Número: 153.     4ª época.     Año XIV     ISSN: 1989-6289

153 > Aventuras > Ojos de Clara > 2x03 - Fantasmas de Venus (RN). Por: Francesc Almacelles

 

2x03 - Fantasmas de Venus


Anteriormente...

[..] ¿Qué nuevo juego traerá entre manos el ex-profesor universitario? [..]

[..] en el caso anterior donde apareció el símbolo. Recuerdan que fue en la casa del desaparecido [..]

[..] Esta nueva carta-símbolo les lleva hacia otra de las localizaciones del anterior caso [..]

[..] llega un momento que no se encuentran grabados en la carta [..]

[..] últimas pesquisas las realizan en el cementerio, en las tumbas profanadas [..]

[..] Vestida con una impoluta mortaja blanca, los brazos cruzados sobre el pecho, algo de sangre en manos y cara,… parece que no respirara [..]


[_fundido a blanco_]

-¡Llega Claudia! -canturrea ClaraNiña. Repite y repite la misma frase, cambiando la musicalidad. Mientras, no para de brincar y bailar alrededor de la cama de Clara.

Está en su habitación de casa de sus padres, enchufada a algún aparato que no para de dar pitidos rítmicos, en consonancia con la cancioncilla. A ratos más bien parece la habitación paterna, estoica ella, o mas tarde la de su casa, que comparte con Alonso. Las sábana huelen a rocío, o ¿es más bien la máquina?

ClaraRebelde entra como un torbellino, dando un portazo. Grita a ClaraNiña que deje de cantar, que la pone de mala leche. Bueno, cualquier cosa le pone de mala leche. El mundo, y su gente, giran taaan lentamente...

-¡Aquí estás, tirada en la cama, huyendo de tus obligaciones! -le vocifera- Si no te mueves nunca sabremos que hizo Pedro.

-Claudia nos oye pensaaar... -continua con su canción ClaraNiña.

El olor a cuero viejo, gasoil, ¿grasa?,... parece inundar sus fosas nasales, sus poros, su ser. Quiere vomitar. Su cuerpo se rebela contra esa sensación. Sus músculos se tensan al máximo y su cerebro quiere hurgar en el mejunje olfativo. Gusto a hierro en su boca, las arcadas se multiplican.

ClaraQueYaNoSerá se sienta a los pies de la cama y la mira con una condescendencia hastiada.

-Según la resolución del Tribunal Supremo tu puedes ser considerada culpable de denegación de auxilio -le espeta-. La resolución del crimen es innegociable para que víctima pueda descansar.

-Es imperativo que des salida a la información que te guardas en la cabeza. Dale forma física y sabrás de su significado -continua asediándola desde una falsa perspectiva de indolencia-. ¡Oblígate!

...y letras y números empiezan a formarse delante suyo, a media altura. Crepitan en un chisporroteo eléctrico...

-¡Ya llegó!!!!

...si, esa secuencia significa...

La oscuridad empieza a entrar por la puerta. A adueñarse de la habitación y de su contenido. Todo va siendo engullido por esa falta absoluta de luz. Y aún dentro de esta oscuridad más tenebrosa distingue a Claudia, que con sus manos parezca que esté dirigiendo esta fagocitación lumínica.

...los números desaparecen... …ha tenido su significado a dos milímetros de su consciencia...

Claudia se ha aposentado en su habitación. Ya no se distingue nada. El sonido de ¿la máquina? también parece haberse detenido. En medio de esta nada allí está Claudia. Claudia, su hermana gemela. Claudia, que murió a las pocas semanas de nacer.

[_negro absoluto_]