con él, la conversación acabó a gritos y acabó dejándolo por imposible.

Juan Carlos vio como Ricard Ibáñez y Fernando compartían una amigable charla y cómo el primero invitaba a una botella de agua al segundo. Sabe que Ricard trabaja en un hospital, pero si alguien le insinúa que Ricard pudo intentar envenenarle, les dirá que se equivocan. Él y Ricard se conocen desde hace muchos años y no le cree capaz de una cosa así. También vio cómo César Ayala le pegaba un puñetazo a Fernando y aunque no le hubiera creído capaz de algo así, está seguro que el responsable es Fernando. ¡Qué le diría para provocar esa reacción!

Silvia Orel

Silvia Orel es la ex-novia de Fernando, aunque para casi todos aún no es la ex. La relación entre ambos no había sido un camino de rosas, pero, más gracias a la dedicación de Silvia, había sobrevivido a cinco años. Silvia es una buena informática y jugadora de rol y gracias a esta afición se conocieron, pero no le gusta mucho algunas de las cosas que Fernando hacía, creía que sus 'interpretaciones' de la realidad acabarían trayéndole problemas.

Silvia es la asesina, lo difícil será demostrar que no lo es. Fernando estaba muy raro desde que había hablado con Ricard y las discusiones con Manuel y con Juan Carlos no le habían ayudado mucho. Descubrir el sabotaje del toro mecánico lo había sacado de quicio y recibir el puñetazo de César no había ayudado nada. Todo aquello acabó por desquiciarle y por decir tonterías. Acusó a Silvia de estar engañándole y de tener tratos a sus espaldas con los responsables de otras editoriales. Finalmente acabo por romper con ella de malas maneras y la llamó cosas que preferimos no repetir. Silvia estaba enfadada y programó el toro mecánico para que pegara un fuerte giro en cuanto se encendiera y se alejó llorando del stand. Su intención no era matarle, sólo darle un susto. Silvia confiesa el crimen al guarda de seguridad cuando este le presiona un poco.

Silvia vio a Xavi Garriga entrar en el stand del Ediciones Ibéricas aprovechando que Fernando y ella estaban ausentes conversando con Ricard. Silvia pensó que Xavi había entrado a curiosear el stand. Fue a decírselo a Fernando cuando este inculpó a César, pero el empujón que le propinó se lo impidió. Le sorprendió que Ricard fuera tan amable con ellos, pero no le dio importancia hasta que, después, comprendió que Fernando no se había comportado normalmente desde esa conversación. También fue testigo de su discusión con Manuel y con Juan Carlos. Aquellas fueron situaciones muy embarazosa para ella y un poco desagradable. Finalmente, Silvia vio al guarda entrar en el baño de caballeros tras descubrir el cadáver (aunque en ese momento no sabía que había muerto) y pensó que había venido a por un pañuelo con agua (oyó el grifo del lavabo) para Fernando.

El Segurata

Gabriel Cam es un miembro del equipo de seguridad de las jornadas y era la persona encargada de estar en el recinto cuando sucedieron todos los hechos. Es una persona grande, casi brutal e, incluso sin su porra, impresiona. Tiene esa mirada que se descubre sólo en algunos tipos de Cunia. Esa mirada que dice sin decir: ¡Cuidado conmigo!

Gabriel descubre el cuerpo de Fernando e inmediatamente se dirige a las puertas de entrada y las cierra para evitar que cualquiera de los presentes pueda escaparse. Después llama a la policía y se pone a custodiar el lugar de los hechos para evitar que nadie entre. No avisa a ninguno de los presentes para evitar problemas y espera pacientemente a que llegue la policía.

En realidad, fue Gabriel el asesino de Fernando ya que es un miembro de la banda de Rafael González. Explicaremos cómo y porqué más adelante, pero sólo adelantaremos que en Cunia nada es nunca tan simple como parece.

La cronología de los acontecimientos

Para facilitar la labor del DJ, vamos a narrar todo lo que ocurrió por orden cronológico. Todo ha sido contado ya en la descripción de los personajes, pero, seguramente, así quedará más claro.

