Número: 159.     4ª época.     Año XV     ISSN: 1989-6289

159 > Equipo > Seguridad > Excretador aioll (Exo). Por: Rubén Ramos

 

Excretador aioll

El excretador es una de las soluciones que han empezado a presentar al público los Aioll para mostrar que ellos se sobran y bastan con su tecnología para protegerse ante cualquier contingencia.

Sus soluciones no son limpias, como este arma atestigua. Pero son efectivas.

El excretador (conocido entre los grupos de expertos de la RFP como el “dispensador de diarrea”) es una desagradable contramedida que se usa como defensa no letal para evitar intrusos indeseados o reprimir manifestaciones violentas sin bajas.

El excretador es un largo tubo con una base adhesiva (a través de una ventosa similar a la de las lampreas) que se puede adherir a casi cualquier superficie, en cualquier ángulo. Dicho tubo es básicamente un tubo digestivo cuyo orificio de salida no es una “boca” (como dice la publicidad) sino un ano. El excretador se alimenta con “células” de energía, las cuales digiere y retiene hasta que se produce un evento externo que le compele a expulsarlo con fuerza. Por lo general, ese evento es bien una descarga eléctrica que activa la función excretora o la existencia de ciertas feromonas en el aire.

El excretador tiene varios tamaños, pero por lo general los más funcionales son de unos tres o cuatro metros de longitud. Este tamaño permite una carga de cinco a diez disparos efectivos. Cuando un usuario activa el excretador, éste lanza (a una distancia respetable) un proyectil orgánico creado de material de desecho el cual despide un olor nauseabundo y que cuando impacta se deshace e impregna con un limo viscoso la superficie que golpea.

El olor es tan penetrante que es capaz de incapacitar a sus víctimas (por una parte debido a las arcadas y las naúseas y por otra, la superficie sobre la que se encuentren se vuelve resbaladiza en extremo e imposible de caminar). Además, y con esto cuentan los Aioll, las personas golpeadas son de manera habitual objeto de video viral en la GWW. Y es difícil mostrarse serio en tus reivindicaciones cuando eres carne de burla en la galaxia entera.

En términos de juego

El excretador tiene el siguiente alcance: 10/30/50/100/150

El área de efecto es de unos 6 metros de radio.

No provoca daño. Obliga a realizar una tirada de aturdimiento con tres rangos de dificultad. Las máscaras de gas y similares reducen en un grado la dificultad. Las armaduras o equipos herméticos no han de relizar la tirada.

Entrar o salir del área impactada obliga a realizar tareas de AGIx3 con dos grados de dificultad.