Número: 177.     4ª época.     Año XVI     ISSN: 1989-6289

177 > Sucesos > Runas > 07 / 08: Runas del sabio (Pan). Por: Sabio del Desierto

 

Dos años de la segunda palma de la primera columna de la estela del gato de agua

Runas del sabio

Como saben los cuervos de Taga...

Batalla entre Taga y el Wukran

Los pobladores de las tierras más orientales sufrieron un ataque del Wukran. Todo empezó con la huida de los animales voladores, a los que siguió la estampida de los herbívoros y el aullido de los depredadores. Poco después de estas advertencias, el suelo comenzó a sacudirse y a rajarse en diferentes zonas, la tierra se deslizaba por las laderas y ponzoñosos vapores surgían de las grietas más profundas y mataron a muchos de los que no habían escapado, pero afectó más a los animales. Los temblores cedieron mientras en el mar surgía la respuesta de la Taga en forma de una enorme ola que barrió la costa y todas las tierras bajas apagando los incendios y dejando a los sorprendidos supervivientes un gran número de presas frescas para alimentarse y un terreno fértil donde pronto crecerían nuevas plantas. Taga había vencido otra vez.


La piel del mamut llega a Muralo

Muralo ha sido por ahora el último destino de la piel del mamut tatuada en la que se narran los acontecimientos de Pangea. Sin embargo, Hassal, jefe del grakin, no ha dejado quedarse a la comitiva. Los acompañantes han querido ejercer su autoridad como sabios del desierto, pero la autoridad local se ha mostrado inflexible. Según su creencia, la piel del mamut es un objeto maldito que solo lleva desdichas a los lugares donde se detiene. En Muralo creen que registrar los hechos retiene a los espíritus en el mundo y estos se vengan llevando la mala suerte. Solo les ha permitido reabastecerse de agua, pero no recolectar alimentos en, al menos, una jornada del grakin. La piel de mamut y todo su séquito continúan viaje.


Fiesta ogra

Los ogros han celebrado una de las mayores fiestas del verano que se recuerdan y a la misma han acudido muchas manos de manos de manos de invitados, muchos ogros, pero también muchos comerciantes y viajeros. La fiesta es un momento ideal para cerrar acuerdos, trabar amistades y encontrar pareja. Este año, Sabaal ha acaparado bastantes miradas y aunque se cree que ha habido propuestas de matrimonio, ninguna se ha concertado. La fiesta del verano es también un momento de dirimir diferencias y no han faltado los combates, algunos a muerte, entre los presentes. Se dice que los ruidos de las celebraciones se oían a jornadas de distancia y que incluso las piedras han huido del lugar.


Sequía h'sar

El verano está siendo especialmente seco en los pantanos h'sar. Esto reduce la caza y la sequedad pone de malhumor a esta raza. Algunas tribus se están planteando emigrar a zonas más húmedas, pero la tradición es fuerte y muchos se resisten a abandonar sus hogares. La creencia mayoritaria es que las lluvias volverán, pero hay grupos fatalistas que creen que la sangre de la pasada guerra ha enfadado a los espíritus y que estos les están castigando. Otros grupos creen, sin embargo, que pudiera ser un castigo por haber concluido el conflicto en falso. Las caravanas advierten que los h'sar están muy sensibles y que hay que tener mucho cuidado con lo que se dice y a quién se dice para evitar problemas. Si se acabara la sequía, avisan también, todos las tiranteces se disolverían como lágrimas en la lluvia.


Todas las noticias comentadas por el Sabio del Desierto han sido grabadas en la estela y son para el juego Pangea. Los Guardianes de la Roca recorren los caminos y los grakines de esta tierra primigenia y le notifican los acontecimientos al viejo tallador. Todas ellas son fruto de las partidas realizadas por los jugadores de Pangea o por el equipo creativo de la propia editorial. El viejo chamán las cuenta en las noches en torno al hogar con la intención de dar puntos de apoyo a la continuación o al desarrollo de las partidas. Si quieres comunicarnos alguna noticia sucedida en tu mesa de juego, envíanos un mail.