Número: 189.     4ª época.     Año XVII     ISSN: 1989-6289

189 > Reglas > Creación > Piloto de caza alemán (CdG). Por: Juan Carlos Herreros Lucas

 

Piloto de caza alemán

1940, Batalla de Inglaterra

Cuando comenzó la batalla de Inglaterra (el intento de doblegar a la RAF por parte de la Luftwaffe), la fuerza aérea alemana era una de las mejores del mundo. Sus pilotos habían salido victoriosos de todas las campañas previas: Polonia, Dinamarca y Noruega, Países Bajos y Francia. Es cierto que, salvo en la última, no se habían encontrado rivales de consideración, pero su actuación había sido mejor que lo que podría esperarse de la superioridad aérea. Fue la concurrencia de tres aspectos lo que facilitó esto: los pilotos alemanes tenían bastante experiencia (la rama aérea no había sido de las más castigadas por el tratado de Versalles y llevaban entrenando desde 1933), sus aviones era algunos de los más avanzados de su época y, por último, los alemanes habían reescrito las tácticas aéreas (cómo volar en formación, cómo apoyar a las unidades en tierra, etc.). No es de extrañar, por tanto, que cuando volaron hacia Inglaterra rebosaban confianza en la victoria final.

La fuerza alemana, además, era un cuerpo de élite, ya fuera por la personalidad de la persona al mando (Goering), por decisión de las fuerzas armadas o por la naturaleza tecnológica de sus equipos, un piloto pertenecía a una especie de clase alta dentro del estamento militar, por encima de los carros de combate e, incluso, por encima de la orgullosa armada naval.

Al inicio, muchos pilotos fueron clandestinos, apuntados a la DVS (Deutsche Verkehrsfliegerschule) que era una escuela para pilotos civiles (una tapadera para sortear el Tratado de Versalles). Era una época de gran crisis económica en el mundo y, en especial, en Alemania. Entrar en la escuela no era barato y eso reducía mucho el origen de los candidatos. Cuando se denunció el Tratado y Alemania comenzó a rearmarse abiertamente, el acceso fue más abierto, aunque los veteranos (los mandos) seguían perteneciendo a esas familias más pudientes.

Focke Wulf 44

Un piloto pasaba unos 6 meses en un campo de entrenamiento (Fliegerersatzabteilung). Allí recibía un entrenamiento inicial, la instrucción militar (física, en plan castrense) y se empezaban a introducir elementos teóricos (como la lectura e interpretación de mapas). No volaban aún. De aquí, pasaban 2 meses en una escuela aeronáutica (Fluganwärterkompanie) donde conocían los fundamentos teóricos de la aeronáutica (lo necesario para volar). De aquí pasaba a volar en un campo de entrenamiento (A/B Schule). En los campos A recibía nociones teóricas, alguna práctica como el morse y el codificado y empezaba a volar con aparatos ligeros (Klemm 35 o FW44). En el B empezaba a volar con aparatos más complicados, incluso algunos modelos de combate ya retirados. Tras acumular 100 o 150 horas de vuelo, el estudiante recibía su licencia de piloto (Luftwaffenflugzeugfuehrerschein) y sus alas (Flugzeugfuehrerabzeichen). No acababa aquí su periplo, porque los pilotos, en función de sus aptitudes, eran seleccionados como pilotos de caza o bombardeo y eran mandados a las respectivas escuelas de especialistas (C Schule) donde aprendían las tácticas y maniobras propias de cada tipo de avión y dónde ya volaban con los aviones más actuales. En estas escuelas de pilotos realizaban entre 50 y 60 horas de vuelo adicionales. De aquí pasaban a las escuelas operacionales (Ergaenzungseinheiten) que ya formaban parte de los grupos aéreos donde formaban una especie de reserva mientras entrenaban en las necesidades concretas de esa unidad.

