Número: 177.     4ª época.     Año XVI     ISSN: 1989-6289

177 > Ambientación > Organización > La sociedad Aries (Exo). Por: Copromante

 

Una adaptación a EXO de un post muy chulo encontrado navegando aleatoriamente por la GWW (Ver). Copié el texto para usarlo en otra cosa y nunca lo hice, y ahora lo adapto a EXO.

La Sociedad Aries

La Sociedad Aries

La Sociedad Aries es una organización secreta de carácter elitista y especista (en concreto, está formada por los llamados "humanitarios", supremacistas y separatistas humanos). Su objetivo, que ha permanecido prácticamente inmutable a través de las épocas, no es otro que la preservación de la situación de poder preeminente para los humanos, tanto en la República como fuera de sus fronteras.

Aunque es secreta y formalmente no existe, su existencia es conocida por parte de la población, si bien no está libre de especulaciones y leyendas. Empero, la mayoría de la población no cree que realmente exista o, si lo cree, no se la toma en serio, considerándola un grupo formado por extremistas chiflados.

El origen de la Sociedad Aries no está claro. Se especula que se formó en el año 1542 dV., tras oficializarse la amnistía general a los prisioneros veddios y su aceptación en la República como ciudadanos de pleno derecho. Entonces, todavía muchos humanos veían en la integración de las especies alienígenas en la República como una amenaza soterrada para la especie humana. Sin embargo, hay evidencias de que la Sociedad ya existía desde épocas anteriores; se rumorea, incluso, que su verdadero origen podría estar en las guerras Aolha. Estos extremos no han podido ser probados por ningún estudio o investigación, y sus propios miembros actuales no parecen demasiado interesados en buscar sus orígenes, asumiendo que la Sociedad ha existido desde siempre.

Las actuaciones de esta organización se basan en la manipulación encubierta en la medida de sus posibilidades para que se ajuste en lo posible a sus intereses como grupo, que usualmente suelen coincidir en puntos sustanciales. Siendo como son muchas las personas influyentes que forman parte de la Sociedad, a menudo consiguen ejercer una fuerte presión para lograr estos fines.

Aunque muchos de sus miembros residen en planetas del núcleo galáctico, la Sociedad no tiene una sede fija o un lugar de reunión predeterminados, lo que hace aún más difícil seguirle la pista. En vez de eso se organizan en pequeños clubs sociales con escasa vinculación entre ellos. Son muy activos en los foros de opinión y debate político, y a menudo llevan a cabo actos informales (charlas, mítines, etc.) a través de la GWW. Siempre tienen cuidado de no vulnerar las leyes anti-especistas basándose en tecnicismos legales, y sus abogados son realmente buenos en eso. Esto también asegura su continua supervivencia. La Sociedad persiste aunque sus miembros estén cada uno en una esquina de la galaxia o algunos sean detenidos.

Esta organización no tiene un estatuto de membresía demasiado complejo, en buena parte para "equilibrar" los desmesurados egos de sus líderes y evitar disputas: Todos, con independencia de que en su familia hayan sido miembros desde el origen, de su poder económico, militar o social o su antigüedad, son iguales en derechos y obligaciones, y deben contribuir a la Sociedad de forma proporcional a sus capacidades. Muchos de ellos pertenecen a viejas familias muy ricas de la RFP, y disponen de músculo económico y político que emplear para perseguir su agenda. Es sabido que son uno de los lobbys de presión no oficiales más antiguos del Senado, y que llevan siglos tratando de frenar o retrasar todo tipo de leyes federales que otorguen derechos a los no-humanos, así como apoyando toda ley que beneficie u otorgue privilegios a los humanos.

El sistema de organización ha demostrado hasta ahora ser efectivo en un grupo que, por su propia definición, se define como elitista y egocéntrico, motivo por el cual podría desmembrarse en cualquier momento por rencillas internas. Pese a todo, aquí sigue.

A pesar de que cada grupúsculo sigue sus propias normas de funcionamiento, todos los capítulos vinculados a la Sociedad Aries comparten el llamado "Convenio fundacional", que todos los miembros juran o prometen obedecer el día en que son aceptados como miembros.

Convenio fundacional

1.- La Sociedad Aries tiene como objetivo el mantenimiento del poder, la influencia y la prevalencia de la especie humana en toda época y lugar. También el desarrollo de todas las sociedades humanas y su bienestar a través de la heurística y el progreso moral, amparados por los criterios intelectual y verdaderamente superiores de los preeminentes miembros de esta Sociedad.

2.- Todos los miembros de la Sociedad son considerados entre ellos iguales, y una vez aceptados como tales no cabe para con ellos discriminación de ninguna clase.

3.- Solo podrán ser miembros de la Sociedad aquellos individuos de reconocida pureza de linaje humano. No se admitirá a nadie cuyos genes hayan sido mezclados con los de otra especie o hayan sido sometidos a manipulación genética. La aceptación como miembros requiere del voto favorable unánime de todos los miembros presentes, previa proposición por parte de uno de ellos. No hay un número mínimo o máximo de miembros. La condición de miembro se pierde con la muerte o con la traición a la Sociedad, si se considera oportuno. No se transmite legalmente a los herederos.

4.- Son principios básicos de la Sociedad la lealtad y la cooperación entre sus miembros en pos de las metas y objetivos que se marquen, así como la asistencia mutua en caso de cualquier necesidad que pueda surgir.

5.- Quedan prohibidas la conspiración o traición a la Sociedad, sus principios, sus objetivos y/o sus miembros. Estos escogerán el castigo competente al sancionado.

6- La Sociedad Aries es secreta. Queda prohibido revelar cualquier información sobre ella a todo individuo que no tenga la condición de miembro o no haya sido autorizado por ellos.

7.- La Sociedad Aries se excluye de cualquier ideología política, corriente de pensamiento o nacionalismo, y se considera superior a todos ellos, tanto ella misma como sus objetivos.

8.- En la consecución de sus objetivos, los miembros financiarán la Sociedad como ellos convengan, de tal modo que ésta tenga su propio patrimonio, independiente del de sus miembros.

9.- Los miembros elegirán por mayoría simple un líder, denominado Gran Mago. Éste ostentará mayores poderes respecto al resto de miembros solo en cuestiones representativas y de orden durante las reuniones.

10.- Las reuniones presenciales de los miembros de la Sociedad serán convocadas por el Gran Mago, pero pueden ser solicitadas y convocadas por cualquiera de los demás miembros si éste no muestra iniciativa en el lapso de cinco años. El convocante es el responsable de organizar y arreglar el buen funcionamiento de la reunión y la comodidad y satisfacción de sus camaradas. Los acuerdos que se adopten en nombre de la Sociedad deben hacerse de forma unánime por todos los miembros presentes, siendo obligatorio comunicar tales decisiones a todos los miembros. La ausencia no justificada de uno de ellos no invalidará el acuerdo si éste no muestra su oposición expresa en el plazo que se determine.

11.- En caso de indisciplina, de traición o de revelación de secretos los miembros formarán un Tribunal que, por unanimidad, decidirá el destino del castigado.

12.- La modificación de algún precepto de estas normas requerirá de la unanimidad de todos los miembros, debiendo estar todos presentes.