Hora Suceso

Día anterior

Xavi Garriga ve el cartel del stand de Ediciones Ibéricas anunciando que se queda con los derechos de D&D en el 2009. Comentándolo con Fernando le dice que no es verdad ese anuncio, pero este le replica que tampoco es mentira ya que nadie tiene aún los derechos del D&D para el 2009. Xavi encarga urgentemente en una imprenta un cartel desmintiendo el anuncio para colocarlo en su propio stand al día siguiente.

11:00

Se abre la convención para que entren los expositores a terminar los últimos preparativos en los stands antes de la hora de apertura. Fernando Marías ya está dentro.

11:23

Ricard Ibáñez, Fernando Marías y Silvia Orel se encuentran en la zona de restauración (máquinas expendedoras) y el primero, que ya había sacado un par de botellas de agua, invita a los otros dos y saca una tercera para él mismo y se quedan charlando un rato (unos 15 minutos).

11:26

Juan Carlos Herreros entra en la zona de restauración y compra una Coca-Cola. Sale casi inmediatamente, pero observa como Ricard, Fernando y Silvia comparten unas botellas de agua y un rato de conversación

11:28

Aprovechando que no hay nadie en stand de Ediciones Ibéricas, Xavi Garriga entra y sabotea el toro mecánico.

11:38

Silvia Orel sale de la zona de restauración a tiempo de ver como Xavi Garriga se aleja del stand y cómo se mueve la cortina, pero Fernando no se percata de este hecho ya que sigue conversando animadamente con Ricard.

11:45

El Micolidian empieza a hacer efecto en Fernando.

11:49

Juan Carlos Herreros va a hablar con Fernando a su stand. Éste no le deja entrar y conversan fuera de la cortina. El primero se ha enterado que debido a la dualidad de stand = organizador, la colocación del stand la ha elegido él (en vez de sortearlo como ponía el contrato) y que, además, no lo ha pagado. la conversación termina a gritos. Casi todos lo oyen.

12:05

Fernando Marías, algo agitado por efecto de la droga y por la reciente discusión y acompañado por Silvia, se acerca al stand de Nosolorol y le dice que quite todos los dibujos de las paredes ya que son de su propiedad. Tras ver un contrato y hablar por teléfono, Manuel (el editor) se ve obligado a retirar los dibujos.

12:20

Fernando y Silvia vuelven al stand y allí descubre que han saboteado el toro mecánico. Eso le molesta y empieza a despotricar. La casualidad quiere que César Ayala se pasé por allí en ese momento y Fernando empieza a acusarle de ser un vendido a las editoriales y de haber saboteado su toro mecánico. Silvia intenta sacarle de su error y Fernando la empuja. César entra en el stand de Ediciones Ibéricas, le pega un puñetazo en la cara y se larga. Fernando cae sobre las colchonetas del propio toro mecánico.

12:23

Juan Carlos Herreros se acerca al stand de Nosolorol y conversa con Manuel, éste le cuenta el motivo por el que está retirando los dibujos de las paredes.

12:25

Fernando casi ha terminado de reparar el toro mecánico, pero tiene un accidente y se chamusca un poco los dedos. Se va el automático. Sale del stand con una fuerte hinchazón en el labio. Ha discutido con Silvia, a la que ha acusado de coquetear con todos los editores y autores de las jornadas. La ha llamado puta. Silvia, cabreada, programa el toro mecánico para que gire violentamente cuando termine de repararlo. Lo que hace es dejarlo encendido y con un programa de giro violento inicial previamente reparado.

12:40

Fernando vuelve y le dice a Silvia que han terminado y que no quiere volver a saber nada de ellas. Silvia sale del stand llorando.

12:45

Fernando termina de arreglar el toro mecánico y éste le golpea violentamente. Cae inconsciente.

12:48

El guarda de seguridad descubre a Silvia llorando en el aseo. Habla con ella amablemente y esta se desahoga y le cuenta que ha manipulado el toro.

