Número: 200.     4ª época.     Año XVIII     ISSN: 1989-6289

200 > Aventuras > Exo > 05: El poder del amor (Exo). Por: Rubén Ramos

 

El poder del amor

Resumen

Los personajes han de ayudar a un Nublo Dezler, tyrano ciudadano marquiano a reunirse con su amado, Leper Primde ciudadano del Imperio Tyran.

Antecedentes

Los personajes pueden haber jugado la aventura anterior (19681 Ver). Si es así, Ortega les recomienda que contacten con su amigo Leper, un tyrano que vive en el sistema Roosencu, que se encuentra en la frontera entre el Imperio Tyran y La Marca.

Hacia el Imperio Tyran

No debería de haber problemas, si los personajes se preparan un poco. De todas maneras, puedes añadirles las dificultades habituales si quieres plantear en la mesa de juego algún reto adicional:

Algún tipo de anomalía espacial que les provoca retrasos o desvíos no deseados.

Puede saltar al vacío utilizando alguna ruta proco transitada o rutas secundarias que conozcan. En esta opción, los encuentros deberán ser mínimos, pero el riesgo de perderse grande. Astrografía y Pilotar se penalizan con +1GD o 2GD.

Utilizar la ruta habitual. No es mala opción, pero deberían de tener en cuenta que agentes de aduanas, militares y personal de seguridad hará muchas preguntas, sobre todo si les inspeccionan. Las habilidades sociales de Dialéctica, Protocolo, Mando y Falsificación serán necesarias para los agentes marquianos y tyranos. Sobre todo debido al estado de alerta y conflictos que se están produciendo en la frontera que comparten.

Si Bior, el marbagán de la segunda aventura no ha conseguido una compensación por su nave, les volverá a atacar. Esta sería la tercera vez. Bior tiene una nave de tamaño razonable y armamento mejorado, pero nada que no sea posible esquivar y además, ha contratado una nave de un compañero de negocios marbagán que le debe un favor, la cual viene con un equipamiento similar. Con Bior es posible no combatir, pero está muy, muy enfadado. Pedirá el precio de la nave más 20.000 estándar. Negociar a la baja con Bior está penalizado con +2GD de dificultad. Si en esta tercera vez son capaces de rechazarle, Bior se dará por vencido. Les considerará unos mercaderes a la altura de un vereano de pura cepa.

El sistema Roosencu

El sistema Roosencu es un sistema estelar de una docena de planetas, habitable el quinto y hogar de alrededor de veintitrés millones de seres. El resto de planetas tienen poblaciones transitorias dedicadas a la extracción de minerales y recursos energéticos.

Leper vive en una pequeña ciudad situada en las latitudes más septentrionales del planeta Roosencu (llamada Ópalo), un lugar dedicado a la investigación científica (tiene una importante universidad de ciencias físicas) y al turismo de invierno. Es una ciudad que ocupa una amplia superficie, de edificios bajos agrupados en pequeñas urbanizaciones y salpicada de bosques y lagos termales.

Leper

Leper es un tyrano de unos sesenta años, elegante y educado. Ha sido un diplomático toda su vida, aunque últimamente se dedica a gestionar un par de empresas de turismo que le dan unos discretos pero suficientes beneficios económicos. Les recibirá en su casa tras ir a buscarles en su vehículo al astropuerto (situado en una isla frente a la línea de costa de la ciudad).

Tras invitarles a un refrigerio, Leper les indica que quiere saltar a la Marca, hacia un sistema conocido en las cartas estelares como anihobde, pero que en La Marca y el resto de la galaxia se conoce como Verondia. El sistema es poco importante, pero allí se encuentra un "amigo de negocios" que necesita su ayuda, Nublo Dezler.

En realidad, Nublo y Leper son amantes. Y Nublo está en ese sistema en una base espacial llamada Diente de león. Es una base que se utiliza como centro de detención. La razón: es un antiguo activista radical pro Imperio Tyran. Y sí, tiene delitos de sangre a sus espaldas.

La redención a través del amor

Leper conoció a Nublo en un viaje diplomático en la Marca, a través de una aplicación de citas, si saber a qué se dedicaba el uno y el otro. Allí inició una relación amorosa con el activista y revolucionario. Ambos quedaban en lugares discretos y alejados de miradas curiosas. En esta relación ambos aprendieron muchas cosas el uno del otro y sus posiciones fueron suavizándose como siempre pasa. Y entendieron que lo importante en esta vida es otra cosa distinta a la política.

Ahora quieren reunirse e irse a vivir juntos en otro lugar de la galaxia. Le pedirán a los jugadores que les dejen en algún lugar de la RFP u Oeon.

Diente de león

La estación Diente de león es una estación pequeña. Está preparada para alojar unos veinte "huéspedes" y unos sesenta trabajadores (de los cuales una veintena son soldados. Usa la plantilla de milicianos que te encaje. 19051 Ver). La estación tiene siete niveles, y de abajo arriba son: Generadores de energía, zonas comunes de comercio y ocio y hangares, barracones, gimnasio y zona de entrenamiento, habitaciones deh uéspedes (en realidad, celdas abiertas) y zona de mando y comunicaciones. Todo está comunicado por un ascensor al que se puede acceder libremente, salvo en el segundo nivel que se requiere un código para llamar al ascensor desde ese nivel.

Opciones de rescate

Leper tiene prohibida la entrada en La Marca, por asociación con elementos subversivos. Será necesario Utilizar rutas creativas o alternativas, salvo que quieran arriesgarse a que los marquianos les echen el guante.

Formas de sacar a Nublo de allí:

Fingirse un equipo de comercio y refresco. Puede intentar infiltrarse mientras comercian en las zonas comunes y hangares, ya que la estación se reabastece de manera habitual a través de naves de comercio que pasan de manera más o menos regular por allí. Las defensas automáticas son buenas, pero nada imposible de reventar. Por un -1GD de dificultad para saltárselas (cámaras, cerraduras magnéticas, etc.)

Sobornar a algunos empleados. El destino es una mierda para los marquianos y lo saben. Suelen ser personas que hacen turnos obligatorios por alguna pifia anterior o que no encuentran un mejor puesto de trabajo. Una buena mordida o la promesa de sacarles de ahí y dejarles en un destino más apetecible debería de funcionar. Sobornar soldados es mucho más difícil. Sin modificadores para los trabajadores, +2GD si son soldados.

Entrar a saco, asaltando desde el exterior o el interior. Muy difícil. Los soldados son buenos, disciplinados y al menos hay unos cinco con poderes psíquicos. Pero podría ser. Los cazas, cinco, que hay en la base pueden ser un problema también para la huída.

Explicar al director de la diente de león que en realidad, esto va de unir a dos personas que se quieren para que huyan juntos y vivan felices en otro lugar. Esta es posiblemente, la opción que la mesa de juego usará, pero para celebrar este número 200… creednos, dirección de juego: en este caso, funcionará porque es de lo que va esto. La mesa de juego puede utilizar una encendida defensa con Alfonso Márquez, el director. Y Márquez accederá. No hagas tirada. Sin el discurso lo merece, el éxito es automático. Liberará al rehén.

Final

Leper y Nublo agradecen a los jugadores la ayuda, les pagarán si es lo que han acordado y partirán a una nueva vida juntos.