Nota: este sistema de entrenamiento tan largo solo perduraría hasta 1942. A partir de esa fecha y por necesidad, el entrenamiento se recortó.

Sesión de entrenamiento

Según transcurría la batalla de Inglaterra, la confianza de la fuerza aérea alemana fue decayendo. La RAF operaba sobre su territorio; eso aumentaba su tiempo operacional (más tiempo de combate) y reducía su desgaste (los pilotos derribados se recuperaban, cosa que no pasaba con los alemanes que acababan prisioneros o ahogados en el canal).

Datos

Características

Cuerpo: 7
   Fuerza: 6
   Vitalidad: 5
   Resistencia: 4
Destreza: 5
   Agilidad: 4
   Coordinación: 5
   Velocidad: 3
Instinto: 7
   Percepción: 7
   Concentración: 7
   Intuición: 5
Inteligencia: 5
   Memoria: 5
   Lógica: 4
   Inventiva: 4
Presencia: 7
   Carisma: 4
   Voluntad: 6
   Apariencia: 7

Habilidades

(Ver nota final)

Básicas

Burocracia: 10
Callejeo: -
Camuflar: -
Conocimiento: 10
Descubrir: 12
Dialéctica: 8
Equitación: -
Esconder: -
Escuchar: -
Falsificar: -
Geografía: 14
Lanzar: 6
Nadar: 0; 10 (1/2)
Ocultar: -
Orientación: 15
Rastrear: -
Robar: -
Saltar: 5
Seducción: 10
Trepar: 5

Especiales

Cerradura: -
Comunicaciones: 15
Explosivos: -
Ingenios: -
Interrogación: -
Mecánica: 5
Medicina: -
Paracaidismo: 10
Primeros Auxilios: 5
Química: -
Pilotar Motos: -
Pilotar Coches: 10
Pilotar Camiones: -
Pilotar Tanques: -
Pilotar Cazas: 14; 18 (1/3)
Pilotar Bombarderos: -
Pilotar Barcas: -
Pilotar Buques: -
Idioma: -

De Combate:

Pistola: 5; 10 (1/4)
Fusil: 5; 8 (1/2)
Bayoneta: -
Subfusil: -
Ametralladora: 5 (solo aéreas)
Lanzallamas: -
Lanzagranadas: -
Artillería de Campaña: -
Artillería Pesada: -
Armamento Aéreo: -
Armas Arrojadizas: -
Armas Blancas: -
Armas Contundentes: -
Matar en Silencio: -
Lucha Desarmado: -

Nota final: Se indican los valores de la habilidad. Si alguna entrada incluye una fracción entre paréntesis tras el valor de la habilidad indica que no todos los soldados tendrán esa habilidad, sólo los indicados en el paréntesis. También pueden aparecer varios valores seguidos los últimos por una fracción entre paréntesis. Es decir 10; 25 (1/4) significa que uno de cada cuatro soldados tendrá 25 en esta habilidad y que 3 de cada 4 tendrán 10. Y también, 8; 15 (1/3); 20 (1/9) significa que de cada 9 soldados, uno tendrá 20, tres (9 x 1/3) tendrán 15 y cinco (el resto) tendrán 8.

Moral y Mando

En los primeros días de la Batalla de Inglaterra, los alemanes creían ciegamente en la victoria y tenían bastante elevada la moral. Considera un -2 como modificador de moral, pero tras las primeras semanas (a partir de septiembre de 1940) los pilotos empezaron a dudar y los pilotos tendrán una moral de 0 que subirá a +3 a final de la batalla.

Con el mando podemos hacer una escala parecida. Al principio, la jerarquía militar tenía plena confianza en el sistema en que la Luftwaffe derrotaría a la RAF. Esta confianza se trasladó a los pilotos y tendrán una confianza en el mando de 11 en los primeros días de la batalla. Bajará a 9 en agosto y a 8 en septiembre y acabará la batalla con un delicado 7.