12:59

El guarda de seguridad se acerca al stand de Ediciones Ibéricas. El toro ya ha parado, pero Fernando sigue inconsciente. Profesionalmente le da un golpe en la sien con su porra reglamentaria y con una pañuelo de papel, la limpia y mancha con sangre el cuerno del toro.

12:04

El guarda de seguridad va al baño y tira el papel en el inodoro (Silvia le ve entrar en el baño), luego cierra todas las puertas de la exposición y llama por teléfono a la policía. No dice nada a los otros.

12:05

El guarda asegura el stand

12:15

Llegan los primeros policías. La noticia trasciende (todos han visto llegar a la policía).

12:40

La noticia aparece en el programa de Cunia en Directo que emite la Séptima. Empiezan a concentrarse aficionados a los juegos en la entrada de la convención.

12:35

Llega el forense

12:55

Los PJ reciben una llamada (cada uno la suya).

13:15

Todos los PJ han llegado. La policía ha detenido a Silvia por homicidio accidental, pero en deferencia a los padrinos de los PJ les dejarán husmear un rato.

13:20

El forense hará su informe preliminar al policía.

17:00

Apertura oficial de las jornadas (que no sucederá). Llega el relevo del guarda de seguridad y si la policía no lo necesita más (de hecho, no) le dejará marcharse.

Las localizaciones

Hotel de convenciones

El hotel de convenciones California es un complejo hotelero de lujo en uno de los lugares más privilegiados de Cunia. Junto a la Playa de la Infanta y junto al circuito urbano de la ciudad se levanta como una de las referencias turísticas de la ciudad. Posee un casino propio (uno de los pocos casinos urbanos de España), cerca de mil habitaciones y varias suites de lujo en las últimas plantas. En la parte superior tiene un helipuerto y una piscina olímpica con trampolín. La piscina está climatizada para poder usarla en invierno.

Junto al hotel hay un domo circula que es utilizado para convenciones y reuniones y, en ocasiones se ha utilizado para alguna señalada ceremonia nupcial. En el domo es donde estaba prevista la convención de juegos.

El Domo. Pulsa para ampliar

No hay ninguna indicación en el hotel, pero en Cunia casi todos saben que Don Víctor, el principal mafioso de la ciudad, es el dueño.

En el domo es donde han ocurrido todos los sucesos y donde estarán todos los testigos y sospechosos para ser interrogados. En cualquier caso, hay algunas cosas que descubrir:

- Hay sangre en la sien de Fernando y en el toro mecánico y, aparentemente, encajan, pero cualquier buen investigador se dará cuenta que la sangre del toro fue colocada (se ven restos como de brochazos). Pudiera ser que el muerto cayera sobre el toro y resbalara hacia el suelo, pero eso descartaría la versión de la novia que dice que manipuló el toro.

- Hay dos botellas de agua en el stand de Ediciones Ibéricas. Una es normal,, pero en la segunda, se aprecia unos cristales en el fondo de la misma. Es la droga que ha empezado a cristalizar (no es completamente soluble en agua). Los personajes sabrán a primera vista que el agua tiene algo raro, pero deberán esperar 4 horas a que el laboratorio confirme que se trata de Micolidian.

- El informe preliminar del forense indicará que el fallecido murió de un golpe en la sien, pero señalará las quemaduras de los dedos y el golpe en la boca pre-mortem (antes de) como cosas raras. También señalará que las pupilas del fallecido estaban muy dilatadas en el momento de la muerte y que recomendará un informe toxicológico. [Nota: los resultados de la autopsia tardarán 24 horas, los PJ deberán trabajar con esta información preliminar].

- Hay restos de sangre (aunque poca) en dos lavabos y en uno de los inodoros. La sangre está muy degradada para saber si perteneció a la víctima (no sin un examen en el laboratorio), pero la existencia de sangre puede revelarse usando un producto que la vuelve visible con luz ultravioleta. [Nota: la sangre de los lavabos tiene dos orígenes: la de la boca del puñetazo que Fernando se limpio y un poco que el guarda limpió de su porra.

- Si miran la porra del guarda, revelará que tiene restos de sangre. Para examinarla, deberán quitársela (o robársela), él no estará por la labor.

