Número: 164.     4ª época.     Año XV     ISSN: 1989-6289

164 > Reglas > Combate > Cohetes Masivos (CdG). Por: Juan Carlos Herreros Lucas

 

Cohetes masivos

En la segunda guerra mundial existieron diferentes armas que consistían en lanzar una enorme cantidad de explosivos en una zona relativamente pequeña (o grande uniendo varias armas). Estamos hablando de los Nebelwerfer alemanes, los Kathyushas soviéticos o los Calliope estadounidenses. Todas estas armas se utilizaban siguiendo una doctrina de fuego de saturación y aunque cada una tenía sus particularidades, los efectos eran devastadores (donde impactaban). Si eres un director de juego de Comandos y piensas en lanzar una de estas demoledoras armas contra los personajes de tus jugadores, este es el artículo que estabas buscando.

Nebelwerfer 41 - fotografía de Mark Pellegrini tomada en el museo de Aberdeen - CC BY-SA 2.5

Estas armas suelen trabajar en batería y si oyes a una es que hay algunas más disparando a la vez, lo que quiere decir que sus cargas explosivas también llegarán a la vez. A diferencia de la artillería pesada que lanza bombas de gran peso, estas armas lanzan muchas bombas de meso medio que se reparten por toda la zona. Además, cada arma disparaba en secuencia; su efecto era más demoledor en destino de esa forma y los proyectiles no producían interferencias en vuelo. Por ello, nunca habrá una sola explosión sino una gran secuencia de pequeñas explosiones. Eso es lo que más desmoralizaba a los receptores del bombardeo.

A efectos de las reglas tendrán un modificador por densidad de bombardeo de pesado (+10). Su efecto no es tan demoledor como un bombardeo pesado artillero, pero los soldados tenían especial miedo a estos lanzacohetes y su reacción es exagerada. Los soldados más veteranos, que ya se hayan enfrentado a ello, podrían considerar el modificador como medio (+5). En cualquier caso, es raro que el bombardeo dure más de 30' y los personajes solo deberán realizar un chequeo de moral.

Sherman M4 Calliope en Francia - Imagen de dominio público.

Si fuera necesario comprobar si algún personaje recibe alguna herida, considera que es un tipo medio para los chequeos de Agilidad (página 165 del manual). Estas armas no solían mantener el bombardeo mucho tiempo porque eran fáciles de detectar (por el humo de los cohetes) y podían convertirse en víctimas del fuego de contrabatería. Por ello, solo habrá que realizar un chequeo de Agilidad. En el caso de los Nebelwerfer se podría añadir un +5 al tipo II del daño para reflejar que su carga era mayor que la de los lanzacohetes Aliados.