Llego hasta aquí



 Exo
 Ayudas
    Afición (82)
    Ambientación (335)
    Reglas (234)
    Equipo (276)
    Sucesos (250)
      Tramas
    Aventuras (179)
    Preg./Resp.
 Por autor
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


martes, 25 de junio de 2024


 

Sistema Moresbi

El sistema Moresbi se encuentra situado en la frontera del sector Haner (territorio de la Federación) y el sector Viol (que forma parte de la RFP). Está en la parte más interna en dirección córtex y se encuentra ligeramente en posición extra con respecto a la eclíptica galáctica (si necesitas más datos sobre los conceptos de córtex y extra, entre otros, te sugerimos que eches un vistazo a este artículo: 13442 Ver).

El sistema lo forman siete planetas que orbitan alrededor de una estrella amarilla de tamaño medio, llamada Aureola. Dos planetas están habitados, el resto son planetas sin atmósfera que se explotan con gran intensidad por sus recursos minerales y se exportan al resto de la galaxia.

Los planetas son, en orden de cercanía a su estrella, los siguientes:

Frontera es un planeta pequeño y helado que no ha suscitado gran interés tras descubrirse que no posee materiales que explotar.

Minos es otro planeta gaseoso del que se extraen ciertos gases fundamentales para la industria y el combustible de las naves espaciales. La ASR y la familia Alameda se disputan los derechos de explotación en exclusiva, pero por ahora no parece que haya avances hacia uno u otro competidor.

Tobada es un gigante gaseoso que altera el pozo gravitatorio del sistema y obliga a las naves espaciales a quemar en ocasiones más combustible del que desearían para saltar al subespacio. Tiene una considerable población de duravales (Exobichos, página 42) que se estudian por muchos grupos de xenobiólogos.

Orbe es el planeta en el que viven los más de mil millones de habitantes del sistema. Es un planeta con una gran diversidad ecológica y era un lugar tranquilo, pero que en los últimos años está inmerso en una sangrienta guerra global.

Rojo es el tercer planeta, el cual también está fuertemente explotado. Sus inagotables (en apariencia) yacimientos de andalucita (05844 Ver), arsenopirita (05844 Ver), fayalita (06343 Ver), ferroactinolita (06343 Ver), freieslebenita (06343 Ver) y sobre todo una gigantesca veta de sanidina (09844 Ver) hacen que múltiples consorcios mineros locales, nacionales e internacionales los extraigan frenéticamente las 20 horas del día. Las factorías están automatizadas pero hay pequeños destacamentos temporales de personal para tareas administrativas, mantenimiento y seguridad. No es raro que se produzcan enfrentamientos entre ellos, alimentados por las órdenes (y la avaricia) de las corporaciones que les han contratado.

Jaspe es un planeta cubierto por nubes sulfurosas eternas. Desde su luna, Alameda (nombrada así por la familia noble que la posee) se explota por medio de robots en factorías mineras automatizadas los enormes yacimientos de uvarovita (10743 Ver), vivianita (10743 Ver), xenonlita (11043 Ver), millerita (07041 Ver) y otros minerales de menor importancia. La familia Alameda es muy poderosa y es posible que sean de los grupos más acaudalados de la galaxia.

Fogón, un planeta rico en albita (05844 Ver) y uraninita (10743 Ver) que es propiedad privada de una corporación de Hassell, la SRA. La hostil y sofocante superficie del planeta está repleta de las factorías móviles automatizadas que extraen de manera incansable estos materiales. La razón de su movilidad se debe a que tratan de evitar la incidencia directa de los rayos de Aureola. Los grandes beneficios compensan con creces los costes de extracción. El planeta ha comenzado a sufrir temblores de cierta intensidad debido a la sobreexplotación de su interior y superficie que está fracturando poco a poco su orografía.

En profundidad: Orbe

Orbe tiene una rotación de 1,4 horas compler y un período de traslación de 3,7 años compler. Las estaciones son muy marcadas sobre todo en las zonas templadas, con inviernos calurosos y secos e inviernos fríos y lluviosos. El fenómeno más característico del planeta es la bruma, en realidad una aurora boreal de suaves colores blancos y rojos que se produce a nivel planetario cada seis meses.