- El toro está manipulado (saboteado) y parece que alguien había hecho una chapuza reparándolo (cinta aislante y demás). Hay restos de cables cortados en el suelo, junto al toro.

Casa de Fernando

Fernando es hijo de Oscar Marías, uno de los políticos más importantes de Cunia. Ahora está en la oposición, pero sigue siendo una importante figura de la ciudad con contactos en todos los niveles (sí, incluidos esos). Es una persona que trabaja para Don Víctor, pero este no es un dato muy conocido y públicamente parece un hombre que se ha hecho a sí mismo. También es promotor inmobiliario y una de las grandes fortunas de la ciudad. En ocasiones se le ha querido vincular con operaciones fraudulentas, pero todos los intentos han desaparecido en el mar (literalmente, ser amigo de Don Víctor tiene estas cosas).

Tardarán media hora en ir y media en volver a la casa de Fernando y ella encontrarán a una madre llorosa que les preguntará cuando puede enterrar a su "colibrí" (sí, lo llama así). Y un padre furibundo que les dirá de todo menos bonito. Les amenazará con quitarles la licencia de detectives si no encuentran al cabrón que le ha hecho a su hijo y si sus respuestas no les satisfacen, les dirá que conoce a la gente importante de la ciudad y que todos ellos harán "el último crucero" (un eufemismo mafioso para el último paseillo al fondo del mar). Aún así, les dejará husmear en la habitación de Fernando.

La habitación de Fernando es el paraíso de cualquier "friki" de los juegos que se precie. Una mesa enorme para jugar donde, en este momento, hay una batalla de figuras de Warhammer 40.000 a medias. Un enorme armario lleno hasta arriba de juegos de tablero y de rol (es un armario al estilo rico; es decir, es una habitación a parte con estanterías a ambos lados). Una mesa para dibujar figuras y otra con un ordenador que tiene una pantalla plana que muchos de los detectives no tienen en su casa. Sistema "chenchuround" y envolvente, varios joystick de todas formas y colores (incluso una alfombra para bailar con la Playstation junto a una Xbox 360). La cama está cubierta por una colcha de Star Wars (exclusiva) y en la cabecera hay una réplica de un sable láser (conservado en el envoltorio original). La colección de comics es también impresionante y muchos de los ejemplares están firmados por los autores. Hay mucho dinero metido en esa habitación.

Si investigan mucho en el ordenador de Fernando (una hora o así; difícil que el padre les deje perder tanto tiempo) o escamotean el portátil que también hay junto al ordenador (peligroso) se enterarán de algunas cosas (su intento de comprar los derechos de D&D, la compra de los dibujos de NSR, su falta de escrúpulos para manipular la posición de los stands en la feria), etc. También podrán leer correos en los que discutía con todo el mundo (incluyendo Ricard Ibáñez). Tras un rato (la hora mencionada) tendrán claro que Fernando Marías no era una persona normal. Habría que ser psicólogo para determinar si era un enfermo mental, pero les queda claro que tenía muchos problemas de autoestima (rayando la paranoia: "todos están contra mi"). Alguno podría añadir que ser hijo único en una familia que no le había dicho que no a ninguno de sus caprichos, no podía haberle ayudado a madurar mucho.

Si le preguntan al padre por la convención de juegos, les dirá que fue un capricho de su hijo y que le había costado mucha pasta y pedir algunos favores (el hotel es de Don Víctor, es hora de recordarlo).

Si le pregunta si tiene enemigos que hayan podido hacer esto para dañarlo a él, les echará de casa. Naturalmente que tiene enemigos (Rafael González) y su pregunta le habrá confirmado su sospecha. El motivo de esta enemistad es el trabajo de Oscar Marías. En el ayuntamiento forma parte de una comisión de urbanismo que se encarga de aprobar los cambios en el plan urbanístico de la ciudad. Rafael González ha adquirido una casa en el barrio Oliver (en la frontera) y quería que el ayuntamiento le permitiera construir un edificio de 8 plantas. En dicho barrio está prohibido construir con tantas alturas, pero Rafael pretendía que, al estar en la frontera, le permitieran saltarse esa limitación. Había mucho dinero invertido en esa operación. Rafael había comprado los votos de los miembros de la comisión, menos el de Oscar que, sin que Rafael lo supiera, estaba siguiendo instrucciones de Don Víctor. Como comprarle no fue suficiente, intentó amenazarle, pero en vano. Al final, el voto negativo de Oscar (la comisión tiene tres miembros y requiere acuerdos por unanimidad) hizo que Rafael perdiera mucho dinero. De esto hace un año, pero la muerte del hijo ha sido una venganza servida fría.

Nota: Oscar Marías sabe que uno de los investigadores trabaja para Don Víctor, pero no sabe cual.

Casa del Guarda

El Domo. Pulsa para ampliar

La casa del guardia es un cuchitril de mala muerte en medio del barrio de Entrecruces. En realidad es un garito en el que se deja caer cuando quiere pasar desapercibido unos días (como ahora). Si lo consideras oportuno, podría estar en casa con algunos compañeros.

El guarda les recibirá a tiros. Sabe que si le cogen, tardará muy poco en morir por lo que intentará abrirse camino hasta la calle donde intentará coger un coche y huir. [Nota: recomiendo que permitas una serie de disparos para que maten a alguno de los del interior y que luego el resto escape por el tejado o la parte de atrás y cojan un coche. Lo que dará lugar a una persecución por las calles de la ciudad como escena final de la partida].

El río (escena alternativa)

El padre de Fernando Marías sospechará tarde o temprano que el asesino de su hijo es Rafael González. Una recalificación de terrenos (sobre la altura permitida en un solar) es el origen de la disputa.

Si los personajes han capturado y matado al guarda, acudirá a Don Víctor y le pedirá que mate a Rafael González. Esa es una cosa que a Don Víctor no le interesa (las guerras son malas para el negocio), pero le aplacará diciendo que tomará medidas. A los pocos días, los investigadores (al menos alguno de ellos) recibirá el soplo de un importante laboratorio de droga sintética de la ciudad. Ello dará inicio a una misión policial que, probablemente, acabe con muchas detenciones y muchos titulares. Es posible que sea el inicio de una nueva historia.

Si los personajes no han capturado al guarda. El padre pensará que Don Víctor no tiene herramientas para detener al asesino de su hijo (su detective habrá fracasado) y se presentará ante el barco de Rafael González (armado) exigiéndole que salga. La policía intervendrá y se lo llevará de allí. A los pocos días, su cuerpo aparecerá muerto en el despacho de su casa (la prensa hablará de suicidio, la calle dirá que ha sido Rafael González que no puede permitir que le acusen en su propia casa, pero en realidad habrá sido Don Víctor, que no soporta la debilidad).

Los PJ

Los personajes debes crearlos siguiendo los siguentes perfiles:

    1.- El policía encargado del caso al que le molesta mucho que le hayan mandado a un grupo de investigadores a fastidiarle un caso que está claro desde el principio.

    2. Un detective contratado urgentemente por Devir (por Dorca) y cuya misión no es desvelar el caso, sino evitar que este salpique a sus muchachos (Xavi y Ricard).

    3. Un detective contratado por el padre de Fernando Marías cuyo objetivo es descubrir quien ha matado a su hijo de verdad (y que no le coja la poli a tiempo).

    4. El detective del Hotel. Pase lo que pase, el responsable no es del hotel y el mecanismo, botella no es del hotel tampoco.

    5. Un detective contratado por Victoria (la mujer de Juan Carlos Herreros) para salvar a Juan Carlos Herreros y a César Ayala (en segundo orden de prioridad). Esto es mentira (Ed. Sombra no tiene pasta para estas cosas). En realidad el detective ha sido enviado por Rafael González y su objetivo es evitar que descubran y capturen al guarda (le matará si hace falta).

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

«Cuando te encuentras con un verriano es o él o tú. La consigna es: dispara primero y dispara también después.»

Sgto. Instructor Gómez