En Orbe habitan unos mil millones de habitantes. La gran mayoría pertenecen a la especie humana (un 80%), seguidos de los úkaros (15%) y de los olieros (3%). Hace muchos siglos, había una importante población marbagana pero un conflicto (de motivación racial) acabó con ellos huyendo a otras regiones de la galaxia… si fueron lo suficiente afortunados para escapar de los pogromos. En la actualidad, la República de Verea considera a los moresbianos como unos repugnantes especistas. Y en honor a la verdad, aún en la actualidad la animosidad contra los marbaganes continúa por ejemplo no permitiéndoles establecer negocios o la compraventa de ciertos productos considerados estratégicos.

Orbe se componen de cuatro grandes masas continentales y una enorme isla continente en el que se considera el sureste geográfico del planeta. Como cualquier planeta apto para la vida cuenta con multitud de ecosistemas y entornos. La población se concentra en las latitudes más templadas de ambos hemisferios, donde las condiciones meteorológicas son más llevaderas. Por supuesto, hay asentamientos de entidad en casi toda la superficie.

Orbe produce una cantidad de individuos con capacidades psíquicas destacable, superior al 12% de la media del resto de la Federación. Según los estudios se debe a la incidencia de los rayos de Aurora y la especial configuración de la capa de ozono que protege el planeta. Sea cual sea la razón lo cierto es que Orbe tiene una gran cantidad de psiónicos que por inercia cultural copan los puestos de funcionariado y militar del planeta.

El planeta está gobernado por una monarquía absoluta que prohíbe cualquier tipo de sistema político que no controle personalmente. Por tradición este régimen autoritario y hereditario se ha conocido como el Sultanato y el máximo dirigente es el Sultán (o la Sultana). La elección de la persona sucesora se lleva a cabo por estricto orden de nacimiento entre los hijos e hijas del actual dirigente, pero no siempre. Hay varias familias con relación de parentesco directa (como los Alameda o los Naciri) que en ocasiones pugnan por alcanzar buenas posiciones, incluida la del propio Sultán. La familia real se apellida Moresbi y es quien le ha dado nombre al sistema desde hace más de diez siglos. El Sultanato a través de un nutrido cuerpo de funcionarios controla el poder ejecutivo, legislativo y judicial.

Orbe ha pagado durante muchos años un tributo a Hassell para que miren para otro lado. Formalmente son parte de los territorios de la Baronía, en la práctica mientras el dinero siga fluyendo Hassell ha tenido poco que decir (hasta ahora).

Orbe tiene dos lunas: Moresbi, la luna privada de la familia real y donde se encuentra el Palacio Real , y Mármol, una luna arrendada a un consorcio vitícola donde en las bóvedas presurizadas se produce un vino muy refinado que es el orgullo de todo moresbiano. Además, la estación orbital Doce es un lugar que se utiliza como aduana y mercado negro desde hace bastantes años. Los beneficios que obtiene la Hermandad Daoudi, un grupo mafioso con lazos con la familia Almeida les permite trabajar allí con toda impunidad.

Algunos lugares notables de Orbe son:

Puerto Moresbi, la capital planetaria en el hemisferio norte. Una vieja ciudad portuaria en la que se asentaron los primeros colonos, en la actualidad es una vibrante megalópolis en la que habitan cerca de 120 millones de personas. Una antigua normativa del Sultanato prohíbe que los edificios sean de otro color distinto al blanco, azul claro o perla. Cuando se desciende al espaciopuerto la visión de los edificios es arrebatadora. La ciudad tiene todas las ventajas (e inconvenientes) de una gran ciudad, pero en general era bastante tranquila y segura, aunque la situación se ha ido degradando.

Canícula es una ciudad enclavada en medio del desierto ecuatorial. A pesar de ser una ciudad bajo tierra, es una vibrante metrópoli de casi cuatro millones de personas. En esta ciudad se asienta la Academia de Servicio Público donde se preparan a los futuros funcionarios del Sultanato. Es una institución corrupta y arbitraria en sus decisiones, sometida como todo en el planeta a los devenires del dirigente (y su cohorte de sirvientes melifluos y ambiciosos).

Ocebona es una jungla primordial en el hemisferio sur, donde se conserva la mayor parte de la fauna y flora planetaria frente a las presiones poblacionales. En los últimos tiempos es un refugio de guerrillas y diversos grupos armados.

Celandia es la isla continente de Orbe. Era un lugar hermoso, con criaturas únicas que habían evolucionado de manera diferente al haberse aislado de otros continentes hace milenios. En la actualidad es un lugar horripilante en la que se producen de manera regular terribles atrocidades.

Problemas actuales en Orbe:

Hace varios ciclos anuales varias familias de la aristocracia (en concreto los Alameda y los Naciri) canalizaron el descontento de la población en la esperanza de conseguir arrebatar a la familia Moresby el liderazgo del planeta. Sin embargo el conflicto ha ido escalando a medida que más y más familias se unían a las llamas de la revolución para ver si conseguían una parte del pastel. En la actualidad, una veintena de familias y sus respectivas fuerzas armadas combaten en todo el planeta mientras la situación se desliza cada vez más en una espiral de caos.

A pesar de los intentos de la familia Moresby por controlar la situación, lo cierto es que el control de sus fuerzas se limita a la capital y el continente en el que se encuentra. E incluso allí, la ley marcial ha tenido que imponerse sin gran éxito pues los atentados en la capital se han recrudecido en los últimos ciclos. Y esto ha empezado a afectar a la producción minera en el sistema, redundando en menos ganancia lo que a su vez está empezando a crear recelos entre las juntas de accionistas (que sólo les preocupan sus beneficios).

El resto del planeta, sobre todo en el hemisferio sur, es un completo caos. A los ejércitos de las familias se unen las aspiraciones políticas de una población deseosa de libertad o de que la dejen simplemente en paz. Guerrilleros por la libertad, milicias pro-oeonianas, grupos a favor de la adhesión a la RFP, anarquistas, señores del crimen que han conseguido su ejército privado, grupos antipsíquicos que culpan a estos de la decadencia del planeta… todo contribuye a la situación.

Por si fuera poco todo esto fuerzas externas participan (contratadas de manera indirecta) en el conflicto: grupos de mercenarios (como la Legión fantasma: 19341 Ver) de olieros e ielsekharen son una visión ya habitual y un problema serio debido a su costumbre de saquear lo que pueden para sacar unos estándar extra. Aunque en ocasiones los contratan las propias familias, la realidad es que potencias extranjeras que desean las riquezas del sistema están alimentando el conflicto. Estas potencias son la República de Verea que siempre ha querido someter a Moresbi, la Baronía Hassell que cree que si controla el sistema directamente podrá sacar mayor tajada, los planetas fronterizos del sector de la RFP que ansían tener acceso a toda esa riqueza y el Imperio Docte, a quienes su ecuación les ha dicho que los recursos de Moresbi son de vital importancia para ellos en el futuro.

Posiblemente el ejemplo de todo esto sea la isla continente, donde el sistema se ha colapsado completamente: millones de refugiados huyen hacia el norte mientras los que se quedan se ven rodeados de hambrunas, falta de recursos, abusos físicos e incluso casos de canibalismo. En las redes esto es lo que se presenta como el día a día para manipular a la opinión pública y poner a favor de unos u otros a la maltratado población.

Se calcula que hasta la fecha, han muerto más de siete millones de individuos y alrededor del 20% de la población del planeta tienen la categoría de refugiados.

 

 

Diario Sombra:

Subscríbete en Feedly

Redes Sociales:



Grupos de jugadores:




Cita

«El político se convierte en estadista cuando comienza a pensar en las próximas generaciones y no en las próximas elecciones.»

Churchill